11 militares chinos muertos en un accidente de helicóptero durante un ejercicio.

Al parecer la causa del accidente se habría debido a la falta de calidad de los motores utilizados en la aeronave.

Durante el ejercicio militar realizado por la Fuerza Aérea de China a finales del mes de octubre, llamado “Un ataque sorpresa en Hong Kong”, se produjo un accidente de helicóptero que causó la muerte de 11 militares, según ha informado el Centro de Información para los Derechos Humanos y la Democracia con sede en Hong Kong.

Soldados de la Brigada de Asalto Aéreo de la Región Militar del Sur de China despegaron de la ciudad de Chongzuo, provincia de Guangxi, el 21 de octubre, lanzando un “ataque sorpresa” contra el condado de Xupu de la provincia de Hunan, ubicado a 500 millas de distancia (804,7 km), que se utiliza para representar a Hong Kong.

A las 7:40 pm, un Z-8G, el último helicóptero de transporte militar de China, se estrelló contra una montaña en el condado de Xupu. Las 11 personas que se encontraban a bordo, 3 oficiales y 8 soldados, murieron. Los oficiales habían participado en el desfile militar en Pekín el 1 de octubre para conmemorar el 70º aniversario de la toma del poder del Partido Comunista de China.

Los medios de comunicación estatales chinos informaron de la muerte de los oficiales 5 días después, el 26 de octubre, y mencionaron específicamente que habían participado en la formación del número “70” durante el desfile del aniversario y los elogiaron como mártires. Sin embargo, los medios no identificaron a los ocho soldados que también perdieron la vida en el accidente y omitieron detalles sobre el propósito del simulacro militar y el modelo del helicóptero.

Los helicópteros vuelan en formación para crear el número 70 durante el desfile militar en la Plaza Tiananmen de Pekín para conmemorar el 70 aniversario de la fundación del régimen comunista chino el 1 de octubre de 2019.

El día después del fatal accidente, el mismo modelo de helicóptero fue el centro de atención del público cuando hizo su debut en la Quinta Exposición de Helicópteros de China en Tianjin. El Z-8G, el último modelo de helicópteros de transporte de gran tamaño, fue presentado como un importante avance en el desarrollo de la tecnología militar. El ejército chino afirma que se trata de un helicóptero todo terreno y para todo tipo de condiciones climáticas,  capaz de transportar a 30 soldados completamente armados y de volar 620 millas (997,8 km) en un solo viaje.

Un helicóptero Z-8G durante la Quinta Exposición de helicópteros de China.

Sin embargo, un experto militar le dijo al diario South China Morning Post  el 28 de octubre que la falta de calidad de los materiales utilizados en los motores junto con los sistemas de control de vuelo a menudo eran las razones clave detrás de los accidentes aéreos.  

Como ejemplo, el mal funcionamiento del sistema de control de vuelo de los aviones de combate J-15 causó dos accidentes en abril de 2016, que causaron una muerte y una lesión grave.

El coronel Zha Xianwei, piloto e instructor de primer nivel, murió el 26 de abril de este año cuando el helicóptero de ataque CAIC Z-10 que estaba volando sufrió un fallo mecánico en los sistemas de vuelo. Zha habría sido el piloto líder del equipo de helicópteros en el desfile militar del Día Nacional si aún estuviese vivo.

Desde el establecimiento de la fuerza aérea del Partido Comunista Chino, en los últimos 60 años, más de 2.000 pilotos de la fuerza aérea han muerto en accidentes aéreos.

Un Z-8KH de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación.

Olivia Li, Epoch Times

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com