69º Aniversario del primer lanzamiento paracaidista del Ejército del Aire

La Escuela Militar de Paracaidismo (EMP) ‘Méndez Parada’, celebró el 69º aniversario del primer lanzamiento paracaidista realizado en sus instalaciones.

El acto central fue presidido por el Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), general del aire, F. Javier García Arnaiz, acompañado por el jefe del Mando Aéreo General , general de división José María Salom Piqueres y el jefe de la Base Aérea de Alcantarilla y director de la EMP, coronel Fernando Goy Martín, además de por otras autoridades militares y civiles.

Las actividades previas consistieron en un briefing de la unidad, una visita a los simuladores de paracaidismo y el descubrimiento de una placa-mosaico junto al área de embarque de paracaidistas de la escuela efectuado por el JEMA, acompañado del general de división José López Hijós.

Lanzamiento EZAPAC

En dicho acto se entregó un obsequio como paracaidista distinguido al coronel en situación de retiro Miguel Ángel Esteban López. El oficial paracaidista de mayor graduación en activo del E.A., comandante del mando conjunto de Ciberdefensa de la Fuerzas Armadas, general de división Carlos Enrique Gómez López de Medina, dirigió unas palabras a los presentes en las que alabó la competencia y profesionalidad del personal docente de la EMP.

Tras rendir homenaje a los que dieron su vida por España, el acto concluyó con un desfile aéreo por parte de aviones T.12 del 721 Escuadrón de Fuerzas Aéreas y terrestre, encabezado por vehículo del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas y seguido por las fuerzas participantes.

Además, la jornada de celebración contó con la asistencia de numerosos paracaidistas del Ejército del Aire, tanto en activo como en la situación de reserva y retiro, así como de representantes del Ejército de Tierra, Armada, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y asociaciones de veteranos paracaidistas (ASVEPAREA-ASVEPAMUR).

Avión T-12 del 721 Escuadrón de Fuerzas Aéreas en vuelo.

 

La Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada en la actualidad

La Escuela Militar de Paracaidismo cuenta para la enseñanza y práctica del paracaidismo militar con unas instalaciones que constituyen una referencia para las escuelas de paracaidismo, encontrándose entre las más avanzadas del mundo.

Dispone de una torre de lanzamiento y un simulador de descenso para apertura automática, inaugurados en el año 2005, que permiten un perfecto entrenamiento para las tropas que deben iniciar su preparación paracaidista. Estas instalaciones para apertura automática han permitido elevar la seguridad de los saltadores y disminuir el número de bajas para obtener la aptitud de Cazador Paracaidista.

Para la enseñanza del paracaidismo militar en la modalidad de apertura manual, así como su posterior entrenamiento, se puso en funcionamiento a principios del año 2007 el conjunto de simuladores de entrenamiento de paracaidismo militar en esa modalidad. Este conjunto consta de dos simuladores: el simulador virtual de paracaidismo (PARASIM) y el simulador de caída libre, coloquialmente conocido como túnel de viento.

El PARASIM es un sistema que, mediante técnicas de realidad virtual, permite al alumno la práctica de distintas emergencias en el proceso de apertura de la campana del paracaídas y posteriormente entrenar la navegación con campana abierta, desde la altura de apertura hasta el punto de aterrizaje. Este simulador, con capacidad para nueve saltadores, permite su utilización para entrenamiento individual o interconectar los nueve equipos para simular la navegación en patrulla.

El simulador de caída libre, túnel de viento, puede albergar en su interior hasta seis saltadores simultáneamente. Este simulador permite incrementar la seguridad del paracaidista desde la salida del avión hasta la apertura de la campana, logrando un aprovechamiento total del tiempo de vuelo, al poder centrar toda la atención exclusivamente en el aprendizaje, controlando la posición del cuerpo, los giros y evoluciones, bajo la tutela del profesor en tiempo real y evitando riesgos.

Mas recientemente, en el año 2011, entró también en funcionamiento en la Escuela Militar de Paracaidismo el simulador para entrenamiento de los controladores aéreos avanzados (FAC), conocido como SIMFAC. Esta nueva instalación con una tecnología puntera en simulación, cumple con todos los requisitos exigidos por la OTAN para la validación de controles FAC, necesarios en la obtención de la calificación de este personal experto de la OTAN.

Las modernas instalaciones de última generación dedicadas a la enseñanza del paracaidismo y del apoyo aéreo, la ubicación geográfica que asegura unas inmejorables condiciones climatológicas durante todo el año y la plantilla de profesores e instructores que acumulan una gran experiencia, hacen de la Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada un referente para el resto de escuelas de paracaidismo, tanto militares como civiles, y la convierten, en la mejor escuela de paracaidismo de Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *