A diferencia de Finlandia, Canadá rechaza las pruebas de aviones en clima frío.

Finlandia, que está considerando el mismo avión que Canadá para su nueva flota de aviones, está exigiendo a cada empresa competidora que proporcione dos aviones para probar a muy bajas temperaturas y en condiciones de funcionamiento reales.

Canadá no realizará pruebas para ver cómo se comportan estos aviones en condiciones de clima frío.

 

La decisión de no proceder con tales pruebas en el marco del programa de adquisición de futuros cazas de Canadá, de 19.000 millones de dólares canadienses, contrasta con la de Finlandia, que está considerando la misma aeronave que Canadá, para su nueva flota de aviones. Cada una de las empresas de defensa competidoras está obligada a proporcionar a Finlandia dos aviones para que los pruebe a bajas temperaturas y los evalúe en condiciones operativas reales.

El Ministerio de Servicios Públicos y Adquisiciones de Canadá ha confirmado que Canadá no realizará ningún vuelo de despegue entre los aviones competidores ni pruebas para operaciones en clima frío como las que está realizando Finlandia.

Finlandia y Canadá están considerando el Boeing Super Hornet, el Lockheed Martin F-35 y el Saab Gripen. La Fuerza Aérea de Finlandia también está probando el Dassault Rafale y el Eurofighter Typhoon, que se retiraron de la competición canadiense debido a las preocupaciones de que el proceso se amañara para favorecer al F-35.

Un avión Super Hornet F / A-18F de la Marina de los EE. UU

Finlandia espera comprar 64 aviones. Canadá comprará 88 aviones.

Los representantes de la industria aeroespacial canadiense dicen que las compañías competidoras, así como las fuerzas aéreas aliadas, podrían proporcionar a Canadá los resultados de las pruebas que han realizado los aviones para la competición finlandesa.

Finlandia podría haber tomado la misma ruta, pero su personal de adquisiciones quiere asegurarse de que el país obtenga una buena relación calidad-precio ya que el proyecto costará alrededor de 14.000  millones de dólares USA.

Lauri Puranen, gerente del programa del Ministerio de Defensa de Finlandia, explicó las extensas pruebas que se llevarán a cabo y las razones para no confiar en las pruebas realizadas por otros. “El entorno operativo finlandés y los métodos pueden diferir de las condiciones climáticas y de iluminación de otros usuarios”, afirmó Puranen. “Las condiciones invernales afectan el funcionamiento del caza multifunción y especialmente en el rendimiento de los sistemas electroópticos, pero posiblemente también a otros sistemas activos y pasivos”.

Los candidatos a los aviones de combate serán probados en tierra, en el aire y durante el despegue y el aterrizaje, agregó.

La prueba de los aviones de la competición se encuentra actualmente en curso.

A finales de este año, la Fuerza Aérea Finlandesa llevará a cabo otra serie de pruebas con los aviones participantes en las operaciones de vuelo y un largo juego de guerra simulado.

Finlandia espera seleccionar un ganador para el programa de aviones en 2021. Los aviones, que sustituirán a la actual flota de F/A-18 de Finlandia, se esperan para el año 2025.

Un caza Saab Gripen se muestra en el Farnborough International Airshow en Hampshire, sur de Inglaterra.

El gobierno canadiense espera que las ofertas para su programa de aviones de combate se presenten a finales de marzo. El ganador de la licitación se determinará a principios de 2022. El primer avión se entregará a la Real Fuerza Aérea Canadiense en 2025.

La información sobre la forma en que Canadá tiene previsto evaluar los aviones es limitada. Sin embargo, el Ministerio de Servicios Públicos y Adquisiciones de Canadá ha señalado que el mérito técnico constituirá la mayor parte de la evaluación en un 60 por ciento. El coste y los beneficios económicos que las empresas pueden proporcionar a Canadá valdrán cada uno un 20 por ciento.

Los rivales de Lockheed Martin han expresado su preocupación por el hecho de que el concurso haya sido diseñado para favorecer al F-35. El Ottawa Citizen informó el año pasado que los requisitos para los nuevos aviones pusieron énfasis en el ataque estratégico y en el ataque a objetivos terrestres durante las misiones extranjeras. Se considera que ese criterio beneficia al F-35. Además, el gobierno federal cambió los criterios sobre cómo evaluaría los beneficios industriales después de que el gobierno de Estados Unidos amenazara con retirar el F-35 de la competencia.

Un F-35 Lightning II de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos se presenta en la edición 2019 de AERO Gatineau-Ottawa en el Aeropuerto Exécutif de Gatineau-Ottawa.

El gobierno conservador de Canadá había seleccionado previamente el F-35 como el nuevo avión de la fuerza aérea, pero se retiró de ese plan después de las preocupaciones sobre la tecnología y el creciente coste.

Durante la campaña electoral de 2015, Justin Trudeau prometió que su gobierno no compraría el F-35. Pero al mismo tiempo, Trudeau declaró que su gobierno celebraría una competencia abierta para la compra del caza.

El gobierno liberal se retractó de su promesa de congelar el F-35 y el avión es ahora visto como un favorito en la competencia, ya que tiene muchos partidarios en la Real Fuerza Aérea Canadiense. Muchos de los aliados de Canadá planean operar este avión.

Canadá es un socio en el programa del F-35 y ha contribuido con fondos para el desarrollo del avión.

David Pugliese

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com