A pesar de los retrasos Taiwán actualizará sus 142 aviones de combate F-16.

Se espera que el programa multimillonario de Taiwán para modernizar su flota de 142 aviones de combate F-16 para llevarlos al estándar Viper se complete en los próximos cuatro años.

El ministro de Defensa, Yen Teh-fa, dijo el miércoles al parlamento que todos los problemas con el programa de actualización habían sido resueltos y que la fuerza aérea esperaba recibir los aviones para el 2023. El rendimiento de los aviones se verá aún más reforzado con la incorporación de nuevas computadoras de misión, una suite de guerra electrónica mejorada y aviónica, un Nuevo sistema de radar y la integración de armas guiadas de precisión de medio alcance y sistemas automáticos para evitar colisiones en tierra.

El ministro Yen respondía así a las preocupaciones de los legisladores de que el calendario de adaptación se vería afectado por la compra de 66 aviones de combate Lockheed Martin F-16V Viper por un importe de 8.000 millones de dólares, después de que los críticos militares locales cuestionaron si el acuerdo obligaría a los militares a reducir algunos gastos de sus programas de defensa.

Los legisladores también cuestionaron si la Corporación de Desarrollo Industrial Aeroespacial de Taiwán (AIDC) de propiedad del estado tenía suficiente mano de obra para el proyecto después de que la compañía no pudo entregar seis aviones reacondicionados en el primer trimestre de este año como estaba previsto.

Yen rechazó las sugerencias de que el retraso había sido el resultado de la presión para completar el primer avión de entrenamiento de combate avanzado de producción nacional de Taiwán en el mes de septiembre, en línea con la política de la presidenta Tsai Ing-wen para que la isla desarrolle sus propios aviones militares.

Afirmó que el retraso no tenía nada que ver con la compra de los 66 nuevos aviones de la variante V del F-16 ya que la financiación para la compra y el reacondicionamiento previsto de la variante A/B era independiente. “Tampoco tiene nada que ver con el avión de entrenamiento avanzado porque los miembros del equipo de producción del avión de entrenamiento y el equipo de reacondicionamiento son dos grupos de personas diferentes”, aseguró Yen.

Admitió que había un problema de escasez de mano de obra dentro de la AIDC, pero aseguró a los legisladores que, después de la coordinación con Lockheed Martin y la contratación de más ingenieros, el equipo de reacondicionamiento contaba ahora con 200 personas adicionales, lo que garantizaría la finalización del proyecto para el año 2023.

South China Morning Post

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com