Adiós al impresionante B-1B Lancer.

Los bombarderos comenzarán a dejar el servicio en 2025, y el último B-1B probablemente dejará el servicio alrededor de 2036.

A principios de este año, las Fuerzas Aéreas estadounidenses anunciaron sus planes de retirar el B-1B Lancer (también conocido como “Bone”) en favor del nuevo bombardero furtivo B-21 Raider. El B-1B seguirá en servicio durante algún tiempo, pero a diferencia de su primo mayor, el B-52, sus días están aparentemente contados. El B-1B ha servido en una variedad de capacidades desde la década de 1980, demostrando un notable grado de flexibilidad de la misión.

Orígenes del B-1B

El B-1B evolucionó a partir del B-1A, que a su vez surgió de las cenizas del B-70 Valkyrie. El desarrollo de los bombarderos estratégicos estadounidenses se estancó en la década de 1960, ya que la preocupación por las defensas SAM soviéticas obligó a las fuerzas aéreas a reinventar su concepto de misión. Los bombarderos rápidos y de alto vuelo cayeron en desgracia, mientras que el B-52 (que destacaba en un papel de baja altitud) siguió siendo relevante más allá de su fecha de caducidad. Sin embargo, las fuerzas aéreas seguían queriendo un bombardero supersónico. La administración Nixon fue más flexible en esta cuestión que la administración Johnson, y los estudios comenzaron en 1969. El primer prototipo voló en 1974. Tal y como fue diseñado, el B-1A podía superar los mach 2 a gran altura y los mach 1,2 a baja altura.

Incluso entonces, el B-1 seguía siendo controvertido. La información estadounidense sugería que los radares soviéticos estaban mejorando, lo que hacía más arriesgada la misión de penetración a baja altura. Al mismo tiempo, el desarrollo de misiles de crucero de corto alcance ofrecía hacer del B-52 una plataforma más formidable. La administración Carter canceló el B-1A en un esfuerzo por recortar costes y hacer más eficiente el presupuesto de defensa.

La administración Reagan invirtió este veredicto. Reagan estaba más interesado en llevar a la Unión Soviética a sus límites, y el análisis del coste de la red de defensa aérea soviética reforzó la idea de que un nuevo bombardero estratégico pondría a la URSS en desventaja de costes. El B-1A se transformó en el B-1B, que era más lento, algo menos caro y tenía una sección transversal de radar más pequeña. Rockwell construyó 100 B-1B para las fuerzas aéreas, así como cuatro prototipos de B-1A. Sesenta y seis de estos aviones siguen en servicio.

Capacidades del B-1B

El B-1B tiene unas especificaciones impresionantes. Puede alcanzar un mach 1,25, aunque en la práctica la velocidad es menor debido a la altitud y a consideraciones de estabilidad estructural. Puede transportar 125.000 libras de artillería con un radio de combate de aproximadamente 3000 millas. Su techo de servicio es de 60.000 pies.

En las primeras décadas de su vida, el B-1B fue principalmente un bombardero de disuasión nuclear. Pero con el fin de la Guerra Fría y el colapso de la Unión Soviética, el Bone perdió la misión nuclear. Por acuerdo del tratado con Rusia, el compartimento principal de bombas del B-1B se subdividió en dos secciones, y se realizaron varias otras modificaciones. El proceso comenzó en 1995 y se completó en todos los aviones restantes en 2011. A lo largo del proceso, varias actualizaciones mejoraron la capacidad del B-1B para lanzar municiones convencionales con precisión, incluyendo la electrónica de puntería avanzada y los accesorios adicionales necesarios para lanzar un gran número de bombas.

El B-1B no participó en la primera Guerra del Golfo, un conflicto que estableció un nuevo paradigma para el uso de la fuerza aérea. Las operaciones tácticas podían ahora tener un efecto estratégico, un cambio que difuminó la antigua distinción entre cazas y bombarderos. El Bone entró en combate por primera vez durante la Operación Zorro del Desierto en 1998, lanzando bombas no guiadas contra objetivos iraquíes. Desde entonces se ha utilizado en Kosovo, Afganistán, Irak y Siria, tanto contra objetivos del ISIS como del gobierno sirio. Durante esos conflictos, el B-1B se ha empleado para ataques de bombardeo de precisión, incluso para apoyo aéreo cercano. Debido a su alcance, puede permanecer en la estación durante más tiempo que los cazabombarderos que emplean la Fuerza Aérea, el Cuerpo de Marines y la Marina de Estados Unidos, aunque no tanto como muchos drones. En el contexto de la historia de la teoría y la doctrina del poder aéreo, hay una profunda ironía en el hecho de que el B-1B haya encontrado su mayor utilidad en los ataques contra grupos de guerrilleros ligeramente armados, más que contra complejos industriales o instalaciones nucleares.

En abril de 2018, los B-1B lanzaron diecinueve misiles de crucero JASSM contra objetivos sirios, en represalia por los supuestos ataques con armas químicas del régimen de Assad. Este fue el primer uso del AGM-158 JASSM, que se suma al ya extenso alcance de ataque del B-1B. Las capacidades de sigilo del JASSM también le dan al Bone un golpe extra contra objetivos en el espacio aéreo defendido.

El futuro del B-1B

El B-1B está previsto que se retire cuando entre en servicio el B-21 Raider. Irónicamente, el Bone se dirigirá al cementerio antes que el avión al que estaba destinado a sustituir, el B-52. Los bombarderos comenzarán a dejar el servicio en 2025, y el último B-1B lo hará probablemente en torno a 2036. La mayoría de los aparatos aéreos tendrán entre cuarenta y cincuenta años en el momento de su retirada. Por supuesto, los retrasos en el programa B-21 o los cambios en las situaciones estratégicas podrían obligar a las fuerzas aéreas a mantener el B-1B durante más tiempo, al igual que el B-52 ha permanecido en servicio mucho más allá de una serie de fechas de jubilación previstas. Cuando se retire el último B-1B, Estados Unidos ya no tendrá un bombardero específico capaz de volar en modo supersónico, pero el sigilo sustituyó hace tiempo a la velocidad como métrica clave de la eficacia de un bombardero.

Conclusión

El B-1B estaba destinado a transportar armas nucleares a la Unión Soviética. Afortunadamente, nunca emprendió esa misión; en su lugar, acabó cazando insurgentes en Afganistán y disparando misiles de crucero contra bases aéreas sirias casi abandonadas. De hecho, en un momento dado, tanto el B-1B como su homólogo soviético, el Tu-160, estaban bombardeando objetivos insurgentes en Siria. El éxito del B-1B en misiones como ésta refleja la flexibilidad de los grandes fuselajes de alto rendimiento. El B-52 sigue sobreviviendo sobre todo gracias a esta flexibilidad; aún está por ver si las plataformas furtivas específicas como el B-21 pueden tener éxito en tantas misiones diferentes.

Robert Farley

4 thoughts on “Adiós al impresionante B-1B Lancer.

  • el 13 noviembre, 2021 a las 10:22
    Permalink

    Ocaso prematuro de un buen caballo de batalla. Y como se repartiran sus funciones entre el B-52 y el B-21? Porque si se retiran ahora es precisamente porque han sido los mas flexibles y lo ha pagado con su vida util cosa que ni el B-52 ni con el B-2 se podia hacer.

    La USAF ha sido extraordinariamente dependiente de este bombardero en los ultimos 20 años. Lo van a echar mucho de menos.

    Respuesta
    • el 13 noviembre, 2021 a las 22:43
      Permalink

      Los b21 para ataques en defensas pobladas y el b52…pues después…carpeta bombing o lanzamiento de misiles crucero.
      Creo q los b1 los llevaron al límite en misiones que desgastaron su celula y les salía caro a rabiar.

      Respuesta
      • el 14 noviembre, 2021 a las 13:37
        Permalink

        Desgastar su celula, mas bien los han quemado volando entre los montes afganos y a ras del desierto Iraqui. Les vendria al pelo un nuevo B-1 con fuselaje reforzado para que tuviese una vida util mayor en misiones de apoyo y bombardeo a baja cota porque el B-21 no va a hacer nada de eso.

        Respuesta
  • el 27 mayo, 2022 a las 14:10
    Permalink

    Sustituir un bomardero supersonico, espectacular, invisible al radar y con la mayor carga de armas de un avion de combate por un bombardero de juguete ( B21 ) y un cacharro viejuno( B52) es un detalle del nuevo orden mundial que pretende debilitar a USA y llenar el Congreso de trans y bujarras , que notienen ni idea

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.