Alemania: El gobierno de Merkel dio luz verde a un polémico acuerdo de armas con Egipto.

El anterior gobierno alemán de la ahora excanciller Angela Merkel dio luz verde a varios acuerdos de armas controvertidos con Egipto antes de dejar el cargo, informó esta semana la revista alemana Der Spiegel.

El entonces ministro de Economía, Peter Altmaier, envió una carta sobre los acuerdos el 7 de diciembre al presidente del Bundestag, Bärbel Bas, un día antes de la toma de posesión del canciller Olaf Scholz.

¿Qué sabemos de los acuerdos?

Los acuerdos de armamento revelados en la carta incluyen la entrega de tres fragatas MEKO A-200 EN a Egipto por parte de Thyssenkrupp Marine Systems, con sede en Kiel, junto con 16 sistemas de defensa aérea de Diehl Defense, con sede en el estado suroccidental alemán de Baden-Württemberg.

La venta de un submarino tipo 218 G a Singapur por parte de Thyssenkrupp también se divulgó en la carta. 

Los tres acuerdos fueron aprobados por el Consejo Federal de Seguridad, que incluye no sólo a la canciller sino también a varios ministros, como el de Finanzas. El ministro de Finanzas del anterior gobierno dirigido por Merkel era Scholz, lo que significa que la nueva canciller alemana estaba al tanto de los acuerdos.

Fragata MEKO® A-200

Los tratos de armas suscitan indignación

La revelación de los tratos de armas ha provocado la ira de algunos líderes políticos alemanes debido al pobre historial de derechos humanos de Egipto y su participación en la guerra civil de Yemen.

Agnieszka Brugger, miembro destacado del Partido Verde en el Bundestag alemán, criticó el acuerdo de armas realizado por el anterior gobierno “en sus últimas horas”.

Dijo que se trataba de un movimiento políticamente calculado, ya que el Partido Verde, que está representado en la nueva coalición de gobierno con el SPD, de centroizquierda, de Scholz, y el FDP, centrado en los negocios, probablemente no habría aprobado tal decisión.

Este tipo de acuerdos también han sido duramente criticados por los líderes de la comunidad cristiana alemana, un importante bloque de votos para la Unión Cristianodemócrata (CDU), que tras 16 años con Merkel al frente del país lidera ahora la oposición política.

Martin Dutzmann, el presidente protestante de la Conferencia Conjunta Iglesia y Desarrollo (GKKE), dijo que no entiende este tipo de acuerdos y calificó de “inadecuados” los actuales controles de armas. Dijo que la concesión de licencias de armas no se ha restringido ni legal ni políticamente.

El gobierno alemán emitió 5.820 millones de euros (6.590 millones de dólares) en licencias individuales de exportación de armas en 2020. La mitad de esta cifra consistió en permisos de armas a los llamados “terceros países” fuera de la OTAN y la Unión Europea.

Alemania envía cada vez más armas a países no pertenecientes a la UE

Simone Wisotzki, experta en seguridad internacional y jefa de proyecto en el Instituto de Investigación para la Paz de Frankfurt, dijo que “ya no es justificable hablar de casos excepcionales” en lo que respecta a las exportaciones a “terceros países”. Dijo que las ventas a estas naciones se han “convertido en la regla”.

Karl Jüsten, presidente católico del GKKE, dijo que Europa en su conjunto está exportando más armas a países externos, sobre todo a los EAU y a Arabia Saudí.

“Quien quiera tomarse en serio la Política Exterior y de Seguridad Común europea debe perseguir también una política armamentística restrictiva y coherente, por ejemplo, una regulación comunitaria jurídicamente vinculante sobre el control de armas”, dijo Jüsten.

El nuevo gobierno alemán, formado por el SPD, los Verdes y el FDP, ha acordado aplicar una “política restrictiva de exportación de armas”, especialmente en lo que respecta a los países implicados en la guerra de Yemen. Jüsten ha celebrado el anuncio, pero no está claro si la nueva coalición de gobierno cumplirá su promesa.

Sean Sinico

One thought on “Alemania: El gobierno de Merkel dio luz verde a un polémico acuerdo de armas con Egipto.

  • el 19 diciembre, 2021 a las 16:02
    Permalink

    Nutrirse de armas está en manos de quien tenga dinero para pagarlo pues nunca faltara quien esté dispuesto a venderlos, cosa que no queda solo en cuestiones de ingresos de dinero sino también de influencia en el usuario, por la posibilidad de condicionar repuestos, actualizaciones, etc.
    Por ello no entiendo las hipocresías de los que se rasgan las vestiduras por ventas a países que no estan sometidos a embargos o prohibiciones internacionales.
    Tal vez pretenden que estos países queden bajo la órbita de Rusia o China, conocidos paladines de los Derechos Humanos

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.