Alemania sigue sin decidir que avión de combate sustituirá al Tornado.

La ministra de defensa de Alemania había prometido que antes de finales de 2018 decidiría qué avión de combate reemplazaría al avión de ataque Tornado de la Luftwaffe, pero por el momento, no se ha anunciado ninguna decisión, y Airbus y Estados Unidos continúan ejerciendo presión.

Los aviones Tornado fueron desarrollados conjuntamente por Italia, el Reino Unido y Alemania Occidental durante la Guerra Fría como un avanzado avión cazabombardero interceptor, pero desde 1998 Panavia Aircraft GmbH ha dejado de fabricarlos. 

A pesar de que los caza-bombarderos Tornado ya están expuestos en museos de Estados Unidos, Bulgaria e incluso en la propia Alemania, estos aviones de combate siguen en servicio en el ejército alemán, y el Ministerio de Defensa del país aún no ha decidido su sustitución, según Die Welt. 

El periódico recordó que los aviones Tornado, junto con los nuevos aviones Eurofighter, siguen siendo la columna vertebral de la fuerza aérea del país. Se espera que los Tornados, que han estado en servicio desde finales de la década de 1970, permanezcan en la Fuerza Aérea Alemana hasta 2025. 

Sin embargo, el proceso de sustitución de los Tornados no está en absoluto garantizado, ni mucho menos, debido a las “contradicciones políticas” del Ministerio de Defensa alemán dice Die Welt.

Mientras que los oficiales de la Fuerza Aérea alemana favorecen la idea de comprar aviones de combate fabricados en Estados Unidos, Airbus está tratando de obligar a Alemania a comprar sus Eurofighters; la compañía afirma que esto estará en línea con la necesidad de apoyar la fabricación de aviones europeos frente a los norteamericanos. 

“Ya no es posible retrasar la decisión sobre el reemplazo, ya que los costes de operación de las aeronaves antiguas están creciendo, y cada vez es más difícil proporcionarles las piezas de repuesto necesarias”, añade Die Welt. 

Además, debido a la falta de piezas de repuesto y a la reticencia del Ministerio de Defensa alemán a entrenar pilotos en los Estados Unidos, el proceso de preparación de las tripulaciones de Tornados “se vuelve injustificadamente largo”, según Die Welt. 

“El inspector de la Fuerza Aérea alemana, el teniente general Ingo Gerhartz, admitió que preferiría ver Tornado solo en un museo de historia militar, por lo que es importante que el Ministerio de Defensa del país resuelva rápidamente la cuestión de su sustitución”, concluye el periódico. 

Panavia Tornado es un avión de combate bimotor multiusos con ala de geometría variable, desarrollado a principios de los años 70 por la empresa alemana Messerschmitt-Bölkow-Blohm junto con la compañía británica British Aerospace y la italiana Alenia Aeronautica. Se crearon tres versiones principales de  este avión: el cazabombardero Tornado IDS, el avión de supresión de defensas aéreas Tornado ECR y el interceptor Tornado ADV.

Su primer vuelo tuvo lugar el 14 de agosto de 1974, entrando en servicio en 1979. Debido a su carácter polivalente, ha sido capaz de reemplazar a varios modelos diferentes de aeronaves en las fuerzas aéreas que lo adoptaron. La Real Fuerza Aérea Saudí ha sido el único operador de exportación aparte de las fuerzas aéreas de los países socios.

Die Welt

2 comentarios sobre “Alemania sigue sin decidir que avión de combate sustituirá al Tornado.

  • el 18 enero, 2019 a las 13:06
    Permalink

    Siempre me gunto este avión, si no me equivoco creo que fue uno de los candidatos al programa FACAS del EA en los 80, pero parece que no tuvo mucho éxito que digamos…

    Respuesta
  • el 18 enero, 2019 a las 15:10
    Permalink

    Pero no habían decidido que iban a comprar los F35???
    Estos alemanes no tienen nada claro!!!

    Arabia Saudita, UK y Italia de donde sacan las piezas para mantener esos TORNADO??o ya los están reemplazando??

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.