Alemania tiene la ambición de equiparse con el “ejército convencional más grande” de Europa.

En octubre de 2013, cuando la ley de programación militar 2014-19 [LPM] estaba a punto de ser examinada por el Parlamento, Jean-Yves Le Drian, entonces ministro de Defensa, aseguró que “el ejército francés sería el primero de Europa” a finales de la década, a pesar de la reducción de efectivos prevista [-34.000 puestos] y de un presupuesto “sancionado” de unos 31.000 millones de euros durante los dos primeros años.

“En 2019, tendremos 187.000 soldados, mientras que Gran Bretaña sólo tendrá 145.000 y el ejército alemán menos. Estos soldados estarán equipados y entrenados para afrontar los retos del mañana”, había argumentado Le Drian en las columnas de Le Figaro.

Sin embargo, la anexión de Crimea por parte de Rusia, la aparición del Estado Islámico en el Oriente Medio, la continuación de las operaciones en el Sahel y, sobre todo, los atentados de 2015, tuvieron motivos para justificar las intenciones inicialmente expuestas en el LPM 2014-19, que fue “actualizado” para aumentar el número de fuerzas armadas [y en particular las de la Fuerza de Tarea Terrestre – LTF] y el presupuesto del Ministerio de Defensa.

Al mismo tiempo, Berlín anunció su intención de aumentar significativamente su gasto militar hasta 37.000 millones de euros en 2017 [frente a los 32.690 millones de Francia para el mismo año]. Es decir, el equivalente al 1,22% de su PIB, un nivel que seguía estando lejos de la norma del 2% del PIB establecida por la OTAN]. Pero se habló de ir aún más lejos para el periodo 2017-20, con un esfuerzo adicional de 10.000 millones de euros.

Luego, tras las elecciones federales de 2017, la coalición liderada por Angela Merkel y formada por los democristianos de la CDU/SCU y los socialdemócratas del SPD decidió aumentar este esfuerzo. Esta era, en cualquier caso, la ambición de Annegret Kramp-Karrenbauer, entonces ministra de Defensa, que quería un presupuesto de 61.500 millones en 2025. Al final, la trayectoria financiera adoptada preveía que la Bundeswehr tuviera un presupuesto de 45.600 millones de euros para esa fecha.

Evidentemente, sin una fuerza de disuasión nuclear que mantener [aparte de los costes ligados a su participación en el reparto nuclear de la OTAN], Alemania tenía las cartas en la mano para dotarse del mayor ejército convencional de Europa, siempre que, no obstante, pusiera remedio a las deficiencias del Bundeswehr, identificadas desde hace tiempo. Sin embargo, Francia no había dicho su última palabra en ese momento, ya que su gasto militar iba a aumentar a 44.000 millones de euros en 2023. También lo hizo el Reino Unido…

Pero todos estos cálculos habrán sido barridos por la invasión rusa de Ucrania. Poco después del inicio de las hostilidades, Olaf Scholz, que se convirtió en canciller en las elecciones de 2021, anunció la creación de un “fondo especial” de 100.000 millones de euros para la Bundeswehr. A decir verdad, dado el color de los partidos que forman la actual coalición de gobierno en Berlín [SPD, Verdes y liberales del FDP], un anuncio así habría sido inimaginable unas semanas antes.

Sin embargo, Scholz anunció el color al final del G7, poco antes de volar a Madrid para asistir a la cumbre de la OTAN. Alemania está en proceso de crear “el mayor ejército convencional en el marco de la OTAN en Europa”, dijo el 27 de junio.

Tras recordar que la guerra de Ucrania ha confirmado la necesidad de “gastar más dinero en defensa”, Scholz afirmó que Berlín invertirá, de media, “entre 70.000 y 80.000 millones de euros al año” en sus capacidades militares “durante los próximos años”. Alemania es el país que más invierte en este ámbito”, dijo.

Esta evolución va a tener implicaciones diplomáticas y políticas en el seno de la OTAN y de la Unión Europea [UE, que el Canciller Scholz no mencionó], en la medida en que, hasta ahora, Francia se ha apoyado en su superioridad militar para afirmar su estatus de potencia líder. Por el momento, el presidente Macron dijo que quería una “inversión clara y fuerte” para “consolidar el modelo [francés] de un ejército completo”.

Laurent Lagneau

15 thoughts on “Alemania tiene la ambición de equiparse con el “ejército convencional más grande” de Europa.

  • el 30 junio, 2022 a las 14:55
    Permalink

    Yo que me he criado viendo una Alemania pacifista y desarmada, se me hace un poco de bola ver ahora estas iniciativas de rearme alemán.

    Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 15:41
    Permalink

    Sea como fuere, lo que nace de la cumbre Otan será en gran parte una transferencia de capital hacia el complejo militar industrial estadounidense, que saldrá, me temo, de ajustar el cinturón del estado social.

    Respuesta
    • el 30 junio, 2022 a las 19:15
      Permalink

      claro, porque ni Francia ni Alemania ni UK, ni Austria, Suiza, Suecia, etc fabrican nada de armamento, todo lo fabrica USA…

      Respuesta
    • el 30 junio, 2022 a las 19:16
      Permalink

      se me olvidan Italia, España, Rep. Checa, Noruega… etc…

      Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 17:46
    Permalink

    Muy bien Alemania, muestre los dientes (menos mal que ahora, como los bravos japoneses, estan del lado occidental).
    Cuando estos tipos dicen “lo hacemos”, lo hacen.

    Respuesta
    • el 30 junio, 2022 a las 19:42
      Permalink

      Ahora veremos la gracia que hace ,que te toque jubilarte a los 73 años(por poner un ejemplo),para poder mantener el bienestar social Europeo, que se centra más en el miedo al vecino.
      Pero tampoco estamos en un mundo de luces y colores, aunque nos empeñemos los europeos en eso. El buenísimo interno no va a dar para todos, llegarán muchas bocas hambrientas y de algo tendrán que comer…

      Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 19:14
    Permalink

    Pero sólo estarán capacitados para lanzar claveles y rosas en caso de guerra, que hay que ser muy chachipacifista…

    Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 19:57
    Permalink

    Ya va siendo hora, Europa debe ser capaz de defender sus fronteras sola sin necesidad de la ayuda de USA. La presencia de muchas bases americanas en Europa es una especie de colonialismo encubierto. USA es un aliado si pero tiene que ser una conversación entre iguales y eso no se consigue si no mantienes el orden en tu propia casa. El modelo es el Frances que tiene un ejercito potente y 0 bases americanas en su territorio.

    Respuesta
    • el 1 julio, 2022 a las 12:54
      Permalink

      Es que para que la conversación sea entre iguales, has de aportar el mismo capital a la empresa que el otro, si no el otro tiene el control de esta.. ¿esta Europa y por ende los países que la conforman a poner dinerito en la mesa de conversaciones para tener esa posición de fuerza con el aliado que mas pone en las arcas de la alianza?

      Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 20:25
    Permalink

    Ya era hora que los alemanes dejasen de un lado su progre buenismo socialdemocratero, y bajen de la luna. Europa ha de ser militarmente fuerte para librarse del yugo useño y el Aukus en general, y también para tener a raya al asesino Putin. Europa ha de ser la megapotencia sensata en el mundo. Mientras tanto Sanchito trayendo más barcos useños a Rota, a cambio de nada, ni siquiera se ha dignado a defender a españolidad del Peñón de Gibraltar y su devolución a España.

    Respuesta
  • el 30 junio, 2022 a las 22:46
    Permalink

    Al final, Alemania va a tener más presupuesto de defensa que Rusia.

    Respuesta
  • el 1 julio, 2022 a las 00:16
    Permalink

    No hay que olvidar todo el negocio de la industria militar y los nuevos desarrollos que hay sobre la mesa ,FCAS, KF51( nuevo MBT), nuevos sistemas de artillería de cohetes, submarinos furtivos,.. etc

    Los alemanes , como siempre,dirán que van a comprar mucho material para quedarse con una gran parte del pastel de su producción.. y , como hasta ahora, luego cancelar parte de lo comprometido sin reducir su producción.
    Palabra no tienen , pero tontos no son, al contrario

    Respuesta
  • el 1 julio, 2022 a las 03:27
    Permalink

    Increible. Putin se ha convertido en el mayor impulsor de la Otan. Ni siquiera Trump, con sus brabuconadas, logró los efectos que ahora, con la invasión, se están dando.

    Ahora tenemos una Otan más fuerte. Pronto, serán más de 35 países. Y se está en estudio una iniciativa de expansión, que permitan otros países no Europeos. (Claro, que hay que cambiar los estatutos). Para que muy pronto, otros países puedan ingresar: Japón, Australia, SurCorea, Nueva Zelanda, Israel e incluso Taiwán (a pesar de las ronchas chinas).

    Todo esto, sumado a las sanciones y la gradualmente baja en la dependencia de los hidrocarburos. Perjudicará cada vez más la economía de Rusia. Cada vez le será más difícil a Rusia, encontrar microchips para sus armas.

    Respuesta
  • el 1 julio, 2022 a las 11:04
    Permalink

    De acuerdo con Andrés en la lectura de una Otan revitalizada, yo lo veo de otra manera, la Otan crea el problema donde no lo había y después ella se erige en la solución.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.