Alemania y Noruega firman contrato para la compra de cinco aviones cisterna Airbus A330MRTT.

Alemania y Noruega se han sumado formalmente a la compra de cinco aviones cisterna a través del programa multinacional de la Agencia Europea de Defensa  para la adquisición de aviones tanqueros denominado Multinacional MRTT Fleet (MMF) lanzado en julio de 2016 por Holanda y Luxemburgo con la finalidad que los países europeos de la OTAN cuenten con una flota de aviones con capacidad cisterna a menor coste.

Junto con la compra de estos aviones, se ha anunciado la opción de adquirir cuatro aviones más para permitir que otras naciones se unan a la agrupación.

Airbus anunció el 26 de septiembre la recepción de un pedido en firme de la Organización conjunta de Cooperación en Materia de Armamento (OCCAR) encargada de la adquisición de las aeronaves y el material de defensa de la aeronave adicional, con este nuevo pedido se aumentará la flota común de los países socios a siete unidades. “Se espera que los siete sean entregados entre 2020 y 2022”, ha informado la empresa aeronáutica.

Airbus A330MRTT de la Fuerza Aérea Australiana.

Las aeronaves estarán configuradas con posibilidad de diversos cometidos como el abastecimiento de combustible en vuelo, el transporte de pasajeros y carga y los vuelos de evacuación médica.

Fernando Alonso, director de Military Aircraft Defence and Space,  califica la construcción del MMF como “uno de los programas de colaboración más importantes de Europa y un modelo para los futuros proyectos de defensa europeos que se espera lanzar en los próximos años”. El A330 MRTT (Multi-Role Tanker Transport) se ha consolidado firmemente como el principal avión de transporte/cisterna del mundo. Es extremadamente satisfactorio verlo ahora como el principal activo de uno de los programas cooperativos de defensa más importantes de Europa.

Jorge Domecq, director ejecutivo de EDA (European Defence Agency) por su parte ha manifestado: “El MMF es un buen ejemplo de la cooperación europea en materia de defensa, que demuestra que una vez que se ha identificado conjuntamente un déficit de capacidad, las naciones europeas pueden unirse, trabajar en un proyecto común destinado a llenar la brecha y, finalmente, a cumplir.

En la actualidad, la fuerza aérea alemana opera cuatro cisternas A310 y un avión transporte -que el  Analizador de Flotas de Vuelo registra una antigüedad de entre 28 y 30 años-, mientras que Noruega carece de su propia capacidad de reabastecimiento de combustible en vuelo.

En España, el Ejército del Aire sigue a la espera de contar con los fondos necesarios para recuperar la capacidad de repostaje en vuelo perdida tras la retirada de los Boeing 707 y aunque no se ha descartado unirse a esta fuerza de la OTAN, se prefería contar con aviones propios.

 

Atención: Esta información podrá volver a leerla mañana en la web pirata de un sinvergüenza y caradura que tiene como misión aprovecharse del trabajo de los demás mediante el sistema de copiar y pegar pese a que en su propia página diga “no se permite hacer copia y pega de información” . Trabaja un poco parásito. La próxima vez pondré el nombre del bodrio de tu página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *