Arabia Saudí pide un reabastecimiento de defensa antimisiles porque su arsenal se está agotando.

El conflicto esta enfrentando a los interceptores Patriot de un millón de dólares con los “cortacéspedes voladores” de 10.000 dólares de los rebeldes Houthi.

Arabia Saudí ha hecho un llamamiento a Estados Unidos y a sus aliados en Europa y el Golfo para que le reabastezcan de la munición que utiliza para defender el reino contra los ataques de drones y misiles, informó el miércoles el Wall Street Journal, citando a funcionarios estadounidenses y saudíes.

Riad ha estado empleando su sistema de misiles tierra-aire Patriot durante los últimos meses para frustrar los ataques semanales con misiles balísticos y drones lanzados por los rebeldes Houthi con base en Yemen. Pero el stock de misiles Patriot del reino para interceptar ataques aéreos se ha agotado peligrosamente.

La petición de reabastecimiento se produce después de que EE. UU. haya reducido gran parte de su presencia militar en Oriente Medio, que reforzaba la seguridad del reino, mientras la administración del presidente Joe Biden pivota para contrarrestar la creciente pujanza de China en la escena mundial.

Aunque se espera que EE. UU. apruebe la solicitud saudí de más interceptores Patriot, los funcionarios saudíes dijeron al Journal que les preocupa que la insuficiencia de existencias pueda dar lugar a un ataque exitoso con misiles o drones, costando vidas en el reino o perjudicando la economía saudí al dañar su infraestructura petrolera crítica.

En 2019, un enjambre de misiles y drones evadió con éxito las defensas aéreas saudíes y dejó fuera de servicio temporalmente la mitad de la producción de petróleo del reino. Ese ataque fue reivindicado por los combatientes Houthi, pero Estados Unidos y Arabia Saudita han dicho que Irán, que está alineado con los Houthis, estaba directamente detrás de la ofensiva.

Funcionarios estadounidenses y saudíes dijeron al Journal que el reino fue atacado por drones más de 50 veces durante octubre y noviembre y sufrió más de 20 ataques con misiles balísticos en el mismo período.

Tim Lenderking, enviado especial de Estados Unidos para Yemen, dijo la semana pasada que los rebeldes Houthi han llevado a cabo unos 375 ataques transfronterizos hacia Arabia Saudí este año.

Arabia Saudí encabezó una ofensiva militar contra Yemen iniciada en 2015 en apoyo del presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi poco después de que los houthis tomaran el control de la capital, Saná. A lo largo de casi siete años de combates, ambas partes del conflicto han sido acusadas de cometer abusos y atrocidades contra los derechos humanos. Recientemente, los combates se han centrado en la ciudad septentrional de Marib, el último bastión del gobierno en el norte de Yemen, controlado por los Houthi.

Aunque en un principio Estados Unidos proporcionó apoyo “logístico y de inteligencia” a la campaña liderada por Arabia Saudí, en febrero Biden anunció que Estados Unidos ponía fin a su apoyo a todas las “operaciones ofensivas” en Yemen. La administración dijo que seguiría apoyando la capacidad del reino para defenderse.

Aun así, la situación representa la última prueba para las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudí, que el gobierno de Biden ha tratado de remodelar a la luz del asesinato del periodista disidente saudí Jamal Khashoggi en octubre de 2018 por parte de agentes saudíes en Estambul.

Un informe de los servicios de inteligencia estadounidenses concluyó que los agentes actuaban bajo las órdenes del gobernante de facto del reino, el príncipe heredero Mohammed bin Salman (MBS), que mantenía estrechos vínculos con el expresidente estadounidense Donald Trump.

Aunque Biden calificó a Arabia Saudí de Estado “paria” en la campaña electoral, al igual que muchos presidentes antes que él, ha adoptado un enfoque pragmático respecto a las relaciones con el reino. Su administración decidió no sancionar a MBS tras hacerse público el informe sobre Khashoggi y ha seguido adelante con un acuerdo previsto de 650 millones de dólares para exportar al reino 280 misiles fabricados por Raytheon y 596 lanzamisiles.

Se espera que un grupo bipartidista de legisladores estadounidenses intente bloquear ese acuerdo en los próximos días.

Según el Wall Street Journal, Riad está pidiendo a Washington “cientos más” de interceptores Patriot fabricados por Raytheon Technologies Corp y que el Departamento de Estado está considerando una venta directa. El Journal afirma que el reino también se ha puesto en contacto con aliados europeos y con Qatar para transferir interceptores Patriot a su arsenal, pero tal acuerdo requeriría la aprobación de Estados Unidos, según dijeron dos funcionarios al periódico.

“Estados Unidos está plenamente comprometido a apoyar la defensa territorial de Arabia Saudí, incluso contra los misiles y drones lanzados por los militantes Houthi respaldados por Irán en Yemen”, dijo un alto funcionario de la administración en declaraciones al Wall Street Journal. “Estamos trabajando estrechamente con los saudíes y otros países asociados para asegurar que no haya un vacío en la cobertura”.

Más allá de la amenaza de un aumento de las muertes de civiles, Estados Unidos y otros aliados tienen un gran interés en proteger la infraestructura de combustibles fósiles de Arabia Saudí.  Aunque EE. UU. es el mayor productor de petróleo del mundo, Arabia Saudí tiene los costes de producción más bajos del planeta y sus oscilaciones de producción pueden tener un impacto dramático en los precios mundiales del petróleo, y por extensión en lo que los estadounidenses pagan en el surtidor de gasolina.

El mes pasado, la OPEP, liderada por Arabia Saudí, rechazó la petición de Biden de aumentar la producción de forma más agresiva para enfriar los precios del petróleo, lo que llevó a EE. UU. y a otros países a aprovechar sus reservas estratégicas de petróleo para aliviar la inflación energética.

Al Jazeera

6 thoughts on “Arabia Saudí pide un reabastecimiento de defensa antimisiles porque su arsenal se está agotando.

  • el 9 diciembre, 2021 a las 11:42
    Permalink

    Sabemos que los saudíes se pagan su armamento, pero quién financia el de los rebeldes yemeníes?. Porque aquello es un país pobre.

    Respuesta
    • el 9 diciembre, 2021 a las 14:25
      Permalink

      Es bien sabido que es Irán quien da apoyo a Yemen.

      Respuesta
  • el 9 diciembre, 2021 a las 12:29
    Permalink

    Es gracioso, “misiles contra cortadoras de césped”, como se puede apreciar, poco importan los miles de Yemeníes asesinados con armas de USA vendidas a los saudies
    Iran gate o venta de armas a dos contendientes para mayor gloria de las corporaciones y uso del narcotráfico para colocar gobiernos al servicio de USA.
    Iran gate, no ha sido el primero ni el ultimo, están también las revoluciones de colores que es lo mismo pero con diferente collar.
    La guerra de Yemen durará mientras los contendientes puedan pagar a las corporaciones de USA, así que mientras exista insumos que reciba USA, Arabia saudí seguirá matando YEMENÍES, pues USA venderá armas a los saudíes.

    Respuesta
  • el 9 diciembre, 2021 a las 14:08
    Permalink

    Hay que ver, cuanto cansino, siempre con la misma historia. pero claro, la cosa cambia cuando los que matan lo hacen con armas rusas o chinas, entonces calladitos.

    Respuesta
    • el 9 diciembre, 2021 a las 16:53
      Permalink

      Pedete…Ilustrenos, ¿Países que esta bombardeando China? ¿Países en los que hay bases Chinas y están asesinando a sus habitantes? y los mismo, informe también de Rusia.

      Respuesta
  • el 9 diciembre, 2021 a las 16:05
    Permalink

    Está claro que lo que los Saudíes necesitan para parar los dones es la cúpula de hierro israelita otra cosa es que se la quieran vender utilizar patriota para derribar dones es matar moscas a cañonazos

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.