Arabia Saudita anuncia para 2018 el mayor presupuesto en defensa de toda su historia.

A finales de diciembre de 2017, Arabia Saudí anunció que su presupuesto para defensa en 2018 será de unos 56.000 millones de dólares, un aumento del 10% en comparación con los presupuestos del año 2017. Según la declaración de las autoridades saudíes, alrededor del 5% se destinará al desarrollo de nuevos programas y proyectos.

Se invertirán otros 5.000 millones de dólares para mejorar las capacidades militares y la industria de defensa local. El presupuesto de defensa saudí será el cuarto más grande del mundo después de Estados Unidos, China y Rusia.

Este es el gran presupuesto de Arabia Saudí para defensa desde hace muchos años, en 2017 y 2016, el gasto militar se situó en segundo lugar después de los presupuestos para  educación.

Arabia Saudí se encuentra involucrada en la guerra contra el Yemen desde el año 2015, liderando una coalición de nueve países de África y Oriente Medio, con el propósito de influir en el resultado de la guerra civil yemení a favor del gobierno del presidente Abdrabbuh Mansur Hadi. La intervención, denominada “Operación Tormenta Decisiva”, consiste principalmente en una campaña de bombardeo contra los rebeldes houthi, con un bloqueo naval de los principales puertos del mar Rojo y el Golfo de Adén, y el despliegue de fuerzas terrestres en Yemen.

Arabia Saudí es una de las naciones mejor equipadas del mundo. El arsenal de la Fuerza Aérea Real Saudita incluye Eurofighter Typhoons, quizás el avión de combate más avanzado enviado por empresas de defensa europeas, y los estadounidenses F-15 Eagle. El ejército saudí está equipado con tanques principales Abrams M1A2 y vehículos acorazados de combate M2 Bradley. Además, el país también utiliza los avanzados helicópteros AH-64D Apache Longbow y UH-60 Black Hawk.

En octubre de 2017, Arabia Saudí firmó un memorando de entendimiento para la compra de los sistemas de defensa aérea S-400 de Rusia. Arabia Saudita también ha comprado tecnología antimisiles por valor de miles de millones de dólares a los Estados Unidos, incluidos misiles Patriot. En octubre de 2017, el Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó la posible venta de un sistema de defensa antimisil THAAD a Arabia Saudí por un coste estimado de 15.000 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com