Arabia Saudita recibe los primeros helicópteros Boeing AH-6i Little Bird.

Los primeros helicópteros de reconocimiento y ataque ligero Boeing AH-6i Little Bird para Arabia Saudita han llegado al país, confirmó el ejército estadounidense a Jane el 5 de junio.

Del primer lote de 12 helicópteros para la Guardia Nacional de Arabia Saudita (SANG), nueve han sido entregados. Los tres restantes han sido temporalmente retenidos en los Estados Unidos con fines de entrenamiento, y se entregaran en fecha posterior hasta completar la orden actual de 24 helicópteros. Con la producción plenamente en marcha en las instalaciones de Boeing en Mesa, Arizona, está prevista la entrega de dos unidades al mes. En el mes de junio de 2016, se pudo ver el primer lote de seis helicópteros de este modelo en la línea de producción del fabricante (aunque Boeing se negó dar el nombre del comprador).

El comienzo de las entregas a Arabia Saudita se produce unos 10 meses después de que el SANG aceptase formalmente este helicóptero en agosto de 2016. Estas entregas estaban planeadas inicialmente para finales de julio, pero se retrasaron por razones no especificadas.

Los 24 helicópteros bajo pedido se utilizarán para equipar a la 1ª brigada de aviación en el campo de Khashm Al An cerca de Riyadh y la segunda brigada de aviación en Hofuf en la costa este del país. 

La SANG espera también completar la 3ª Brigada de Aviación, en Jeddah, en la costa oeste, con una unidad de entrenamiento designada como la 4ª Brigada de Aviación, en Dirab, en las afueras de Riyadh. Probablemente estará equipada con los 12 helicópteros de entrenamiento MD 530F de MD Helicopters que fueron entregados en 2013).

El SANG tiene actualmente 24 helicópteros de transporte Sikorsky UH-60M Black Hawk (además de ocho para ser actualizados a este estándar), 12 helicópteros de ataque Boeing AH-64E Apache Guardian y 24 AH-6 bajo contrato. Con las entregas de Black Hawk y Apache ya terminadas y las de la AH-6 comenzando ahora su entrega, es probable que se realicen otros pedidos (y tal vez incluso nuevos helicópteros) sean probables, ya que el SANG espera alcanzar156 aviones antes del 2023.

Desarrollado por Boeing desde el helicóptero de exploración Hughes OH-6 Cayuse de la era de la guerra de Vietnam, el AH-6i presenta un paquete mejorado de potencia, carga útil y aviónica, lo que le otorga capacidades mejoradas ‘altas y calientes’; Un arsenal grande y variado que incluye ametralladoras de 7,62 mm y 12,7 mm y misiles aire-superficie Hellfire AGM-114; e interoperabilidad con el último helicóptero de ataque AH-64E Apache Guardian.

Con anterioridad Janes Defense, informo que el presupuesto militar de Riad llegará de aquí a  2019 a los 52 mil millones de dólares (más que el de Francia o Rusia).

Desde 2014, Arabia Saudí se ha convertido en el mayor importador de armas del mundo, principalmente de EE.UU., que ha vendido equipamiento militar como 130 tanques Abrams y 20 vehículos blindados, sistemas de misiles Patriot Avanzado con Capacidad-3 (PAC-3), y próximamente  pretende entregar a Riad unos 152 modernos aviones de combate F-15 SA.

El apoyo militar que brinda Washingon a Riad sale a la luz en momentos en que el régimen saudí mantiene una disputa militar contra Yemen que ha dejado ya, entre muertos y heridos, más de 32.000 víctimas desde su inicio en marzo de 2015, según estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Las ventas de armas al régimen de los Al Saud han sido criticadas en reiteradas ocasiones por la comunidad internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *