Austal completa las pruebas de aceptación del LCS 20 para la US Navy.

La empresa australiana de construcción naval AUSTAL, ha anunciado la finalización con éxito de todas las pruebas de aceptación de su décimo buque de combate litoral (LCS), clase Independencia, el futuro USS Cincinnati (LCS 20) en el Golfo de México.

Completar las pruebas de aceptación es el último paso importante requerido por la Marina de los Estados Unidos antes de que el barco sea entregado y puesto en servicio. Los ensayos han incluido pruebas exhaustivas por parte de la Marina para demostrar el rendimiento de la planta de propulsión, manejo de buques y los sistemas auxiliares.

“No puedo decir lo suficiente sobre los resultados positivos logrados por la Armada y el equipo de la industria durante estas pruebas de aceptación del futuro USS Cincinnati. Este nuevo buque proporcionará a la Marina de guerra la capacidad de combate necesaria y rentable a la flota y a la nación”, dijo el capitán Mike Taylor, gerente del programa LCS (Litoral Combat Systems) de la US Navy.

“Estamos excepcionalmente orgullosos del programa LCS, que se encuentra en un ritmo de producción total y se entrega a un nivel confiable y eficiente. Es un verdadero mérito para nuestro equipo de Austal USA en Mobile, Alabama”, dijo David Singleton, CEO de Austal.

Tras la entrega y puesta en servicio, el USS Cincinnati se unirá a sus nueve barcos gemelos que ya se encuentran en su base de San Diego, el USS Independence (LCS 2), el USS Coronado (LCS 4), el USS Jackson (LCS 6), el USS Montgomery (LCS 8), el USS Gabrielle Giffords (LCS 10), el USS Omaha (LCS 12), el USS Manchester (LCS 14), el futuro USS Tulsa (LCS 16) y el futuro USS Charleston (LCS 18).

Austal USA tiene actualmente cuatro LCS en construcción. El montaje final está en marcha en el futuro USS Kansas City (LCS 22) y en el USS Oakland (LCS 24). Los módulos para el futuro USS Mobile (LCS 26) están en construcción en las instalaciones de fabricación de módulos y la construcción del futuro USS Savannah (LCS 28) comenzó el verano pasado. Además, Austal está preparando la construcción de los futuros USS Canberra (LCS 30), Santa Barbara (LCS 32), Augusta (LCS 34), Kingsville (LCS 36) y Pierre (LCS 38).

Los buques LCS son altamente maniobrables, letales y adaptables diseñados para apoyar las contramedidas de minas, la guerra antisubmarina y las misiones de guerra de superficie. La variante Independence integra nueva tecnología y capacidad para apoyar de forma asequible la capacidad de misión actual y futura, desde aguas profundas hasta litorales.

El LCS es ahora la segunda clase de buques de superficie más grande en producción. En 2018, se entregaron cinco LCS a la Flota y tres se entregarán en 2019, un ritmo de construcción y entrega que no se había visto desde la década de 1990.

Loïc Renier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com