Austria solo quiere 18 aviones de combate para su Fuerza Aérea.

El gobierno de Viena está estudiando la compra de nuevos aviones de combate después de sus diferencias con la compañía europea Airbús. Su ejército estima que con 18 aeronaves serán suficientes para cubrir su espacio aéreo, mucho menos que los 40 aviones previstos por la Confederación Suiza.

Austria, al igual que Suiza, se prepara para renovar los aviones de combate de su fuerza aérea. La comisión austriaca de expertos militares, ha emitido su veredicto después de varios meses de estudio y considera que la mejor solución es una flota con un máximo de 18 aeronaves. Viena considera que con este número de aeronaves, serán suficientes para las operaciones diurnas y nocturnas y garantizar una vigilancia completa de su espacio aéreo.

Suiza por su parte, tiene previsto adquirir hasta 40 aviones según informa el diario Tages-Anzeiger en su edición del 1 de noviembre, a través del Departamento Federal de Defensa y Protección Civil (DDPS).

F/A-18 de la Fuerza Aérea suiza.

El proyecto de ley del gobierno austriaco, es más bajo que el suizo, ya que según los expertos que han calculado la compra de los nuevos aviones, Austria pagará tres mil millones de francos menos que Suiza. Y lógicamente, los costos de mantenimiento se reducirán debido al tamaño más pequeño de la flota.

Un proyecto “sobredimensionado”

Austria y Suiza, ambos estados neutrales, comparten muchos de los mismos puntos en la defensa territorial. Su topografía es comparable. El antiguo país de los Habsburgo es dos veces más grande que la Confederación Suiza con una superficie de 83.800 kilómetros cuadrados. Además, Austria está mucho más cerca de las regiones sensibles como los Balcanes o Ucrania que Suiza.

El informe austriaco da un nuevo impulso a los que se oponen a la renovación de la fuerza aérea suiza. La consejera suiza de Estado, Géraldine Savary (PS / VD), miembro del Comité de Política de Seguridad, dijo “la evaluación de los expertos austriacos es una señal clara de que el proyecto DDPS está sobredimensionado”.

F/A-18 suizo.

El consejero nacional Thomas Hurter (SVP / SH), miembro del Comité de Política de Seguridad de la Cámara de los Comunes, señala que la comparación no es correcta. El antiguo piloto militar recuerda que la fuerza aérea austriaca perdió gran parte de su esencia después de una serie de crisis y que sus misiones son muy diferentes.

“La fuerza aérea suiza tiene que defender su espacio aéreo de forma autónoma durante periodos de tiempo mucho más largos lo que explica por qué los estados pequeños tienen muchos más aviones de combate. El tiempo de reacción en caso de agresión también es considerablemente más corto.

La DDPS no quiso hacer ningún comentario sobre el informe de Austria. No obstante, un portavoz subrayó que la situación en los países vecinos es difícil de situar en Suiza, y agregó que el número de aviones no permitiría un servicio normal de policía aérea cuyas misiones principales son las misiones de identificación y las de intervención. Y sería, desacertado, proteger el espacio aéreo en caso de una crisis durante semanas o incluso meses.

Eurofighter 2000 de la Fuerza Aérea de Austria.

El Parlamento federal suizo ha extendido el uso del  F / A 18 hasta el 2030, en espera de la compra de nuevos aviones de combate, evitando por el momento el desembolso de 450 millones de francos. El Gripen sueco fue seleccionado  por la Fuerza Aérea de Suiza para reemplazar al F-5 Tiger y sustentar al F / A-18. Sin embargo, el programa fue rechazado por el pueblo suizo en las urnas el 16 de mayo de 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *