Bélgica deja en tierra a toda su flota de aviones de combate F-16.

Toda la flota de cazas F-16 de Bélgica, la columna vertebral de su fuerza aérea de combate está en tierra desde ayer después de que uno de los Vipers experimentara problemas con su motor Pratt & Whitney F100. A partir de hoy, la defensa aérea del país europeo ha sido asumida por la vecina Holanda.

“Mientras los técnicos trabajan duro para que nuestros Vipers vuelen lo antes posible y el Centro de Control e Información de Bélgica vigila el espacio aéreo sobre Bélgica las 24 horas del día, la Koninklijke Luchtmacht [Real Fuerza Aérea de los Países Bajos] se hará cargo temporalmente de la Alerta de Reacción Rápida de la Fuerza Aérea de Bélgica para salvaguardar los cielos de BENELUX a partir de las 12 horas”, ha tuiteado hoy la Fuerza Aérea de Bélgica.

La orden de inmovilización de los F-16 en Bélgica es consecuencia de un incidente ocurrido en la Base Aérea de Florennes, en el que uno de los reactores tuvo problemas de motor al despegar e inmediatamente realizó un aterrizaje de emergencia, dejando algunos restos dentro de los límites de la base y en el extremo de la pista.

Una imagen muestra el momento en que el motor del F-16 comenzó a desintegrarse durante el despegue.

El F-16 en cuestión sufrió una “quemadura de tobera”, en la que los pétalos de escape “pluma de pavo” del motor comienzan a desintegrarse debido a las excesivas temperaturas. El motor de la aeronave afectada ha sido desmontado y enviado al Centro de Motores de Patria Bélgica, el contratista que se encarga del mantenimiento de los propulsores.

En una primera investigación se ha reducido el problema a un pasador de bisagra y la Fuerza Aérea ha dicho que “un número significativo de motores presentan fenómenos similares”.

“Siguiendo el consejo del fabricante del motor y del fabricante de la aeronave, se ha decidido tomar medidas correctivas inmediatas y dejar en tierra las otras aeronaves para realizar las comprobaciones lo antes posible”, ha dicho la Fuerza Aérea.

Al mismo tiempo, se ha informado a todos los socios de las Fuerzas Aéreas Europeas Participantes, una comunidad de usuarios de F-16 en el continente. Mientras tanto, se está investigando si otras flotas tienen problemas similares. Los Países Bajos ya han confirmado que sus propios aviones no están afectados.

Todos los aviones belgas -43 monoplaza F-16AM y ocho biplaza F-16BM, según el estudio World Air Forces 2021 de Flight International- han sido inmovilizados mientras se revisan sus motores. El tiempo de reparación se estima en cinco días laborables por motor. “Sin embargo, hay escasez de repuestos en el mercado”, admite la Fuerza Aérea.

La flota de F-16 de la Fuerza Aérea belga es antigua y ha sido muy utilizada. En particular, los F-16 belgas han realizado despliegues regulares en Oriente Medio para participar en la Operación Inherent Resolve (OIR) sobre Irak y Siria, y antes de eso, se les encargaron regularmente misiones en Afganistán, así como sobre Libia en 2011. Actualmente, cuatro F-16 belgas están en Jordania para un despliegue de 12 meses en la OIR. Informes no confirmados sugieren que esas aeronaves en particular siguen volando en sus misiones de combate.

Además, la Fuerza Aérea belga tiene previsto enviar un destacamento de F-16 a Lituania en diciembre para apoyar la misión de Vigilancia Aérea del Báltico de la OTAN, establecida en 2004 para defender el espacio aéreo de la OTAN en la región. Desde entonces, Bélgica ha sido uno de los participantes más regulares.

Un F-16 belga desplegado en Oriente Medio para la Operación Inherente Resolución.

Además, la Fuerza Aérea belga tiene previsto enviar un destacamento de F-16 a Lituania en diciembre para apoyar la misión de Vigilancia Aérea del Báltico de la OTAN, establecida en 2004 para defender el espacio aéreo de la OTAN en la región. Desde entonces, Bélgica ha sido uno de los participantes más regulares.

Al menos hasta que mejore la capacidad de servicio y la disponibilidad de la flota belga de F-16, la responsabilidad de la Alerta de Reacción Rápida (QRA) sobre el país del BENELUX recae ahora por completo en los F-16 de la Real Fuerza Aérea de los Países Bajos en la base aérea de Volkel.

Esto debería ser una tarea bastante fluida, ya que Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo (que no tiene aviones de combate en su inventario) ya comparten las tareas de QRA, bajo un sistema que se introdujo en 2017. Normalmente, el espacio aéreo de los tres países está protegido de forma rotativa por Bélgica y los Países Bajos, y uno de ellos proporciona dos F-16 armados en espera las 24 horas del día para responder a las violaciones del espacio aéreo.

Thomas Newdick

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.