Boeing cierra las plantas de KC-46 y P-8 Poseidon durante dos semanas debido al COVID-19

Boeing anunció ayer lunes un cierre temporal de dos semanas de sus plantas en el área de Seattle, en el estado de Washington, deteniendo la producción de los aviones militares de reabastecimiento de combustible KC-46 y de vigilancia marítima P-8 Poseidon.

El cierre temporal de las operaciones durará 14 días a partir del 25 de marzo. Esta suspensión se centra en un cierre seguro y ordenado de las operaciones en sus centros de producción de Puget Sound, ha informado la compañía en un comunicado. Durante el tiempo de cierre se realizaran actividades adicionales de limpieza profunda en las áreas de trabajo.

El cierre se produce cuando el estado de Washington se encuentra en estado de emergencia debido a la propagación del COVID-19 , y varios empleados de Boeing han dado positivo por el virus.

Los KC-46 están hechos para la Fuerza Aérea en la planta de Boeing en Everett, Washington, y los P-8 Poseidon destinados a la Marina, en las instalaciones de Boeing en Renton, Washington. Los dos aviones, cada uno entregado a un ritmo de uno o dos por mes, se derivan de modelos civiles y se construyen en las mismas líneas de montaje que los aviones comerciales. Cualquier retraso en la producción comercial podría perjudicar a la empresa en la entrega de los aviones militares.

Boeing aseguró que trabajará en estrecha colaboración con los clientes de defensa y espacio para “desarrollar planes para asegurar que los clientes reciban apoyo a lo largo de este período”. Si bien algunos empleados pueden trabajar desde casa, reconoció que el teletrabajo podría comprometer algunos elementos de los proyectos clasificados.

La industria de la aviación se ha visto particularmente afectada por la respuesta a la propagación del virus, ya que los viajes aéreos han disminuido y los fabricantes de aviones han visto una disminución en los pedidos. Boeing está viendo su producción entera de aviones 737 Max en tierra desde principios de este año hasta que se corrijan los problemas de software.

Planta de Boeing en Puget Sound

“Estas medidas se están tomando para asegurar el bienestar de los empleados, sus familias y la comunidad local, e incluirán un cierre ordenado de acuerdo con los requisitos de sus clientes”, dice el comunicado de Boeing.

La compañía también anunció el lunes que el CEO Dave Calhoun y el Presidente de la Junta, Larry Kellner, renunciarán a los aumentos de sueldo en 2020, que se suspenderá su dividendo a los accionistas y que se extenderá la interrupción en su programa de recompra de acciones.

Ed Adamczyk

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com