Boeing entrega el último F/A-18 E/F Super Hornet Block II a la Marina de EE.UU.

Desde 2005, los aviones F/A-18 Super Hornet Block II han estado saliendo de la línea de producción de Boeing y sirviendo como el caballo de batalla capaz de múltiples misiones para la Marina de Estados Unidos. La US Navy ha recibido el último Super Hornet del Bloque II, cerrando una serie de 322 F/A-18E de un asiento y 286 F/A-18F de dos asientos, el 17 de abril.

“El avión E322 abandonará la línea de producción de Boeing y se dirigirá directamente al Escuadrón de Cazas de Ataque (VFA) 34 con base en la Estación Aérea Naval de Oceana”, explicó el comandante Tyler Tennille, de la Agencia de Gestión de Contratos de Defensa (DCMA), que supervisa las pruebas de aceptación.

“Cuando los Super Hornets se pusieron en línea por primera vez, fueron un cambio de juego en comparación con el tramo inicial del Block I”, explicó, señalando el radar Active Electronically Scanned Array (AESA) del bloque II, así como pantallas más grandes, sensores y aviónica mejorados, y un mayor alcance y capacidad para emplear un arsenal de armas de precisión que ofrecían una letalidad avanzada y flexibilidad de misión para el servicio.

El robusto fuselaje se construyó con una arquitectura de sistemas de misión abierta, que ha permitido una fácil integración de nuevas armas y tecnologías. El Block II Super Hornet sirve como la aeronave de respuesta de la Armada, totalmente capaz a través de todo el espectro de la misión que incluye: superioridad aérea, escolta de caza, reconocimiento, reabastecimiento de combustible aéreo, apoyo aéreo cercano, supresión de la defensa aérea y ataque de precisión día / noche.

Un F / A-18F Super Hornet Block II despegando.

Este avión se ha mantenido fuerte como la columna vertebral del ala aérea de portaaviones de la Armada, y se ha probado repetidamente durante numerosas operaciones en las que ha sido la plataforma preeminente que realiza múltiples misiones, a veces reconfigurando rápidamente sobre la marcha.

Aunque es sustancialmente más grande: aproximadamente 3.180 kg más pesado y un 50 por ciento más alto que el Hornet clásico, el Super Hornet se entregó con menos piezas y menos demandas de mantenimiento que su predecesor, el Hornet.

“La entrega de este último Super Hornet de producción del Bloque II no es el final de una era, sino más bien un paso en el camino hacia la continua evolución de nuestras plataformas para satisfacer las necesidades en constante evolución de la Marina”, dijo el capitán Jason Denney, gerente de la Oficina del Programa F/A-18 y EA-18 (PMA-265). “La entrega del Bloque III está a solo unos pasos y las líneas de producción no perderán el ritmo, con los dos primeros aviones de prueba del Bloque III de la Marina que se entregarán  en los próximos dos meses, seguidos de la entrega de 24 aviones E/F durante el próximo año para nuestro cliente internacional, Kuwait “, dijo Denney.

Después de la entrega de estos aviones, Tennille dijo que espera que la transición del Bloque II al Bloque III sea perfecta.

La Marina aprovechó las capacidades y los éxitos probados del programa Block II al otorgar un contrato de adquisición de varios años para los Super Hornets Block III a Boeing en marzo de 2019, por un total de aproximadamente 4.000 millones de dólares. La Marina adquirirá 72 aviones Super Hornet Block III entre los años fiscales 2020 y 2021, al tiempo que logrará tasas de producción más eficientes y proporcionará a la base industrial de apoyo estabilidad y ventajas en la planificación de la producción de repuestos.

Boeing F/A-18F Super Hornet Block III

Se espera que Boeing entregue los aviones de prueba del Bloque III a la Armada a finales de mayo o junio, donde comenzarán las pruebas posteriores tanto en el NAS Patuxent River como en el China Lake del Sistema de Armas Aéreas Navales (NAWS). Esta última versión del Super Hornet incluye una computadora de misión más rápida y un sistema de comunicaciones más robusto, actualizaciones que eventualmente podrían ayudar al avión a controlar y dirigir vehículos aéreos no tripulados. El avión también tiene tanques de combustible conformes, que transportan 1.590 kg de combustible extra, y una vida útil de 10.000 horas de vuelo.

“La sólida asociación con Boeing para los programas de producción y modificación del Bloque III asegura que el Super Hornet no solo seguirá siendo relevante, sino que estará listo para luchar en el dinámico entorno global de hoy y en el futuro”.

NAVAIR

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com