Boeing ofrece a la Fuerza Aérea de Estados Unidos el nuevo F-15X, utilizando su plan de juego del Super Hornet.

Boeing está lanzando discretamente a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos un nuevo avión de combate F-15 utilizando la misma estrategia comercial que convenció a la administración Trump de comprar más aviones de combate F/A-18 Super Hornet para la Armada.

Con el nombre de F-15X, la nueva variante del venerable avión ofrece controles de vuelo más modernos, pantallas de cabina y radar, según fuentes militares e industriales con conocimiento del proyecto. El avión también tendría mucha potencia de fuego, llevando más de dos docenas de misiles aire-aire, la mayor proporción que pueda llevar los aviones de la Fuerza Aérea.

Los responsables de Boeing no han querido confirmar expresamente esta información pero tampoco han negado sus esfuerzos para vender el F-15X al Pentágono, de forma extraoficial alguno de ellos ha dicho:

“Vemos que el mercado se está expandiendo internacionalmente y está creando oportunidades para volver y hablar con la Fuerza Aérea de los EE.UU. sobre lo que podrían ser futuras mejoras o incluso futuras adquisiciones del avión F-15”, dijeron el jueves durante el Royal International Air Tattoo de Defensa, Espacio y Seguridad en Inglaterra.

La Fuerza Aérea no ha comprado nuevos F-15 desde que realizó un pedido en 2001 de cinco F-15E Strike Eagles, una versión de dos asientos que puede bombardear objetivos en tierra y abatir otros aviones. El F-15 original voló por primera vez en 1972, y muchas de las Águilas actuales de la Fuerza Aérea entraron en servicio en la década de 1980. Muchos de ellos tienen más años que los pilotos que los vuelan.

A diferencia de su exitoso lanzamiento del Super Hornet el año pasado a la administración Trump, la propuesta del F-15 se cree que no ha llegado a la Casa Blanca, según informan personas relacionadas con el proyecto. Cuando Trump visitó una fábrica comercial de Boeing en Carolina del Sur en febrero de 2017, los periodistas que viajaban con el presidente vieron al entonces jefe de personal Reince Priebus con un documento oficial de Boeing que comparaba una versión avanzada del Super Hornet con el F-35 Joint Strike Fighter fabricado por su rival Lockheed Martin.

Los líderes de la Fuerza Aérea dicen que actualmente están evaluando su mezcla de aviones.

“Tenemos una nueva Estrategia de Defensa Nacional y la Fuerza Aérea está trabajando en el proceso de determinar qué Fuerza Aérea se necesita para cumplir con esa nueva Estrategia de Defensa Nacional y cómo se representa eso ante al mundo, dijo el General James” Mike “Holmes, jefe del Comando de Combate Aéreo, el 28 de junio en un desayuno del Grupo de Escritores de Defensa en Washington.

Entre las opciones que se están considerando están las nuevas versiones de los F-15 y F-16, según un observador de la Fuerza Aérea.

Los aliados estadounidenses del avión, Israel, Arabia Saudita, Singapur y Corea del Sur vuelan versiones adaptadas del F-15. El miembro más nuevo del club Eagle es Qatar, que el año pasado ordenó 36 aviones y tiene una opción para 36 más. Boeing también está lanzando ofertas del F-15 a la Fuerza Aérea Alemana, que quiere reemplazar sus aviones Tornado.

Cunningham, vicepresidente de ventas globales de Boeing, dijo que la empresa también está ofreciendo mejoras a los F-15 existentes con la tecnología utilizada en el nuevo avión, a los aliados.

El F-15 está considerado un avión de cuarta generación, uno que no tiene un diseño de sigilo, que le ayude a evadir los misiles enemigos. Durante más de una década, los líderes de la Fuerza Aérea han presionado durante mucho tiempo para que sólo se compren aviones de combate y bombarderos sigilosos. Comprar ahora nuevos F-15 lo cambiaría.

Se suponía que el F-15 iba a ser reemplazado por el sigiloso F-22 Raptor, considerado el mejor caza de combate aire-aire. A pesar de las objeciones de los principales generales de la Fuerza Aérea, el entonces Secretario de Defensa Robert Gates ordenó que se pusiera fin a la producción de F-22 en 2009. El último avión salió de la línea de producción de Lockheed Martin en Marietta, Georgia en 2012. En total, la Fuerza Aérea compró 187 Raptors, mucho menos que los más de 750 planeados originalmente.

En ese momento, Gates optó por invertir en el F-35 Joint Strike Fighter, un caza polivalente, que puede derribar aviones y atacar objetivos en tierra con su gama de sensores, radares y sensores avanzados.

Boeing propone una nueva versión de su F-15 Eagle, el F-15X, que contaría con un fuselaje actualizado y más misiles. Imagen de Boeing

Las versiones extranjeras del F-15 han recibido una nueva tecnología que no existía cuando se construyeron los aviones estadounidenses. A lo largo de los años, los F-15 americanos han recibido mejoras en sus radares y cabinas de pilotaje, pero la Fuerza Aérea recientemente canceló un esfuerzo para agregar bloqueadores electrónicos a sus F-15C más antiguos. Algunos observadores de la Fuerza Aérea han manifestado que eso indica que el servicio podría retirar el avión antes de lo planeado.

Boeing ha lanzado durante mucho tiempo nuevas versiones del Strike Eagle para la Fuerza Aérea estadounidense y clientes internacionales. En 2010, la empresa lanzó el Silent Eagle, un F-15 con un recubrimiento especial y colas verticales inclinadas, que según dijeron los ejecutivos podría evadir mejor la detección del enemigo. En 2015, lanzó una actualización al F-15C, la versión de combate aéreo, que le permitiría transportar 16 misiles aire-aire.

En ocasiones, Boeing ha argumentado que las versiones mejoradas de sus aviones podrían estar cerca de igualar el sigilo avanzado, los sensores y las capacidades guerra electrónica del F-35 a una fracción del coste.

Ahora los ahorros podrían no ser tan altos como la etiqueta de precio del F-35 que está bajando anualmente. El Pentágono anunció el domingo que tiene un acuerdo verbal con Lockheed Martin para un nuevo lote de 141 F-35 Joint Strike Fighters. La versión del avión de la Fuerza Aérea cuesta alrededor de 89 millones de dólares por unidad, según la información de Reuters .

Una fuente de la Fuerza Aérea señaló que la compra de nuevos F-15 ahora no se vería como una competencia con el F-35 ya que el Joint Strike Fighter nunca ha sido considerado un reemplazo para el F-15.

Marcus Weisgerber

2 comentarios sobre “Boeing ofrece a la Fuerza Aérea de Estados Unidos el nuevo F-15X, utilizando su plan de juego del Super Hornet.

  • el 20 julio, 2018 a las 15:44
    Permalink

    La USAF no va adquirir nada que no sea el F-35, si quieren rentabilizar lo invertido hasta ahora. De de vez en cuando vuelven los rumores de estudios que aconsejan la retirada del F-15C ,porque su misión la puede desempeñar el F16 de la ANG, y los tres escuadrones en el exterior pueden ser reemplazados por F-35.

    Necesitan menos modelos de plataformas, incluso se ha publicado recientemente un informe del GAO aconsejando la redistribución en menos bases del F22 para maximizar los pocos ejemplares adquiridos y puedan ser expedicionarios 100%.

    https://www.gao.gov/assets/230/224204.pdf
    (por si alguien le interesa )

    un saludo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com