Boeing se adjudica un contrato para bombas destructoras de búnkeres GBU-57.

Considerada la bomba convencional más grande del mundo, la Massive Ordnance Penetrator sólo puede ser empleada por el bombardero sigiloso B-2 Spirit.

A Boeing se le ha adjudicado un contrato de 70 millones de dólares para la adquisición de bombas GBU-57 Massive Ordnance Penetrator guiadas con precisión para la Fuerza Aérea de Estados Unidos, según un comunicado de prensa del Departamento de Defensa.

Se espera que el trabajo bajo el contrato de adquisición de fuente única de entrega indefinida / cantidad indefinida (FA8681-19-D-0008) emitido por el Centro de Administración del Ciclo de Vida de la Fuerza Aérea esté terminado para el 31 de diciembre de 2022, según el comunicado.

La GBU-57 Massive Ordnance Penetrator (MOP) es una bomba de “bunker buster” guiada por GPS de 14.000 kg (30.000 libras) empleada por el icónico bombardero sigiloso B-2 Spirit.

El arma de 6 metros de largo está diseñada para atacar bunkers y túneles profundamente enterrados y endurecidos. LLeva 2.404 kg (5.300 libras) de explosivos entubado en una aleación especial de acero de alto rendimiento. La Fuerza Aérea dice que puede penetrar hasta 60 metros (200 pies) de profundidad antes de explotar.

El anuncio del contrato de ayer lunes marca un aumento significativo en dólares con respecto a los pedidos anteriores de Penetradores de Artillería Masiva. El último contrato de adquisición de bombas GBU-57 fue emitido en febrero de 2018 por poco menos de 21 millones de dólares.

Ni el contrato de ayer ni en el del 2018 se especifica el número de bombas que se iban a adquirir, pero en 2011 la Fuerza Aérea ordenó ocho bombas más equipos de apoyo por 28 millones de dólares.

En abril, Boeing recibió un contrato de mantenimiento del Penetrador de Artillería Masiva GBU-57 de 21.6 millones de dólares que se espera que se complete para el 18 de julio de 2023.

Según se informa, la GBU-57 es la bomba no nuclear en servicio más grande del mundo, significativamente más pesada que otras dos bombas masivas bien conocidas: la GBU-43 / B “la madre de todas las bombas” de 9.526 kg (21,000 libras) o MOAB que se lanzó en Afganistán en 2017, y la rusa de 9.979 kg (22.000 libras) ATBIP “el padre de todas las bombas” que se rumorea que se usó en Siria el mismo año. Tanto el MOAB como la FOAB son bombas termobáricas, diseñadas para una gran potencia explosiva en lugar de penetración.

The Defense Post

3 comentarios en “Boeing se adjudica un contrato para bombas destructoras de búnkeres GBU-57.

  • el 1 octubre, 2019 a las 17:14
    Permalink

    Y las bombas temorbáricas españolas….

    Respuesta
    • el 3 octubre, 2019 a las 00:42
      Permalink

      España no tiene ese tipo de armas

      Respuesta
  • el 1 octubre, 2019 a las 23:50
    Permalink

    Para sacar a Putin de su madriguera…

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com