Bombarderos estratégicos rusos TU-95MS con misiles de crucero atacan instalaciones del ISIS en Siria.

Aviones rusos bombardearon ayer con misiles aire-tierra de alta precisión posiciones del Estado Islámico en la frontera entre las provincias sirias de Hama y Homs destruyendo tres grandes depósitos de armas y municiones y un puesto de mando del grupo yihadista, informó el Ministerio de Defensa de Rusia.

Los ataques aéreos fueron lanzados por bombarderos estratégicos y porta misiles Tu-95MS, que despegaron del aeródromo de Engels, cerca de Saratov en la parte suroccidental de Rusia y fueron reabastecidos en vuelo por un avión cisterna Il-76/78,  acompañados por aviones de combate Sukhoi Su-30M que salieron de la base aérea rusa de Hmeymim en la costa siria de Latakia.

Los bombardeos se realizaron con nuevos misiles aire-tierra Kh-101 el misil de crucero más avanzado de Rusia contra las instalaciones del ISIS desde una distancia de unos mil kilómetros, aunque tienen un alcance de hasta 4.500 km y pueden llevar ojivas nucleares.

El Kh-101 debe ser lanzado desde una altura de  al menos 3.000 metros con la condición de que el avión se desplace a 900 kilómetros por hora. Está considerado como el misil de crucero aerotransportado estratégico ruso basado en modernas tecnologías con capacidad stealth que dificultan su detección por radares.

A diferencia de los misiles con base en tierra o en mar, el Kh-101 no va equipado con un propulsor de lanzamiento y se necesita arrojarlo desde un avión para que tenga una velocidad inicial.

En noviembre de 2015 Rusia puso en acción por primera vez en su historia a sus más avanzados misiles de crucero aire-tierra, los Kh-101, adoptados por la Fuerza Aérea del país en 2013.

El TU-95MS sigue siendo la aeronave propulsada por hélices producida en masa más veloz y el único bombardero estratégico de turbohélices en uso operacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *