Buques de guerra chinos causan sorpresa en el puerto australiano de Sydney.

Los más madrugadores habitantes de la ciudad australiana de Sidney se vieron ayer sorprendidos al ver a tres barcos de guerra chinos entrando en el puerto de Sydney, lo que obligó al primer ministro a tranquilizar a los inquietos residentes.

En medio de la elevada preocupación por la creciente influencia de Pekín y la flexión de los músculos militares, la aparición de un grupo de ataque con bandera china  y alrededor de 700 marineros fue una sorpresa.

“Puede que haya sido una sorpresa para algunas personas, pero ciertamente no ha sido una sorpresa para el gobierno” aclaró el primer ministro Scott Morrison, tratando de calmar las preocupaciones. “Hace tiempo que nos informaron de la visita”.

Morrison lo describió como una “visita recíproca porque los buques de guerra australianos han visitado China”. Este grupo naval regresaba después de una operación de narcotráfico en Medio Oriente” aclaró.

Los buques parecían ser el Kunlun Shan, un barco anfibio de la clase Yuzhao; el buque de reabastecimiento de la flota Lago Luoma y la fragata Xuchang, un moderno buque  que se cree está equipado con sistemas de misiles tierra-aire y antisubmarinos.

El momento de su visita también ha sido cuestionado. 

Llega en vísperas del 30 aniversario de la violenta represión de las protestas en la plaza Tiananmen de Pekin en 1989 cuando los militares chinos dispararon contra sus propios ciudadanos por exigir un cambio político y el fin de la corrupción estatal.

La navegación también se produce pocos días después de que se conociera que un buque de guerra chino se había enfrentado recientemente a un buque australiano en el Mar de China Meridional y que los pilotos de los helicópteros australianos habían sido atacados con láseres. 

Desde que llegó al poder, el presidente Xi Jinping ha invertido mucho en la Armada del Ejército Popular de Liberación, en un intento de proyectar la influencia china a través del Pacífico y más allá. 

“Las visitas de la marina china a Australia han sido más bien una fragata solitaria, no un grupo de ataque con un barco de asalto anfibio y 700 marineros”, escribió Rory Medcalf, jefe de la Escuela de Seguridad Nacional de Australia.

“Sydney no es una parada apropiada de camino a casa desde el Golfo de Adén”.

The Economic Times

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com