Buques norcoreanos rastreados por aviones P-8A Poseidón de la US Navy.

Son los actores desconocidos de la guerra de nervios que se ha jugado durante varias semanas entre Washington y Pyongyang. Mientras el mundo entero observa a los bombarderos estadounidenses patrullando las fronteras entre las dos Coreas, en un lado completamente diferente también se juegan otras cartas sobre los mares de la China Meridional. Los Boeing P-8 Poseidón pertenecientes a la Fuerza Aérea Naval de los Estados Unidos patrullan el aérea marítima, a veces muy de cerca y con mucha altitud, vigilan los barcos comerciales y de guerra que enarbolan la bandera norcoreana. Aviones que nos permiten comprender mejor con su trabajo los flujos de suministro de este país aislado del mundo.

Porque aunque oficialmente Corea del Norte no comercia con casi ningún otro país del mundo fuera de China, algunos de los barcos registrados en el país se encuentran en alta mar. Y el interés de los estadounidenses es saber adónde van o de dónde vienen. Los buques civiles, generalmente de tamaño pequeño, principalmente cargueros, y por supuesto los barcos de pesca.

Pero sobre todo, lo que los aviones de la Armada P-8A Poseidón están vigilando son los buques de guerra norcoreanos. Y está claro que las tripulaciones americanas tienen mucho que hacer. Aunque poco se sabe al respecto, la armada norcoreana parece estar bastante bien equipada en comparación con su aislamiento. Las diversas fuentes dan entre 900 y 955 buques de superficie, a los que se suman entre 65 y 70 submarinos de ataque clase Romeo, 40 de la clase Sang-O y otros 10 tipo Yono. Todos ellos diesel-eléctricos.

Son estos últimos sumergibles los que podrían permitir, en un hipotético futuro, a la dictadura norcoreana lanzar sus armas nucleares contra Japón o Estados Unidos. Por lo tanto, es esencial que el Pentágono y la CIA conozcan lo más posible sus movimientos.

Sin embargo, la mayor parte de la acción del Poseidón P-8A, que permanece permanentemente por encima de las aguas internacionales o de Corea del Sur, es seguir el progreso de los patrulleros y aviones que forman la columna vertebral del Chosom in-mingun Haegun. Como recordatorio, los norcoreanos no tiene portaaviones y la mayoría de sus buques no tienen una capacidad para recibir helicópteros. Además,  Corea del Norte ni siquiera tiene un avión naval, y lo más parecido para servir en la Armada, son de seis a ocho Mil Mi-14PS de guerra antisubmarina y un Antonov An-24,  ciertamente utilizado  para misiones de reconocimiento marítimo.

A pesar de que esta misión sigue siendo muy discreta, ahora parece claro que son los Poseidón P-8A de los escuadrones VP-5 y VP-16 del NAS Jacksonville en Florida quienes están a cargo de rastrear los buques norcoreanos. Para facilitar su uso, los aviones de caza submarinos son trasladados a Japón para sus patrullas.

 

Atención: Esta información podrá volver a leerla mañana en la web pirata de un sinvergüenza y caradura que tiene como misión aprovecharse del trabajo de los demás mediante el sistema de copiar y pegar pese a que en su propia página diga “no se permite hacer copia y pega de información” . Trabaja un poco parásito. La próxima vez pondré el nombre del bodrio de tu página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *