Canadá decide aplazar el ejercicio Bandera de Arce 2019.

La Real Fuerza Aérea de Canadá (RCAF) ha decidido no realizar el Ejercicio de entrenamiento aéreo avanzado en combate Maple Flag en 2019.

Según una declaración facilitada por la Fuerza Aérea, la RCAF aprovechará la oportunidad para reorientar sus recursos a fin de actualizar el mandato del ejercicio y modernizar la infraestructura utilizada durante el mismo.

D este modo, la RCAF asegurará que el ejercicio Bandera de Arce permanezca enfocado y relevante para las operaciones de combate en un espacio de batalla dinámico y fluido, ahora y en el futuro.

El ejercicio se realiza principalmente en el campo de tiro de Cold Lake Air Weapons Range (CLAWR), una vasta y restringida zona de entrenamiento de más de un millón de hectáreas, situada a unos 70 kilómetros al norte Alberta. La pausa del ejercicio permitirá a la RCAF actualizar y modernizar la infraestructura en el área de entrenamiento para garantizar que la experiencia de ejercicio siga siendo moderna, segura y relevante.

“Con los muchos avances tecnológicos en la aviación militar a lo largo de las décadas, ha surgido la necesidad de métodos de entrenamiento e infraestructura que también avancen”, dijo el teniente general Meinzinger. “Nuestros adversarios están innovando, y nosotros y nuestros aliados también”.

Además, el objetivo de Maple Flag siempre ha sido preparar a los participantes nacionales e internacionales para llevar a cabo las operaciones. Dado que la realización de operaciones en un entorno clasificado se ha convertido en la norma internacional, el Maple Flag debe adaptarse a estos nuevos requisitos para reproducir mejor las situaciones operativas del mundo real. Por lo tanto, el ejercicio se adaptará para que sea un entorno de formación más realista para todos los participantes. 

El ejercicio “Bandera de Arce” se celebra normalmente cada año durante uno o dos períodos de dos semanas desde finales de mayo hasta finales de junio. El Ala 4 de Cold Lake ha organizado el evento internacional de entrenamiento desde 1978, cuando el objetivo principal del ejercicio era recrear las primeras diez misiones de combate aéreo que un piloto de caza podría esperar encontrar durante un conflicto. Con el tiempo, ha evolucionado para incluir aeronaves como bombarderos, aviones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento y aviones de sistemas de alerta y control aéreo (AWACS). Ahora también integra elementos de la Fuerza Aérea, como transporte aéreo táctico, helicópteros tácticos y medios de guerra electrónica, así como elementos del Ejército. Desde 1987, el ejercicio se ha cancelado en cuatro ocasiones, todo debido a los compromisos operativos del RCAF. 

La Real Fuerza Aérea de Canadá sigue comprometida con la realización de Maple Flag en el futuro. Es una actividad central para la fuerza de combate y proporciona al personal una excelente oportunidad de entrenar en territorio canadiense junto a sus socios y aliados para desarrollar y practicar tácticas, técnicas y procedimientos comunes.

“Es demasiado pronto para decir exactamente qué cambios se producirán o cuál será nuestro calendario”, ha señalado el teniente general Meinzinger. “Nuestro primer paso es identificar cómo debería ser el ejercicio en el futuro y luego desarrollar los procesos para hacer que esos cambios se realicen.

“El panorama de la guerra ha evolucionado, y Maple Flag también debe evolucionar para garantizar que siga siendo operativamente relevante para nosotros y nuestros socios, tanto ahora como en el futuro”.

Royal Canadian Air Force

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com