Canadá: escasez de pilotos en la Fuerza Aérea.

La Fuerza Aérea canadiense pronto tendrá más aviones de combate, pero seguirá sin poder cumplir con sus obligaciones nacionales e internacionales debido a la falta de pilotos que puedan volarlos, señaló ayer martes una auditoría del Parlamento de la Nación.

En dicha auditoría el Departamento de Defensa Nacional reconoce que actualmente solo tiene el 64% de los pilotos necesarios para defender la soberanía de Canadá y responder urgentemente a las “amenazas a América del Norte” o a sus obligaciones internacionales, dice el Auditor General. La Real Fuerza Aérea Canadiense está perdiendo a sus pilotos más rápidamente de lo que forma a los nuevos, lamenta el documento.

Sin embargo, el Ministerio de Defensa estima que tendría que aumentar su número de aviones en casi una cuarta parte para cumplir con un requisito operativo introducido por el gobierno en 2016.

Con 76 aviones CF-18 Hornet estadounidenses que datan de principios de la década de 1980, el ministerio “no puede cumplir” este requisito que el gobierno ha justificado con el nivel de alerta “más alto” del Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte, que une a Canadá y Estados Unidos, (Norad) y sus compromisos con la OTAN, escribe al Auditor General Michael Ferguson.

Especialmente desde abril de 2016 hasta marzo de 2018, la aviación perdió 40 pilotos calificados, pero sólo entrenó a 30 nuevos. “Desde entonces, otros 17 pilotos se han ido o han indicado su intención de hacerlo”, indica el informe.

Si esta tendencia continúa, “no habrá suficientes pilotos experimentados para entrenar a la próxima generación de pilotos de combate”.

La advertencia se produce en un momento en que la Organización de Aviación Civil Internacional estima que, con el crecimiento del transporte aéreo, habrá que contratar a más de 600.000 pilotos de líneas aéreas en todo el mundo para el año 2036.

El informe del auditor también destaca una escasez de técnicos experimentados, lo que se traduce en una reducción del número de horas de vuelo de los pilotos de combate. El envejecimiento de la flota de los CF-18 Hornets también complica su mantenimiento.

El Departamento de Defensa planea invertir cerca de 3.000 millones de dólares canadienses (2.000 millones de euros) para prolongar la vida útil de sus CF-18 hasta 2032 y comprar otros 18 F/A-18 de segunda mano a Australia. .

El gobierno de Justin Trudeau ha invitado a cinco constructores a participar en una licitación para la entrega de 88 nuevos aviones de combate a partir de 2025.

Lockheed Martin y su F-35 está en la clasificación, a pesar de que Canadá había  cancelado un pedido de este avión en 2015, mientras que el Dassault Rafale acaba de retirarse.

Agence France Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com