Canadá invita a Boeing y Lockheed a presentar propuestas para su próxima generación de cazas.

Las compañías estadounidenses Boeing y Lockheed Martin, han sido invitadas esta semana por Canadá a presentar ofertas para el próximo avión de caza que necesita el país norteamericano ante el deterioro de sus veteranos CF-18 A/B Hornet.

Canadá planea comprar 88 cazas en lo que el gobierno llama su inversión más significativa en la Real Fuerza Aérea Canadiense en más de tres décadas. En esta última entrega de un proceso de dos décadas, Canadá está dando a los proveedores hasta la primavera para presentar propuestas y planes para seleccionar un ganador del concurso en 2022. El gobierno quiere la primera entrega de la aeronave elegida en 2025.

“Nuestro gobierno está cumpliendo su promesa de reemplazar la flota de aviones de combate de Canadá a través de una competencia abierta y transparente. Hoy marca un paso importante en el proceso que brindará a la Real Fuerza Aérea de Canadá la aeronave que necesita para ayudar a garantizar la seguridad de los canadienses, al precio justo y con el beneficio más económico para el país” dice una declaración emitida por Carla Qualtrough, ministra de Servicios Públicos y Adquisiciones y Accesibilidad de Canadá.

Saab JAS 39 Gripen de la Fuerza Aérea de Suecia

Canadá planea retirar su vieja flota de 76 CF-18 cazas, una variación del F-18 Hornet de McDonnell Douglas. Los cazas de Canadá fueron comprados entre 1982 y 1988, posteriormente han sido modernizados en dos fases, la primera durante 2003-2006 y la segunda entre 2007 y 2010.

La solicitud de propuestas, publicada por el gobierno canadiense a principios de esta semana, invitaba a Lockheed Martin, Boeing, Saab y Airbus a presentar sus ofertas. Se espera que Lockheed proponga su F-35 y Boeing su F/A-18E/F Super Hornet en una aparente continuación del debate de una década en Ottawa. Los JAS 39 Gripen construidos por Saab y el Eurofighter Typhoon fabricado por Airbus Defence también son posibles candidatos.

Un Eurofighter Typhoon de Royal Air Force

Canadá comenzó a considerar la sustitución del CF-18 hace más de 20 años. En 1997, el gobierno del entonces primer ministro Jean Chretien inscribió a Canadá para participar en el programa F-35 sin la obligación de comprar los aviones de combate de la próxima generación, según una actualización de políticas de 2017 realizada por Alan Stephenson, miembro del Instituto Canadiense de Asuntos Globales.  Stephenson también es coronel retirado de la Royal Canadian Air Force y piloto del CF-18.

Los problemas con la participación de Canadá en el programa F-35 ocurrieron en 2010, cuando el gobierno del entonces primer ministro Stephen Harper anunció la selección de 65 aviones F-35, según Stephenson.

“Esta decisión mal calculada de eludir una competencia formal inició la politización del reemplazo del CF-18, ya que los conservadores hicieron uso de la adquisición propuesta con fines partidistas”, escribió Stephenson.

Un Super Hornet F/A-18E

El partido liberal de la oposición utilizó la aparente falta de transparencia en el programa de reemplazo del CF-18 como un tema de campaña, incluyendo una parte importante de la plataforma que Justin Trudeau utilizó para ganar las elecciones en 2015.

“No compraremos el cazabombardero F-35. Inmediatamente lanzaremos una competencia abierta y transparente para reemplazar el avión de combate CF-18. La misión principal de nuestros aviones debe seguir siendo la defensa de América del Norte, no la capacidad de sigilo en el primer ataque. Reduciremos el presupuesto de adquisiciones para reemplazar los CF-18 y, en su lugar, compraremos una de las muchas opciones de menor precio que se ajustan mejor a las necesidades de defensa de Canadá “, declaró la plataforma de Trudeau en 2015.

Sin embargo, Stephenson considera que el gobierno de Trudeau cometió el mismo error que su predecesor, esta vez anunciando en 2016 un plan para adjudicar un contrato de caza de un solo proveedor para 18 aviones F/A-18E/F de Boeing.

El plan recibió la aprobación del Departamento de Estado de EE.UU. en septiembre de 2017, pero tres meses después fue desechado tras una complicada disputa comercial entre el brazo comercial de Boeing y la compañía aeroespacial canadiense Bombardier en 2017. 

En cambio, el gobierno de Trudeau anunció una nueva competencia limitada a los cuatro fabricantes de aviones anunciados a principios de esta semana.

En 2017, al anunciar la nueva competencia, Qualtrough no nombró específicamente a Boeing, pero sugirió enérgicamente que el fabricante necesitaba trabajar en su imagen, diciendo que “los licitadores responsables de dañar los intereses económicos de Canadá estarán en clara desventaja”.

Un F-35 Joint Striker Fighter

Tales comentarios sugieren a Stephenson que el debate sobre el reemplazo del CF-18 nunca trató realmente de encontrar un nuevo caza, sino de política partidista.

“Si los liberales desean priorizar los fondos para programas sociales, entonces deben ser francos y honestos. “Si el gobierno quiere ayudar a una compañía canadiense bajo coacción, entonces debería encontrar soluciones que no pongan en peligro la seguridad nacional”, escribió Stephenson en 2017.

Ahora, mientras Canadá busca ofertas de Lockheed Martin, Boeing, Saab y Airbus, el gobierno de Trudeau afirma claramente que los beneficios económicos locales son una parte integral de la determinación de la oferta ganadora. Las aeronaves serán juzgadas por sus ventajas técnicas, económicas y beneficios para Canadá.

Todos los proveedores deberán proporcionar un plan de beneficios económicos igual al valor de su contrato propuesto, y los puntos máximos solo se otorgarán a los proveedores que proporcionen garantías contractuales.

“Los beneficios económicos concretos y duraderos para los canadienses son una prioridad para este proyecto. Esta adquisición es una oportunidad única en una generación para apoyar el crecimiento de la fuerza laboral altamente calificada de Canadá en las industrias aeroespaciales y de defensa. Confiamos en que los canadienses cosecharán todo el valor de este proceso de adquisición a través de inversiones, investigación y desarrollo, y buenos empleos durante las próximas décadas”, afirmó Navdeep Bains, ministro de Innovación, Ciencia y Desarrollo Económico de Canadá, en un comunicado.

USNI News  

2 comentarios en “Canadá invita a Boeing y Lockheed a presentar propuestas para su próxima generación de cazas.

  • el 28 julio, 2019 a las 03:25
    Permalink

    Estos est*p*dos del gobierno canadiense creen que por la miserable cantidad de 88 aviones pueden poner a competir a 4 multinacionales. Deberan esoerar 15 años pata obtener un nuevo F/A.
    Claro, durante 10 años el rastafari Trudeau, enemigo-del-sistema, se leyo las estupideces del Kremlin y sus empleados (RT, RBTH, Sputnik) y todos los que beben de sus tetas y se creyo que los 1500 problemas durante el desarrollo del F35 eran una calamidad y no mera rutina de cualquier desarrollo de alta tecnologia.

    Respuesta
    • el 29 julio, 2019 a las 05:04
      Permalink

      Eso lo dijo en la campaña electoral , ahora en el gobierno veras que van a comprar o F35 de Lockheed Martin o los Súper hornet de Boeing. La sangre anglosajona llama

      Respuesta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com