Canadá recibe los dos primeros F/A-18 Hornets australianos.

La Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF) ha comenzado la reducción de su flota clásica de Hornets con la entrega de los dos primeros F/A-18A/B a la Real Fuerza Aérea Canadiense (RCAF).

Los dos Hornets de un solo asiento, con los números de cola A21-53 y A21-55 de la RAAF, llegaron a la base de las Fuerzas Canadienses en Cold Lake, Alberta el sábado 16 de febrero, tras su despliegue para el ejercicio Bandera Roja el 19 de enero en Nevada.

La venta a Canadá, que se confirmó en diciembre, abarca un total de 25 aviones: 18 Hornets de la RAAF como cazas provisionales para complementar su flota de CF-18 de configuración similar, y otros siete aviones para ser usados ​​como repuestos y artículos de prueba.

“La flota provisional de cazas es clave para garantizar que la Real Fuerza Aérea Canadiense pueda continuar cumpliendo sus misiones y garantizar la seguridad de Canadá”, señaló Harjit Sajjan, ministro de defensa de Canadá, en una declaración de ayer 17 de febrero.

“Estamos familiarizados con estos aviones y confiamos en que puedan proporcionar el apoyo adicional que nuestra flota actual necesita.

“Fueron incorporados ayer domingo por la Real Fuerza Aérea Australiana y espero verlos volar muy pronto con nuestros colores canadienses”.

El gobierno canadiense aclaró que los aviones de la RAAF eran del mismo tipo que su flota actual de CF-18 y que se integrarán rápidamente en la flota tras algunas modificaciones y trabajos técnicos.

Se espera que todas las aeronaves sean entregadas antes de finales de 2021.

El avión será empleado en 3ª Ala en Bagotville y la 4ª Ala en Cold Lake.

Canadá anunció que esperaba publicar su solicitud formal de propuestas para la futura flota de cazas más adelante en 2019, con el contrato que se adjudicará en 2021-22 y las entregas que comenzarán en 2025.

El RAAF está retirando gradualmente sus Hornets clásicos a medida que recibe los nuevos F-35A.

Los dos primeros F-35A están ya en el país, y se espera que se entreguen otros ocho en el transcurso de 2019. La capacidad operativa inicial estaba prevista para finales de 2020.

“Australia y Canadá tienen una larga relación en materia de defensa y esta venta es un excelente ejemplo de nuestro compromiso mutuo de apoyar nuestras respectivas capacidades”, dijo el ministro de Defensa australiano, Christopher Pyne, en un comunicado.

“Estos aviones han servido muy bien a Australia y ahora continuarán haciendo una contribución positiva a la capacidad de combate aéreo de uno de nuestros aliados más cercanos”.

Los dos Hornets fueron entregados por el Comandante del Grupo de  Combate Aéreo de la RAAF, Mike Kitcher, y el Comandante del 77 Escuadrón, Jason Easthorpe. Los aviones forman parte del último lote fabricado para la RAAF en Avalon, cerca de Melbourne en 1989 y entregados a principios de 1990.

Entre 1985 y 1990, la RAAF recibió 57 F/A-18A monoplazas y 18 F/A-18B biplazas. Todos, excepto los dos primeros F/A-18B se ensamblaron en Avalon, inicialmente a partir de kits de desmontaje, pero con una cantidad cada vez mayor de componentes fabricados localmente a medida que avanzaba la producción.

Australian Aviation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com