Canadá se aleja de la posible compra de los Boeing F/A 18 Súper Hornets en medio de una disputa comercial.

Canadá está descartando su plan inicial de compra de 18 aviones de combate Súper Hornet a Boeing en medio de una disputa cada vez más profunda con la compañía aeroespacial estadounidense, dijeron el martes varias fuentes conocedoras del problema.

Sin embargo, se cree que el gobierno canadiense anunciará la próxima semana su postura de adquirir  los aviones usados F-18 Hornets de Australia, que son el mismo tipo de avión que opera actualmente en la Fuerza Aérea Canadiense.

Esta decisión pone de manifiesto el enfado que tiene Ottawa ante la disposición de Boeing de lanzar una amenaza comercial contra el fabricante de aviones canadiense Bombardier,  al que el gigante estadounidense acusa de vender a mitad de precio aviones comerciales en el mercado americano.

F/A-18 Súper Hornet.

Además, el gabinete canadiense también cuestiona el futuro de las ventas militares de Boeing en Canadá.  Por su parte, Boeing contraataca diciendo que sus operaciones comerciales y de defensa en Canadá respaldan a más de 17.000 empleados canadienses.

Canadá y México están en negociaciones cada vez más ásperas con los Estados Unidos sobre el Tratado de Libre Comercio, TLCAN, que el presidente Donald Trump dice que no ha hecho lo suficiente para proteger los empleos en Estados Unidos.

El gabinete del Primer Ministro Justin Trudeau, dijo a finales de 2016, que quería los aviones Boeing como una medida provisional hasta que pudiera lanzar una petición de compra para una nueva flota de aviones que reemplacen a los pasados CF-18 de Canadá.

A medida que las relaciones con la compañía Boeing se deterioraron, Ottawa criticó duramente a la empresa por no actuar como un socio de confianza y comenzó a mirar la posibilidad de adquirir los F/A-18 Hornets australianos.

F/A-18 Hornet australiano.

El Departamento de Defensa de Australia,  a petición de algunos medios periodísticos, confirmó que Canadá había presentado el 29 de septiembre, una expresión formal de interés para un número indeterminado de Hornets F / A-18 de Australia.

Más tarde, se ha conocido que oficiales militares australianos habían estado en Ottawa el mes pasado para conversaciones. De ser posible la compra a los australianos, Canadá ahorraría dinero y evitaría la necesidad de entrenar a sus pilotos en un nuevo avión o gastar dinero en una nueva cadena de suministro.

Los funcionarios habían dicho anteriormente que si la compra se llevaba a cabo, algunos de los aviones australianos serían utilizados como piezas de repuesto.

Canadá debe anunciar oficialmente los requisitos para su nueva flota de cazas a principios de 2019, iniciando una competencia abierta a todos los aviones.

Un contendiente potencial es el caza F-35 de Lockheed Martin, que Trudeau inicialmente dijo que no compraría porque era demasiado caro. Desde entonces el gobierno canadiense ha suavizado su línea, diciendo que el avión podría competir.

Un comentario sobre “Canadá se aleja de la posible compra de los Boeing F/A 18 Súper Hornets en medio de una disputa comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *