Canadá vuelve a retrasar la decisión de compra de aviones de combate.

El prolongado esfuerzo de Canadá para comprar 88 nuevos aviones de combate ha sufrido hoy un nuevo retraso  cuando el gobierno ha concedido a los potenciales licitadores otros tres meses de plazo para presentar sus propuestas.

Los gobiernos canadienses de diversas tendencias han estado intentando durante más de una década reemplazar una flota de viejos aviones Boeing CF-18, algunos de los cuales tienen más de 40 años. El pasado mes de julio, Ottawa lanzó el concurso para un contrato que, según dice, tendrá un valor de entre 15.000 y 19.000 millones de dólares canadienses (11.300 millones de dólares USA)

La fecha límite para la presentación de propuestas preliminares había sido decidida hasta finales de marzo. Sin embargo, el gobierno liberal del primer ministro Justin Trudeau dijo que, a petición de la industria, la fecha límite se había retrasado hasta el 30 de junio para dar a los licitadores más tiempo para abordar las cuestiones de seguridad.

En diciembre de 2017, Canadá anunció que compraría una flota de viejos aviones F/A-18 australianos para ayudar a mantener la fuerza aérea en funcionamiento hasta que los nuevos aviones comiencen a llegar en 2025.

“Aquí estamos de nuevo con más titubeos y retrasos liberales debido al débil liderazgo de Trudeau. Mientras tanto, nuestra fuerza aérea está atascada con viejos y oxidados cazas de Australia, tuiteó el legislador James Bezan, que sirve como portavoz de defensa de los conservadores de la oposición oficial.

Los dos principales contendientes son Lockheed Martin Corp y Boeing, mientras que el sueco Saab AB también participa. En pasado agosto, Airbus se retiró, en parte debido a lo que citó como exigentes requisitos de seguridad.

Los aviones europeos deben demostrar que pueden cumplir con los estrictos estándares requeridos por los Estados Unidos, que con Canadá opera el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte.

Airbus y otros contendientes se habían quejado de que el gobierno parecía estar inclinando la carrera a favor del avión F-35 de Lockheed Martin, que la Real Fuerza Aérea Canadiense quiere. Canadá es parte del consorcio que desarrolló el avión.

Reuters

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com