China aumenta la producción del avión de combate JF-17 Thunder.

China ha incrementado la producción del avión de combate de peso ligero Chengdu JF-17, desarrollado conjuntamente con Pakistán. En la primera mitad de 2020, el número de aviones entregados ha sido el mayor de los últimos cinco años, según los informes de la industria.

A partir del 30 de junio, la línea de producción del JF-17 ha reducido en promedio el período de fabricación de un solo avión en 15 días en comparación con el año pasado, publicó la semana pasada China Aviation News, un periódico afiliado a la Corporación de la Industria de la Aviación de China (AVIC), de propiedad estatal.

La Fuerza Aérea de Pakistán es el principal operador de los aviones de combate JF-17. Myanmar es otro país que también vuela aviones de combate de fabricación chino-pakistaní.

La última versión propulsada del JF-17, conocida como el JF-17 Block 3, hizo su primer vuelo en diciembre de 2019, escribió entonces la revista Aerospace Knowledge.

En marzo de 2019, Yang Wei, jefe de diseño del avión de combate desarrollado conjuntamente por China y Pakistán, dijo que el desarrollo y la producción del JF-17 Block 3 estaba en marcha, y que en el tercer bloque se actualizaría la capacidad de guerra basada en la información y las armas del JF-17.

Según Yang, algunos otros países también se han acercado a la Corporación AVIC para comprar el JF-17 Bloque 3 el año pasado.

Global Times

2 thoughts on “China aumenta la producción del avión de combate JF-17 Thunder.

  • el 17 julio, 2020 a las 20:34
    Permalink

    El JF-17/FC-1, un pariente lejano y muy modificado del Chengdu F-7 (a su vez una variante sin licencia china del MiG-21), pareciera reunir una serie de características positivas para responder a las exigencias de un mercado ávido de reemplazar aviones anticuados de los denominados tercera y cuarta generación, que muchos países aún conservan en sus fuerzas aéreas y que deben ser reemplazados en el transurso de esta década. De todas maneras, a pesar de ser un avión muy competitivo en su precio y capacidades ofrecidas (al menos marketing no le falta) no las tiene todas consigo. Se ofrece en momentos de plena lucha por la supremacía económica y política entre EEUU y China, y esto podría representar un hándicap negativo en todos aquellos mercados sensibles a las presiones estadounidenses. Por otro lado China posee muy pocos aliados tradicionales y deberá luchar duramente para conseguir nuevos clientes. Su relación precio-calidad parece ser muy buena, pero no será fácil para sus constructores crear nuevos adeptos en un ambiente político-económico desfavorable.

    Respuesta
  • el 18 julio, 2020 a las 16:28
    Permalink

    El ambiente político va contra el jf-17/FC-1. Sin embargo, el ambiente económico le es totalmente favorable.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com