China construirá 4 portaaviones nucleares para ponerse al día con la Marina de Estados Unidos.

Estados Unidos busca mantener su lugar como potencia  naval dominante en el Indo-Pacífico, donde Washington y sus aliados creen que Pekín está tratando de reescribir las reglas internacionales y las alianzas militares en vigor desde la Segunda Guerra Mundial.

China planea construir cuatro portaaviones de propulsión ​​nuclear para el año 2035 y desarrollar nuevos aviones de combate basados ​​en portaaviones mientras Pekín trata de aumentar su destreza naval y alcanzar a la poderosa Armada de EE.UU., según un informe de los medios de comunicación de ayer martes que cita a expertos militares chinos. 

China tiene actualmente un portaaviones en servicio, el Liaoning, encargado en 2012 y el Tipo 001A, el primer portaaviones construido en el país, que aún está siendo probado.El presidente chino, Xi Jinping, también jefe del Ejército Popular de Liberación (EPL), ha ordenado a los militares que se modernicen para 2035 y se conviertan en una fuerza de combate de primer nivel para 2050.

Cuatro de al menos seis grupos de aviones de combate, planea China tener a bordo de los nuevos portaaviones para 2035 con energía nuclear, mientras que el gigante asiático intenta igualar a los EE.UU. en fuerza naval, informaba el diario South China Morning Post de Hong Kong.

Los expertos dijeron que después de décadas de intentar cerrar la brecha, el hardware de la Armada del EPL podría estar más cerca de igualar a la superpotencia líder mundial en tecnología de portaaviones, pero que aún se quedaría atrás en la experiencia real de combate.

Cazas navales J-15 aterrizan en la cubierta del Liaoning.

Se espera que todos los nuevos portaaviones de China estén equipados con catapultas electromagnéticas similares a las utilizadas por los Estados Unidos, dijeron los expertos.

El sistema electromagnético de lanzamiento de aviones de los Estados Unidos, conocido como EMALS, puede lanzar más aviones más rápidamente que los antiguos sistemas diesel.

“Se espera que los portaaviones nucleares de China con sistemas similares a EMALS se incorporen a la marina para el 2035, con lo que el número total de portaaviones ascenderá a por lo menos seis, aunque solo cuatro trabajarán en primera línea”, comentó Wang Yunfei experto en asuntos navales y oficial retirado del Ejército de Liberación Popular (EPL).

“El país debe seguir desarrollándose hasta que esté al mismo nivel que los Estados Unidos”, dijo Wang según cita el periódico con sede en Hong Kong. 

Pekín está dispuesto a expandir sus grupos de combate de portaaviones para cumplir sus ambiciones navales globales y defender sus crecientes intereses en el extranjero. 

El año pasado se inició la construcción de su próximo portaaviones convencional de propulsión a diesel, el Type 002, el primero equipado con los lanzadores electromagnéticos.

Wang señaló que el presupuesto para los proyectos de los portaaviones  no se recortará a pesar de que se produzca una desaceleración económica y una guerra comercial con Estados Unidos. 
“Incluso si la desaceleración económica tiene un efecto, podemos ajustar las proporciones en el gasto militar total para asegurarnos de que la modernización naval siga adelante”, afirmó. 

Cazas J-15 a bordo del Liaoning.

Con la planificación del EPL de tener cuatro grupos de batalla de portaaviones propulsados ​​por energía nuclear en primera línea para el 2035, el Tipo 001A y su portaaviones de próxima generación el Tipo 002 se convertirían en barcos de batalla temporales, agregó Song. 

Tanto Wang como Song dijeron que el Liaoning –que podría ser vendido- sería reemplazado por el Tipo 001A. El Liaoning fue reacondicionado a partir de un casco soviético a medio construir comprado a Ucrania en 1998 y se utiliza por el momento para entrenar a las tripulaciones de los portaaviones. 

La Armada del EPL desarrollará uno de sus aviones de combate para su uso en sus portaaviones, y se está debatiendo si ese será el FC-31 o el J-20. China tiene un solo tipo de avión de combate basado en portaaviones, el J-15, mientras que los EE.UU. tienen dos.

Wang afirmó que los ingenieros chinos estaban desarrollando un caza basado en portaaviones de próxima generación, describiéndolo como una variante del caza sigiloso FC-31, cuya capacidad de combate podría estar “un poco por detrás del F-35C de Estados Unidos”.

Song reconoció que la fortaleza general de China seguirá siendo limitada por la falta de experiencia real en combate.

News 18

Un comentario sobre “China construirá 4 portaaviones nucleares para ponerse al día con la Marina de Estados Unidos.

  • el 8 febrero, 2019 a las 06:06
    Permalink

    China está persuadida que ha llegado su momento de desafiar a EE.UU en la lucha por la supremacía en el concierto internacional, y ésto no solamente incluye un desafío económico a nivel global, sino también tejer alianzas políticas estratégicas en las áreas económicas principales, poseer presencia militar efectiva en cualquier región en conflicto que lo requiera, y sostener las líneas de comunicación comerciales que se generen. Por una parte China pretende convertirse en potencia hegemónica en sus áreas de influencia geográfica, tanto terrestres como acuáticas y aéreas. Incluso ha emprendido la militarización del espacio, como EE.UU Y Rusia (como ejemplo en 2007 un satélite chino en órbita geoestacionaria fue destruido por otro utilizando un arma de energía cinética, aunque pareciera que este tipo de armamento espacial no será la preferencia, sino el desarrollo de emisores de alta energía como el láser). Tamaña tarea ha emprendido la gran nación asiática. Pretende devorar como un enorme agujero negro a sus vecinos más débiles, a sabiendas que está inmersa en una de las regiones más complejas del mundo, con Rusia a sus espaldas, la India a sus pies junto con la piedra en el zapato que significa la isla de Taiwán, y Japón y Corea del Sur al este, más el omnipresente EE.UU tejiendo telarañas de alianzas de oposición apoyados por su inmenso poderío militar representado por sus portaaviones capaces de alcanzar en pocos días cualquier punto conflictivo regional o global. Es por estas causas que China está forzando la creación de fuerzas de tareas de portaaviones, justamente para sostener presencia efectiva de poder militar en aguas y territorios adyacentes lejanos y sostener las líneas de comunicación que el crecimiento de su comercio en expansión está generando. Así las cosas, pretenden poseer 6 grupos de portaaviones (Task Forces) hacia el año 2030/35. En ese sentido China está realizando las tareas necesarias en forma adecuada y llevando adelante los pasos justos y necesarios, aunque pretenden hacerlo en un tiempo récord. En primer lugar compraron un portaaviones a medio construir a Ucrania y lo convirtieron en el Liaoning (Tipo 001) en sus propios astilleros e incorporando cuanta tecnología autóctona fuese posible para ganar experiencia en la construcción de naves de este tamaño y especialización, así como crear las instalaciones necesarias para albergarlos, preparar el personal cualificado y generar la base industrial y tecnológica. El Liaoning una vez reconstruido, sirvió como elemento primario de entrenamiento de tripulaciones aéreas embarcadas y experimentar las técnicas de ataque y defensa en formación de grupo de tareas. El siguiente paso consistió en realizar un segundo portaaviones (Tipo 001A) de construcción totalmente autóctona, pero copiando el casco aunque realizando aquellas mejoras en el sistema propulsión y estructural que la experiencia de uso del Liaoning han aconsejado, así como la puesta al día de los sistemas electrónicos. El Shandong es el resultado de éste esfuerzo, que estaba previsto que entre en servicio hacia 2020, pero que ya se encuentra realizando las pruebas de mar y a punto de entrar en servicio. El próximo paso es el buque Type 002, más grande que los anteriores y dotados de catapultas (se especula si serán del tipo a vapor o electromagnéticas). Los anteriores portaaviones estaban dotados de rampas en ángulo para el despegue de sus aeronaves, aunque eran recuperadas con el sistema clásico de cables transversales en la zona media y popa de la plataforma. Este sistema conlleva limitaciones operativas, las cuales serán superadas con el sistema de despegue mediante catapultas. Los siguientes buques serán derivados del Type 002, pero incorporarán propulsión nuclear y catapultas tipo EMALS (electromagnéticas), lo que los dotará de paridades técnicas con los de EE.UU, aunque seguramente el gran desafío de China no sea construir portaaviones adecuados, sino alcanzar el nivel tecnológico para competir de igual a igual. China aún carece de capacidades similares a EE.UU en aviones navales que incorporen las características avanzadas como furtividad, superconectividad, velocidad de súper crucero y radares AESA eficientes, entre otras características. Los aviones del futuro a corto plazo incorporarán todas éstas características, además de actuar junto a grupos de drones embarcados y utilizar armas hipersónicas autónomas, láser y otras, tecnologías cuyo desarrollo se encuentra en estado avanzado en EE.UU. Mientras tanto China no consigue aún crear un motor autóctono con capacidad de súper crucero ni radares AESA tan eficientes como los de EE.UU. China no puede aún crear un avión de combate similar al F-22 Raptor, que entró en servicio en el 2007… Y cuyo reemplazante ya se encuentra realizando pruebas. Tampoco tiene aviones como el F-35 embarcado… Por supuesto que éstas tecnologías en algún momento serán alcanzadas por China. La pregunta es: en ese entonces, ¿cuáles serán las tecnologías disponibles de los EE.UU?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com