China está desarrollando un radar que detecta los aviones “invisibles”.

Científicos chinos están desarrollando un poderoso radar capaz detectar los aviones que incorporan tecnología de sigilo conocida en inglés como tecnología “Stealth”. Hasta ahora, esta moderna tecnología consigue hacer invisible a los radares, los aviones o cohetes que la poseen. De ser posible, podría cambiar toda la estrategia militar que las naciones más poderosas están incorporando a los futuros aviones de sexta generación.

China North Industries Group Corporation probó recientemente un dispositivo capaz de generar radiación terahertz con un poder sin precedentes en una instalación de investigación militar en Chengdu, provincia de Sichuan, de acuerdo con la información facilitada por el South China Morning Post.

La radiación de los rayos Terahertz, o rayos T, pueden penetrar materiales compuestos para alcanzar capas metálicas subyacentes algo ampliamente utilizado en plantas industriales para detectar defectos del producto.

Avión F-35 recubierto con tecnología “stealth” que le hace invisible a los radares.

Los radares Terahertz son capaces de detectar el metal de un arma oculta a cientos de metros de distancia, de toda esta avanzada tecnología ya se está desarrollando una versión más potente para incorporar a un avión de alerta temprana o un satélite para identificar y rastrear aviones militares, incluyendo los estadounidenses F-22, F-35, B-2 Spirit y B-21 que incorporan tecnología “Stealth”.

Los intentos de realizar aplicaciones militares para la tecnología de rayos T han sido hasta ahora limitados por el volumen y la baja potencia de salida de los generadores terahertz. El nuevo dispositivo podría generar radiación estable y continua a un nivel promedio de hasta 18 vatios, y pulsos terahertz con potencia de pico de cerca de un megavatio, a la vez que se trabaja con algunos radares militares.

Avión chino J-20 con tecnología stealth.

China ha afirmado que parte de su actual radar militar de muy alta frecuencia puede detectar rastros de aviones sigilosos, pero los escépticos dicen que las microondas de esos dispositivos serán absorbidas o desviadas por materiales sigilosos.

Qi Jiaran, subdirector del departamento de ingeniería de microondas en el Instituto de Tecnología de Harbin, dijo en el informe que China estaba avanzando en algunas tecnologías y componentes clave para la tecnología militar. Aunque ésta  aún era voluminosa y no podía ser instalada fácilmente en un avión o un  satélite.

“El despliegue en el campo de visión del radar puede requerir una salida de mayor potencia en el nivel de kilovatios. Todavía hay un largo camino por recorrer antes de poder vigilar a los cazas furtivos o los bombarderos desde el espacio “, dijo Qi.

Avión ruso Sukhoi Su-57 (PAK FA) con capacidad furtiva.

El nuevo instrumento fue desarrollado por la Academia China de Ingeniería Física en Mianyang, el instituto de investigación más grande del país para el desarrollo y producción de armas nucleares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *