China desarrolla un túnel de viento para alcanzar velocidades Mach 25 (30.626 Km/h).

China ha dado un paso más en la dirección del desarrollo de tecnología de vuelo hipersónico. Beijing está construyendo un túnel de viento hipersónico para probar aviones hipersónicos que pueden volar a velocidades de Mach 25 (30.627 Km/h).

El túnel de viento de 265 metros de largo, está siendo desarrollado por el Laboratorio Clave Estatal de Dinámica de Gas a Alta Temperatura, bajo la Academia de Ciencias de China, puede simular velocidades de viento de entre Mach 10 y 25, dijo Han Guilai, un investigador del laboratorio, en una entrevista con la Televisión Central de China (CCTV), según ha informado defenseworld.net.

Guilai dijo que el túnel de viento actual puede simular vuelos hasta Mach 5 a 9.

Un túnel de viento hipersónico puede simular y presentar el estado de la potencia térmica y la fuerza aerodinámica de los vehículos aéreos como si estuvieran volando a una velocidad hipersónica.

Se espera que el túnel esté listo y funcionando en 2020 para ayudar en el desarrollo de las armas hipersónicas de China, informó South China Morning Post, citando a Zhao Wei, un científico experimentado que trabaja en el proyecto.

El Pentágono parece superar los misiles hipersónicos chinos.

China está desarrollando un túnel de viento hipersónico. Texto1
La imagen de Boeing X-51A Wave Rider, el vehiculo hipersónico experimental estadounidense probado en 2010

Los misiles hipersónicos podrían cambiar la cara de la guerra futura, ya que pueden cambiar de dirección en vuelo y no siguen un arco predecible como los misiles convencionales, haciéndolos mucho más difíciles de rastrear e interceptar.

Estas armas que están siendo desarrolladas por China y Rusia, así como por Estados Unidos, pueden volar a una velocidad mucho mayor que la del sonido y están diseñadas para vencer a los sistemas regulares de defensa antimisiles habituales.

“El desarrollo de armas hipersónicas en China  supera al nuestro…nos estamos quedando rezagados”, advirtió el almirante Harry Harris, que dirige el Comando Pacífico del ejército.

“Tenemos que seguir buscando ese objetivo y de la manera más agresiva posible para garantizar que tenemos la capacidad de defendernos contra las armas hipersónicas de China y de desarrollar nuestras propias armas hipersónicas ofensivas”, añadió.

El Director de Operaciones de la Agencia de Defensa de Misiles, Gary Pennett dijo a spacewar.com que el potencial despliegue de rivales estadounidenses de armas hipersónicas, que podrían ser lanzadas desde aviones, barcos o submarinos y transportar cargas nucleares o convencionales, crearía una brecha “significativa” en las capacidades de los sensores y los interceptores de misiles de Estados Unidos.

“El desafío clave para la seguridad nacional de los EE.UU. y la seguridad de los amigos y aliados es la aparición de nuevas amenazas diseñadas para derrotar al sistema de defensa de misiles balísticos existente”, dijo Pennett.

Según los informes de la revista japonesa, China ha desarrollado y probado el año pasado un nuevo tipo de misil hipersónico denominado DF-17. La Oficina del Director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos declaró que China “ha probado un vehículo hipersónico de planeo”.

Se cree que también Rusia está desarrollando su propia arma hipersónica llamada Zircon. Según la agencia de noticias rusa Tass, entrará en producción en serie este año.

China está desarrollando un túnel de viento hipersónico. Texto2
Rusia desarrolla un misil zircón hipersónico de 4,600 mph

Aunque el Pentágono advierte sobre los hipersónicos, Estados Unidos ha estado desarrollando esta tecnología durante años.

La Fuerza Aérea dice que su misil de crucero X-51A Waverider, probado en 2012, podría viajar a velocidades superiores a Mach 6 (5.800 kilómetros por hora). Eso es más de por segundo, y se espera que las iteraciones futuras sean mucho más rápidas.

Parte de la razón por la que China ha podido avanzar en sus programas de misiles hipersónicos es que no está sujeta a los tratados antimisiles firmados entre los Estados Unidos y Rusia.

El Tratado sobre Fuerzas Nucleares Intermedias de 1987 prohibió los misiles lanzados desde tierra de corto y mediano alcance.

“Más del 90 por ciento de los misiles terrestres de China serían excluidos por el INF si ahora estuvieran en él”, dijo Harris.

Sin embargo, la mayor parte del presupuesto del MDA sigue destinándose a mejorar los sistemas de defensa antimisiles existentes.

Diversos sensores y radares pueden rastrear un misil que se aproxima a un objetivo y luego disparar cohetes interceptores hacia él para pulverizarlo con energía cinética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com