China ha desarrollado un vehículo blindado autónomo para operaciones anfibias.

Si Pekín tiene que usar la fuerza para que Taipeh vuelva a integrarse en China, se supone entonces que el Ejército Popular de Liberación (EPL) debe estarse preparando para realizar una gran operación anfibia. Sin embargo, Taiwán solo tiene una docena de playas donde sería posible desembarcar y, por supuesto, el ejército taiwanés ha tomado todas las medidas defensivas necesarias para intentar, si es que ocurriera, hacer retroceder a las fuerzas chinas.

De ahí, sin lugar a dudas, el desarrollo del “Lagarto Marino”, un vehículo armado autónomo dedicado a operaciones anfibias. Diseñado por Wuchang Shipbuilding Industry Group, una subsidiaria de China Shipbuilding Industry Corporation [CSIC], esta nueva máquina salió de fábrica el 8 de abril y según informa la prensa china, “supero con éxito todos los controles de entrega”.

Este dron de 12 metros de largo, que parece un barco, está propulsado por un hidrojet que le permite navegar a una velocidad máxima de 50 nudos. A medida que se acerca a la costa, despliega cuatro dispositivos de seguimiento retráctiles. En tierra, podría circular a una velocidad de 20 km/h, gracias a un motor diesel. Tiene un alcance operativo de 1.200 km (745 millas) y puede controlarse de forma remota desde 50 km.

Este concepto es una reminiscencia del Land-Wasser-Schlepper [LWS] ideado en 1936 por Rheinmetall-Borsig para las necesidades del ejército alemán; la diferencia es que este vehículo estaba diseñado para remolcar barcazas y llevar a cabo misiones de reabastecimiento.

Sin embargo, este “Lagarto marino” tiene sensores electro-ópticos y un sistema de radar. En el lado del armamento, puede equiparse con dos ametralladoras y, especialmente, con un sistema de lanzamiento vertical que le permite disparar misiles antiaéreos y antibuques. Según un gerente de la compañía que lo diseñó, este vehículo puede navegar, evitar obstáculos y elegir rutas de forma independiente combinando sus sistemas de navegación por satélite con aviones no tripulados y otros botes igualmente no tripulados.

Además, según el diario Hubei Daily, esta máquina podría dejarse en una isla durante 8 meses y entablar combate si se le ordena hacerlo. Pero este punto queda por demostrar. Además de su capacidad para evolucionar en enjambre, porque, obviamente, sería inútil enfrentarse a un número tan pequeño de drones si se trata de reducir las defensas enemigas.

Además, las características de este “Lagarto Marino” son cuestionables. La primera es que ignoramos su comportamiento en mares agitados y tampoco sabemos cuál es su grado de “supervivencia”, es decir, su capacidad para resistir ataques adversos. Otra pregunta se refiere a su armamento: ¿por qué no trae misiles antitanques? y puesto que estaría equipado con capacidades antiaéreas y antibuques, ¿qué medios tiene para detectar sus objetivos? ¿recibe datos de otras plataformas y, finalmente, quién y cómo controla sus armas?

Si este es el caso, esto supone que los enlaces de datos chinos son fiables y robustos. De lo contrario, significaría que este lagarto marino podría usar sus armas de forma autónoma, gracias a la inteligencia artificial… Lo que no es tranquilizador.

Laurent Lagneau

Un comentario en “China ha desarrollado un vehículo blindado autónomo para operaciones anfibias.

  • el 20 abril, 2019 a las 19:14
    Permalink

    Bonito juguete pero solo es una maqueta y he visto mejores!!
    Los chinos son buenos en hacer maquetas de vehículos no-tripulados bueno mejor dicho en todo!!

    Taiwán se reiría mucho si los chinos atacan con esos juguetes defectuosos e inútiles!!

    Respuesta

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com