China ha renovado su mejor caza furtivo con motores de fabricación nacional.

China ha mostrado por fin su avión de combate más avanzado con motores de fabricación nacional, un paso importante en un momento en el que Pekín impulsa las capacidades de sus aviones furtivos J-20 en un intento de rivalizar con el F-22 de Estados Unidos.

La pareja de bimotores J-20 que se exhibió el martes en el Salón Aeronáutico de China, en la ciudad sureña de Zhuhai, estaba equipada con el motor WS-10. El WS-10 fue desarrollado por la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación para reemplazar los motores rusos que estaban en las primeras versiones del J-20.

En junio, el tabloide estatal Global Times dijo que una unidad de los J-20 equipados con los motores de desarrollo nacional había sido activada en la región noreste del país, y la Televisión Central de China mostró imágenes de los aviones volando en un acto de conmemoración del centenario del Partido Comunista.

Sin embargo, el martes fue la primera vez que los aviones de fabricación nacional se mostraron al público chino y a los espectadores extranjeros.

China voló por primera vez el bimotor J-20 en 2011, y fue presentado al público durante un vuelo en la feria aérea de Zhuhai en noviembre de 2016. Fue declarado listo para el combate en 2018.

Un avión de combate furtivo J-20 actúa durante la 13a Exposición Internacional de Aviación y Aeroespacial de China, también conocida como Airshow China 2021 el 28 de septiembre de 2021.

Considerado durante mucho tiempo como la respuesta de China al F-22 estadounidense -considerado el principal caza furtivo del mundo- y al F-35, los analistas afirman que el J-20 está destinado a cumplir dos funciones principales: el combate aire-aire y el ataque a tierra.

Un informe de 2017 del Proyecto de Poder de China en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales dijo que los motores WS-10 darían al J-20 una capacidad de supercrucero bajo, lo que significa que podrían volar a velocidades supersónicas durante períodos prolongados.

En su informe de junio, Global Times dijo que el uso de los motores nacionales mostraba que “el J-20 es cada vez más maduro técnicamente”.

“Se espera que más unidades del EPL con base en diferentes lugares del país reciban más J-20, mejorando significativamente la capacidad de la Fuerza Aérea del EPL para salvaguardar la soberanía, el espacio aéreo y los intereses de desarrollo de la patria”, decía el informe, citando a un experto militar anónimo.

Sin embargo, los funcionarios estadounidenses llevan tiempo diciendo que el J-20 no puede compararse con los cazas furtivos de Estados Unidos.

En 2016, el entonces jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, el general David Goldfein, dijo que la tecnología del J-20 era más parecida a la del F-117A, los primeros aviones furtivos que Estados Unidos introdujo en 1983 y que había retirado en 2008.

Brad Lendon

4 thoughts on “China ha renovado su mejor caza furtivo con motores de fabricación nacional.

  • el 29 septiembre, 2021 a las 17:17
    Permalink

    Ese avión se me antoja poco furtivo, sobre todo comparado con un F22 o incluso un F35.

    Creo que sus mayores ventajas radican en:
    * Mayor alcance
    * La lejanía de las bases estadounidenses, aún más lejanas si con la amenaza de los misiles hipersónicos y los submarinos consiguen alejar a los portaaviones.
    * La amenaza que suponen para los tanqueros, haciendo que estos operen aún a más distancia. Quizá no pueda enfrentarse a un F22, pero le basta con poder amenazar a los tanqueros, incluso aunque sea en una misión cuasi suicida.

    Respuesta
  • el 30 septiembre, 2021 a las 14:21
    Permalink

    China se está preparando para dar su respuesta a la posible 3 guerra mundial.

    Respuesta
  • el 30 septiembre, 2021 a las 18:10
    Permalink

    Primero habra que ver si sus motores están a la altura, cosa que hasta ahora ni en sueños, ni potencia ni durabilidad…..

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.