China pone a la venta misiles antibuque ultrarrápidos.

China está ofreciendo un misil balístico anti-barco ultrarrápido, considerado como el primero de su tipo en el mercado internacional, a compradores que buscan una disuasión fiable y asequible contra las amenazas del mar.

China Aerospace Science and Industry Corp (CASIC), el mayor fabricante de misiles del país, ha sacado al mercado el misil balístico supersónico antibuque CM-401, diciendo que es capaz de realizar ataques rápidos y precisos contra embarcaciones de tamaño mediano o grande, o contra objetivos terrestres.

Sus constructores afirman que el arma utiliza una “trayectoria casi espacial”, lo que significa que vuela entre 20 y 100 kilómetros por encima de la tierra, y que maniobra a velocidades hipersónicas a lo largo de su vuelo.

El misil asciende a una cierta altitud hasta que detecta su objetivo. A continuación entra en una inmersión terminal ultrarrápida hacia el objetivo, según CASIC.

La compañía afirma que el CM-401 tiene un fuerte poder destructivo, una buena capacidad de penetración y una combinación de trayectorias. Asimismo, añade que el misil puede montarse en diversas plataformas, como barcos o vehículos de lanzamiento terrestres.

Según el CASIC, el misil vuela a una velocidad media de 1.360 metros por segundo (4.900 kilómetros por hora), o cuatro veces la velocidad del sonido, durante la mayor parte del vuelo, y alcanza una velocidad máxima de más de 2.000 m/s, seis veces la velocidad del sonido cuando se aproxima al objetivo. Puede llevar una ojiva de 290 kilogramos y tiene un alcance máximo de 300 km y una tasa de aciertos del 90 por ciento, lo que significa que habrá nueve impactos efectivos en el blanco de cada 10 disparos.

Radar de búsqueda del CM-401

El conglomerado de defensa estatal hizo público el sistema de misiles en la 12ª Exposición Internacional Aeronáutica y Aeroespacial de China que se celebró recientemente en Zhuhai, provincia de Guangdong.

Mientras tanto, la Academia China de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento, el mayor fabricante de cohetes del país, recientemente ha ofrecido su misil balístico antiaéreo M20B al mercado internacional.

El M20B también presenta una velocidad supersónica y una trayectoria maniobrable. Con una ojiva de 480 kg, el misil puede alcanzar un barco a una distancia de 120 a 280 km. Es adecuado para ataques rápidos y de precisión contra fragatas y destructores, dice la Academia china.

Antes del CM-401 y el M20B, todos los misiles antiaéreos disponibles en el mercado internacional eran modelos de navegación marítima como el C-802 y el CM-302 de China y el Harpoon de Estados Unidos.

China es el único país que actualmente lanza misiles balísticos antibarco. Sus DF-21D y DF-26 son llamados “cartas de triunfo” en la guerra naval por parte del ejército chino, pero no están permitidos para la exportación debido a un alcance de ataque que se dice que es de más de 1.000 km, superando con creces las restricciones a la exportación de misiles establecidas por el gobierno chino.

El CM-401 montado sobre vehículo terrestre.

Wu Peixin, un observador de la industria de defensa en Pekín, dijo que los misiles balísticos antibuque ultrarrápidos como el CM-401 pueden convertirse  potencialmente en un cambio de juego en las operaciones navales modernas porque es muy difícil para los radares y las armas de defensa aérea existentes en los barcos interceptar tales misiles debido a sus trayectorias únicas y velocidades hipersónicas. Por lo tanto, los usuarios podrán disuadir eficazmente a los barcos de un enemigo, especialmente a los portaaviones, de acercarse a su costa, agregó Wu.

China Daily

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com