China presenta en una gran ceremonia su más grande y sofisticado destructor de misiles guiados.

China ha puesto en marcha el primero de una nueva clase de destructores de misiles guiados, el mayor y más avanzado de su tipo que se han diseñado y construido en el país. A juicio de los analistas este reciente buque representa la nueva generación de destructores de la cada vez más poderosa armada china.

En un comunicado de prensa del Ministerio de Defensa Nacional, o EMN de China, dijo que el barco, que no identificó, aunque ampliamente conocido como el Tipo 055, fue botado en un acto celebrado en el astillero de Jiangnan-Changxing de Shanghai el miércoles por la mañana.

La ceremonia estuvo presidida por el general Zhang Youxia, miembro de la Comisión Militar Central de China, junto líderes de la Marina del Ejército Popular, así como los de la Administración Estatal de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa Nacional.

En la información facilitada, no aparece el desplazamiento del buque que se cree puede alcanzar las 10.000 toneladas, tampoco se facilitó más información, aunque las imágenes de satélite de la nave en construcción sugiere que va a tener una eslora entre 175 y 180 metros de largo con una manga de aproximadamente 20-22 metros.

Por las fotos de la ceremonia publicadas en los medios estatales chinos se insinúa que el Tipo 055 estará equipado con un sonar montado en la proa y un sistema de lanzamiento vertical de 64 células, o VLS, para la superficie a aire, anti-buque y misiles de crucero en la sección delantera de la nave detrás del cañón de 130 mm. Este barco también incluirá un conjunto de VLS a popa por lo que es probable que el número total de células de VLS con los que cuente el buque puedan ser entre 112 y 128.

El Tipo 055 también cuenta con múltiples funciones en fase radar de matriz similar a los del tipo 052D de los destructores chinos con un sistema parecido al AEGIS de la Marina de los Estados Unidos. Más sensores se encuentran dentro de un mástil integrado en la superestructura, mientras que se cree que habrá hangares a bordo para alojar dos helicópteros.

Aunque clasificado por China como un destructor, un reciente informe del Pentágono sobre los acontecimientos militares chinos considera el Tipo 055 como un crucero, con el nombre en clave Renhai para este tipo de barco. Analistas navales han puesto en duda el desplazamiento de las 10.000 toneladas que se ha publicado, piensan que este número está por debajo de la cifra real.

Se prevé que el primer barco del tipo 055 se pondrá en servicio en 2019, cuando se espera que sea una parte importante en el futuro grupo de batalla junto con el portaaviones Shandong CV-17 y otro tipos de barcos más pequeños como los destructores tipo 052D y las fragatas 054A.

Como se ha informado anteriormente, China está construyendo nuevos buques de esta clase a un ritmo rápido, se sabe que ya hay un segundo casco muy adelantado  en el astillero de Jiangnan Changxing. Se supone que China planea la construcción de cuatro de estas embarcaciones. Además, las imágenes de satélite y fotografías aéreas comerciales indican que se están haciendo preparativos para dos buques adicionales que se construirán en el astillero de la industria de construcción naval de la empresa Dalian, en el norte de China.

El ritmo refleja la creciente confianza de China en su avanzada industria de la construcción naval, que recientemente ha incorporado todo, desde portaaviones a  submarinos nucleares como parte del programa de modernización naval del país. 

Según el Centro de Análisis Naval de Washington, la Armada china está experimentando una ambiciosa expansión y planea alcanzar entre 265 y 273 barcos de guerra, submarinos y buques logísticos para 2020.

China dice que necesita una poderosa marina para defender sus 14.500 kilómetros de costa, así como sus cruciales rutas marítimas. Sin embargo, también parece estar cada vez más dispuesta a desafiar las acciones de Estados Unidos, especialmente en el Mar de la China Meridional, que Pekín reivindica prácticamente en su totalidad.

China también ha nutrido durante mucho tiempo el resentimiento contra Japón por su invasión en el pasado y por su disputa sobre un grupo de minúsculas islas deshabitadas de Senkaku, que igualmente son reclamadas por Taiwán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *