China proyecta la apertura de una segunda base naval en el extranjero.

Primero fue Djibuti en el Golfo de Adén…Ahora quizá sea en la ciudad pakistaní de Gwadar, en la provincia de Baluchistán  a la entrada del Golfo Pérsico, han informado algunas fuentes.

Beijing planea construir su segunda base naval cerca de un puerto paquistaní estratégicamente importante tras la apertura de su primera instalación en Djibouti en el Cuerno de África el año pasado.

La instalación sería similar a la que opera en la nación africana, que ofrece servicios de logística y mantenimiento a los buques de la armada del Ejército de Liberación Nacional (PLA).

Zhou Chenming, analista militar con sede en Pekín, dijo que la base cerca del puerto de Gwadar en el Mar Arábigo, se usaría para atracar y mantener buques de guerra, así como proporcionar otros servicios de apoyo logístico.

“China necesita establecer otra base en Gwadar para sus buques de guerra porque Gwadar es ahora un puerto civil”, dijo Zhou.

“Es una práctica común tener instalaciones separadas para buques de guerra y buques mercantes debido a sus diferentes operaciones. Los buques mercantes necesitan un puerto más grande con mucho espacio para almacenes y contenedores, pero los buques de guerra necesitan una gama completa de servicios de mantenimiento y apoyo logístico”.

Otra fuente cercana al Ejército Popular de Liberación confirmó que la armada establecería una base cerca de Gwadar similar a la que ya está funcionando en Djibouti.

“El puerto de Gwadar no puede proporcionar servicios específicos para buques de guerra…El orden público está en un caos. No es un buen lugar para llevar a cabo el apoyo logístico militar “, dijo la fuente.

La confirmación sigue a un informe publicado esta semana en la web The Daily Caller, con sede en Washington, en el que el coronel retirado de la Reserva del Ejército estadounidense Lawrence Sellin dijo que las reuniones entre altos oficiales militares chinos y pakistaníes indicaban que Pekín construiría una base militar en la península de Jiwani, cerca de Gwadar y cerca de la frontera con Irán.

Sellin dijo que el plan incluiría una base naval y una ampliación del aeropuerto existente en la península, ambos requieren el establecimiento de una zona de seguridad y la reubicación forzosa de residentes de la zona.

El puerto de Gwadar es una parte clave del Corredor Económico China-Pakistán, una pieza central de la más amplia “Iniciativa de cinturón y carretera” del presidente chino Xi Jinping para conectar a China a través del comercio y la infraestructura con África y Europa y más allá. El corredor es un conjunto de proyectos de infraestructura multimillonarios que enlaza a China y Pakistán, e incluye una serie de enlaces por carretera y transporte.

Sellin también dijo que la base de Jiwani podría ser “señales de la militarización china de Pakistán, en particular, y en el Océano Índico”.

Observadores militares chinos dijeron que Gwadar tenía una gran importancia geoestratégica y militar para China, pero que China no estaba dispuesta a “militarizar” a Pakistán.

Zhou dijo que China quería un mejor acceso al Océano Índico, que ahora estaba limitado en gran medida al Estrecho de Malaca en el sudeste asiático. El puerto de Gwadar podría ser un centro de tránsito para las rutas marítimas y terrestres una vez que el ferrocarril del corredor estuviera en funcionamiento, ayudando a mejorar y reducir el coste de la logística para China.

“La flotilla naval china que patrulla en el Golfo de Adén y otros buques de guerra que escoltan petroleros chinos en el Océano Índico necesitan una base naval para su mantenimiento y suministros logísticos porque no pueden comprar mucho de lo que necesitan en Pakistán”, dijo Zhou.

Rajeev Ranjan Chaturvedy, investigador asociado del Instituto de Estudios del Asia Meridional de la Universidad Nacional de Singapur, dijo que India estaba muy al tanto de los planes de China en Pakistán.

“China considera que es muy útil utilizar a Pakistán contra la India e ignorar las preocupaciones de la India, particularmente en cuestiones de terrorismo. Eso ha creado mucho estrés en la relación entre Beijing y Delhi “, dijo.

Swaran Singh, profesor en la escuela de estudios internacionales de la Universidad Jawaharlal Nehru en Nueva Delhi, dijo que ni Gwadar ni Jiwani serían una buena elección para una base naval debido a su proximidad al puerto de Chabahar en Irán, en el que India tiene una gran apuesta.

Nueva Delhi ha invertido más de 100 millones de dólares estadounidenses en dos amarres en el puerto con un contrato de arrendamiento de 10 años, como una forma de promover el comercio con Afganistán y Asia central, sin pasar por Pakistán.

“Potencialmente tanto Gwadar como Jiwani pueden volverse vulnerables a cualquier enfrentamiento… entre Pakistán e Irán, pero también a China en Pakistán e India, que está presente en Chabahar”, dijo Singh.

China comenzó a construir lo que describe como una base logística de 36 hectáreas en Djibouti en 2016, con sus primeras tropas navales llegando en julio del año pasado. Las tropas han realizado regularmente simulacros de fuego vivo desde septiembre, un movimiento que los analistas militares dicen que pretende demostrar la capacidad de China para proteger sus intereses en África y la región del Océano Índico.

Un bloqueo del Estrecho de Malaca por parte de Estados Unidos y sus aliados cortaría a China de los suministros de petróleo del Medio Oriente y de su “Segundo Continente” África. Es por eso que China está apuntalando los principales puertos de Sri Lanka y trabajando febrilmente con Pakistán para construir una ruta alternativa hacia Medio Oriente y África: el Corredor Económico China-Pakistán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com