China sigue avanzando a toda velocidad: el creciente poderío militar de Pekín.

El Ejército Popular de Liberación (PLA) ha crecido y se ha modernizado rápidamente desde que China se reabrió al mundo en la década de 1980, bajo el presidente Xi Jinping que ha sabido acelerar el ritmo con un enfoque en la lucha para ganar futuras guerras.

Xi también se ha embarcado en una reorganización interna masiva del PLA, racionalizando la organización y poniéndola firmemente bajo su control.

A primera hora de hoy, el gobierno chino ha anunciado un aumento del 7,5 por ciento en el gasto militar durante su reunión legislativa anual “Dos Sesiones” en Pekín, un ligero descenso con respecto al aumento del gasto del año pasado.

Expertos occidentales se han apresurado a comentar que es probable que la ligera caída evite las percepciones internas de que el gasto militar del país superaba con creces su crecimiento económico general, que está previsto que no supere el 6,5 por ciento en 2019.

Aunque el ejército chino puede ser una de las fuerzas armadas mejor financiadas del mundo, su presupuesto sigue siendo insignificante en comparación con el de Estados Unidos. En diciembre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acordó  aumentar la financiación del presupuesto de defensa a 750.000 millones de dólares en 2019.

La Armada de EE.UU. domina todos los océanos del mundo, superando con creces a China en sus  capacidades logísticas y alcance internacional.

China ha fijado su gasto militar en el 7,5 por ciento. (AP / AAP)

Pero Pekín está ganando terreno rápidamente a su rival estadounidense, al fabricar buques de guerra y hacer avances tecnológicos, según la opinión de Andrew Erickson, profesor de estrategia en el Instituto de Estudios Marítimos de China de la Escuela de Guerra Naval de Estados Unidos.

“Nadie ha presidido este nivel de desarrollo militar en la historia de China antes de Xi Jinping”, ha señalado.

Los vehículos militares con misiles antitanques participan en un desfile en conmemoración del 70 aniversario de la rendición de Japón durante la Segunda Guerra Mundial que se celebra frente a la Puerta de Tiananmen en Pekín. (AP / AAP)

El experto estadounidense afirmó que era indiscutible que el presupuesto militar de China era el segundo más grande del mundo.

“Claramente, en general, se trata de fuerzas armadas a tener en cuenta. En muchas áreas, tienen sistemas de armas que solo unos pocos países poseen”, comentó.

“Si se mira dónde estaba el ejército chino hace unos pocos años, bajo Xi el progreso es verdaderamente tremendo. Es muy impresionante”.

Las señales de un empuje para modernizar el ejército están en todas partes. Entre 2016 y 2017, el PLA puso en servicio 32 nuevos buques, según informes del gobierno estadounidense. En comparación, Estados Unidos sólo puso 13.

El primer portaaviones de fabricación nacional de China, el Tipo 001A, abandona el astillero de la industria de construcción naval de Dalian. (AP / AAP)

Desde 2014, China ha lanzado más submarinos, buques de guerra, buques anfibios y auxiliares, que el número total de buques que actualmente prestan servicio en las armadas de Alemania, India, España, Taiwán y el Reino Unido, según  un informe de 2018 realizado por el grupo de expertos IISS.

La fuerza aérea china también ha estrenado regularmente aviones y armas nuevas y mejoradas, incluido el caza furtivo J-20 bimotor.

La fuerza aérea de Pekín es ahora la más grande de Asia y la tercera más grande del mundo, según el Departamento de Defensa de EE.UU., y se está acercando a la de Estados Unidos.

Al mismo tiempo, Xi también ha iniciado una reorganización del personal  militar, haciendo hincapié en la calidad y la eficacia por encima de la cantidad de personal. En 2017, Xi racionalizó la poderosa Comisión Militar Central que él dirige, reduciendo el número de miembros y consolidando su control.

Muchos ex generales han sido disciplinados o encarcelados por corrupción en un intento de profesionalizar las fuerzas armadas.

Aunque a menudo se comparan las fortalezas militares de Estados Unidos y China, los dos gobiernos aparentemente han construido sus fuerzas armadas para cumplir objetivos diferentes.

Washington dice que su objetivo es mantener el alcance mundial de sus fuerzas armadas para proteger a los aliados y a los intereses estadounidenses a nivel internacional.

China afirma que su fuerza militar es para salvaguardar su propia nación. (AP / AAP)

Zhang Yesui, portavoz del Congreso Nacional Popular, dijo ayer a los periodistas: “El limitado gasto en defensa de China, es para salvaguardar su soberanía nacional, seguridad e integridad territorial, y no representa una amenaza para ningún otro país.

El gobierno chino ha construido una marina y unas fuerzas armadas diseñadas para proteger al país y ejercer su influencia en la región circundante, especialmente en los mares del este y sur de China.

La prueba está en el equipo militar en el que los dos países se han centrado.

Según informes, China está construyendo más portaaviones para acompañar el Tipo 001A. (AP / AAP)

Mientras que Estados Unidos tiene una enorme flota de 12 portaaviones que funcionan con energía nuclear, China tiene apenas un portaaviones convencional que opera sólo, junto con las primeras pruebas de mar del Tipo 001A, el primer portaaviones nacional del país, que fue botado en 2018, pero que aún no se ha unido a la flota hasta que no finalice sus ensayos en el mar.

Sin embargo, Beijing ha producido rápidamente corbetas de la clase Jiangdao, un pequeño buque de guerra generalmente mejor adaptado para luchar cerca de casa. Un informe del Departamento de Defensa de EE.UU. en 2018 decía que este movimiento fue diseñado con miras en el combate “litoral”, o en los combates cerca de las costas de China.

Esto tiene sentido dado el enfoque del gobierno chino en controlar el Mar del Sur de China, donde ha estado construyendo islas artificiales militarizadas y realizando simulacros regulares en el mar.

Aviones de combate furtivos J-20 con armamento guiado de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación (EPL). (AP / AAP)

Pero todo esto no impide que el ejército chino tenga su flota creciente para extender su influencia global. El PLA abrió su  primera base internacional  en Djibouti en julio de 2017. 

“Están desarrollando capacidades de proyección de poder que les darán una mayor capacidad para proyectar presencia y poder en el Pacífico y el Océano Índico”, dijo Malcolm Davis, analista del Australian Strategic Policy Institute.

La Guardia de Honor del Ejército de Liberación del Pueblo Chino (EPL) escolta la bandera nacional durante una ceremonia de izamiento de la bandera frente a la tribuna de Tian’anmen en Pekín. (AP / AAP)

También hay dudas sobre la efectividad de algunas de las nuevas tecnologías de PLA. El analista militar Carl Schuster, un ex capitán de la Marina de Estados Unidos, ha puesto en duda algunos de los supuestos avances realizados por el ejército chino, incluyendo las afirmaciones de que ha desarrollado  un misil balístico destructor de buques .

Tal misil podría, en teoría, estar basado fuera del alcance de las fuerzas de ataque navales de EE.UU., al tiempo que pondría a tiro los principales activos de Washington, como son sus portaaviones.

El analista militar opina que por ahora ningún militar ha desarrollado con éxito un misil balístico antiaéreo y que China no ha mostrado prueba alguna de que sea capaz de alcanzar un objetivo en movimiento en el océano.

Pero Davis piensa que las perspectivas militares de Estados Unidos parecen cada vez más problemáticas, debido al aumento de los costes de mantenimiento y al envejecimiento de la flota, lo que podría dar a Pekín la oportunidad que necesita de ponerse al día.

“No está claro que la ventaja tradicional de la tecnología militar de Estados Unidos vaya a permanecer intacta”, afirmó.

“Lograr ese equilibrio entre el mantenimiento y la modernización es un verdadero desafío para Estados Unidos a medida que sus fuerzas envejecen, mientras que los chinos están avanzando a pasos agigantados”.

CNN

5 comentarios sobre “China sigue avanzando a toda velocidad: el creciente poderío militar de Pekín.

  • el 5 marzo, 2019 a las 16:33
    Permalink

    No compares 32 buques que la mayoría son patrulleros, corbetas y fragatas con los 13 Buques de EEUU que son destructores Arleigh Burke y buques de combate litoral!!

    No es lo mismo fabricar un destructor que una simple corbeta o fragata!!

    Además la Armada CHINA le queda más de una década para “intentar” estar a la altura de la USN!!

    Respuesta
  • el 5 marzo, 2019 a las 17:09
    Permalink

    La principal arma que tienen los chinos es el dinero, tienen unas colosales reservas de divisas, una ingente cantidad de títulos de deuda pública de los Estados Unidos, que no es para tomárselo a broma. Además, ellos pueden hacer lo que quieran al no tener contrapesos internos en contra de las decisiones de sus gobernantes. ¡Ojo con ellos!

    Respuesta
    • el 5 marzo, 2019 a las 20:36
      Permalink

      En realidad los títulos de deuda estadounidense no son un arma China, son un arma norteamericana, con decir que no los pagan o echan abajo su valor les llega. Es aquello de, si debes mil euros tienes un problema, si debes un millón el problema es de otro.

      Respuesta
  • el 5 marzo, 2019 a las 17:10
    Permalink

    El principal arma quería decir (perdón, parezco un podemita escribiendo así)

    Respuesta
  • el 5 marzo, 2019 a las 19:45
    Permalink

    la evolución del ejército chino es sorprendente en cuanto a presupuesto y equipamiento. La capacidad de combate es otra cosa. Probablemente los destructores clase 055 sería hundidos antes de detectar al enemigo contra un contrincante de tecnología avanzada.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com