China suspende las visitas de buques de guerra y aviones estadounidenses a Hong Kong.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China ha confirmado esta mañana que ha suspendido la revisión de las solicitudes de los barcos y aviones militares de Estados Unidos para visitar Hong Kong, en respuesta a la legislación aprobada por los legisladores estadounidenses en apoyo a los manifestantes en el territorio gobernado por China.

“En respuesta al comportamiento irrazonable de la parte estadounidense, el gobierno chino ha decidido suspender la revisión de las solicitudes para que los buques de guerra estadounidenses se dirijan a Hong Kong para descanso de la tripulación a partir de hoy”, ha declarado el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, en una conferencia de prensa en Pekín.

El gobierno chino también ha sancionado a la organización no gubernamental Human Rights Watch, con sede en Estados Unidos, por apoyar actividades extremistas y violentas en Hong Kong, ha agregado Hua. Las sanciones también se aplicarán a otras ONG, como el Fondo Nacional para la Democracia y Freedom House.

La semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó dos proyectos de ley que respaldan a los manifestantes de Hong Kong y amenazan a China con posibles sanciones a los derechos humanos.

La Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong, aprobada por el Senado y la Cámara de Representantes, somete a un escrutinio más estricto el trato especial del que goza Hong Kong en virtud de la ley estadounidense, en función del grado de autonomía de Hong Kong con respecto de Pekín.

Un segundo proyecto de ley, también aprobado por ambas cámaras, prohibe la exportación de municiones de control de multitudes, incluidos gases lacrimógenos, balas de goma y pistolas paralizantes, a la policía de Hong Kong.

Tras la firma de los dos proyectos de ley por parte de Trump, China anunció que tomaría “firmes contramedidas” si Estados Unidos continuaba interfiriendo en asuntos de Hong Kong.

Hong Kong ha estado inmersa en protestas masivas contra el gobierno durante seis meses.

Comenzaron con la oposición a un proyecto de ley de extradición que, ahora retirado, enviaría a los sospechosos a la China continental, que más tarde se convertiría en peticiones de mayor autonomía respecto de China, así como una investigación independiente sobre el uso de la fuerza por parte de la policía durante las protestas.

The Straits Times

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com