China vinculada con la adquisición de una fábrica de drones italiana.

Una empresa de defensa con sede en Italia que ha suministrado pequeños aviones no tripulados a las fuerzas especiales del país fue adquirida silenciosa e ilegalmente por empresas estatales chinas, según han denunciado los investigadores italianos.

Seis directivos de una empresa italiana que fabrica drones de uso militar para la OTAN han sido denunciados ante la fiscalía tras una larga investigación de la policía de delitos financieros. Un funcionario nombró la empresa como Alpi Aviation.

Alpi Aviation produce el UAV Strix en sus instalaciones de Pordenone, en el norte de Italia. Las Fuerzas Aéreas italianas han utilizado el UAV en Afganistán. Pesa 10 kilogramos, tiene una envergadura de 3 metros y puede transmitir imágenes de vídeo e infrarrojas en tiempo real. Se tarda 8 minutos en montarlo y luego se puede lanzar por catapulta. Está equipado con un paracaídas para el aterrizaje.

Los investigadores dijeron que una empresa con sede en Hong Kong compró en 2018 una participación del 75 por ciento en la firma a un precio inflado. También alegan que la empresa con sede en Hong Kong estaba controlada por una serie de participaciones corporativas.

Trabajando a través de los niveles de propiedad, la policía dijo que descubrió que los verdaderos propietarios de Alpi Aviaton eran “dos importantes empresas de propiedad gubernamental en la República Popular de China.”

El comunicado decía que la venta violaba la llamada ley del Poder Dorado de Italia, según la cual las empresas de defensa, así como las compañías estratégicas en sectores críticos como la energía y las telecomunicaciones, sólo pueden venderse fuera de Italia con un permiso específico del gobierno.

Alpi Aviation figuraba en la lista del Ministerio de Defensa italiano como uno de sus proveedores, por lo que estaba amparada por la ley, dijo el coronel Stefano Commentucci, de la policía fiscal italiana.

En un comunicado de la policía se afirma que la empresa no notificó al gobierno italiano el cambio de propiedad en 2018, una operación que calificó de “opaca” y diseñada para ocultar la nueva propiedad no italiana.

La adquisición solo se comunicó al Ministerio de Defensa dos años más tarde después de que los funcionarios del ministerio hicieran averiguaciones, agregó la declaración.

La empresa también infringió la ley italiana sobre exportaciones de defensa al no informar al gobierno cuando exportó temporalmente un avión no tripulado para su exhibición en una feria comercial de Shanghái en 2019, dijo la policía. Al catalogar el UAV como un “modelo de avión”, la firma evitó las limitaciones a las exportaciones establecidas por la ley, agregó la declaración.

Los abogados de la empresa negaron el jueves las acusaciones, afirmando que los directivos de Alpi Aviation no habían violado la ley Golden Power, ni la empresa había roto las normas sobre la exportación de armas. Los abogados dijeron que el cambio de propiedad era “transparente” y reflejaba el “valor real de la empresa”.

Alpi Aviation lleva a cabo investigaciones conjuntas sobre drones militares con Leonardo, la empresa de defensa controlada por el Estado italiano dijo un funcionario de la policía.

En su declaración, la policía dijo que Alpi Aviation había sido comprada no como una inversión sino “exclusivamente para la adquisición de sus conocimientos tecnológicos y de producción, incluidos los militares”, con planes supuestamente en marcha para transferir las instalaciones de producción a la ciudad oriental china de Wuxi.

Tom Kington

6 thoughts on “China vinculada con la adquisición de una fábrica de drones italiana.

  • el 5 septiembre, 2021 a las 10:02
    Permalink

    El daño ya está hecho, China ahora posee el código fuente del programa de vuelo, esto hace que lo tengan que reescribir y codificarlo, lo peor de todo, son los algoritmos de codificación utilizados, esperemos que no se basen en el estándar utilizado por la OTAN, el daño seria aún mucho peor. Ese es otro de los peligros de las empresas privadas con CEOs sin escrúpulos. Las empresas estatales o semiestatales, el mayor peligro son los que son metidos por gobiernos de izquierda, la izquierda puede ser sumamente traidora, estos no solo son correligionarios del izquierdismo internacional, también gustan del dinero…

    Respuesta
    • el 5 septiembre, 2021 a las 20:37
      Permalink

      Pero qué la izquierda. Pocos ejecutivos de empresas de defensa serán de izquierdas, digo yo.
      Aquí lo que se ve es la tradición milenaria de los italianos en aceptar los dineros vengan de dónde vengan.

      Respuesta
      • el 6 septiembre, 2021 a las 10:42
        Permalink

        Sin la traición de socialistas que han transferido secretos militares a la URSS y China, como por ejemplo la Bomba A, Corea del Norte no se hubiese atrevido invadir Corea del Sur, ni Vietnam del Norte a Vietnam del Sur. Los comunistas en vez de fabricarla tres años después de la primera estadounidense, hubiesen requerido al menos entre 10 a 15 años para desarrollarla. Cuando esto ocurre y se dan cuenta, ya es demasiado tarde. En España, el actual gobierno de izquierda y ultra izquierda, ahora tiene el control de empresas de defensa como también, de secretos concernientes a la OTAN.

        Respuesta
  • el 6 septiembre, 2021 a las 12:18
    Permalink

    Tradición milenaria de los italianos en aceptar el dinero venga de donde venga.
    No entiendo de dónde sacas esta afirmación sobre los italianos.

    Respuesta
  • el 8 septiembre, 2021 a las 15:16
    Permalink

    Eso es alta traición a Europa, Italia y la Otan. Espero que esta gentuza sea juzgada y sentenciada con unos cuantos añitos. Este asunto es gravísimo y debe investigarse a fondo y ver cuánto daño han hecho a la seguridad occidental, hay que hacer un severo escarmiento con estos empresarios traidores y codiciosos.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.