China ya cuenta con dos portaaviones en el mar.

Por primera vez, dos portaaviones de la Armada del Ejército  Popular de Liberación (PLAN o Armada China) se encontraban en el mar, al mismo tiempo. Esto ha sucedido la semana pasada.

Hace casi 30 años, cuando China lanzó su primer programa de portaaviones de catapulta (CATOBAR) conocido como Programa 891, nadie hubiera imaginado que un día el país estaría equipado con dos o más portaaviones. Y menos aún, porque el mismo programa fue cancelado por orden política seis años después, en 1995, y el término “portaaviones” se convirtió en un tabú y fue prohibido en todos los documentos internos durante varios años.

Pero esta es una época diferente. 30 años después, y precisamente el 27 de febrero de 2019, dos portaaviones chinos estaban en el mar al mismo tiempo. Y sin embargo, este acontecimiento casi simbólico, si no histórico, ha pasado desapercibido en China, como si fuera insignificante, o como si se tratara de un asunto habitual de costumbre.

Desde mayo de 2018, el veterano portaaviones Liaoning, anteriormente Varyag y hermano del portaaviones ruso Almirante Kuznetsov, ha tenido importantes cambios significativos. Estos cambios han incluido un puente de navegación rediseñado, quizá la primera revisión importante del buque desde su puesta en servicio en septiembre de 2012, entre otras actualizaciones.

Después de varios meses de trabajos de reacondicionamiento, el primer portaaviones de China se puso en marcha nuevamente a finales de enero para una campaña de pruebas de ocho días, seguida por otra, que deberá durar hasta el 10 de marzo.

El Liaoning ha sido seguido rápidamente por su casi-gemelo chino, el Tipo 002 (a veces denominado en China como H/JRZ-002). El pasado 26 de febrero, los medios de prensa de Hong Kong, filmaron a la tripulación del segundo y más reciente portaaviones chino inspeccionando la cubierta de vuelo varias veces y probando los tractores de arrastre con un caza de guerra electrónica Shenyang J-15.

La tarde posterior, bajo una intensa bruma marina, el barco que desplaza 60.000 toneladas abandonó el puerto de Dalian, donde había estado en construcción desde marzo de 2015.

Se desconoce por el momento si el Tipo 002 se unirá a Liaoning en el área de prueba o si el Tipo 002 realizará sus propias pruebas en otra zona como lo sugiere la notificación de navegación de las autoridades chinas.

De todos modos, según una fuente cercana al PLAN, esta quinta serie de pruebas en el mar para el nuevo portaaviones se utilizaría para probar individualmente los sistemas de a bordo, mientras que todas las pruebas relacionadas con la navegación ya habrían concluido.

Henri Kenhmann

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com