Comienzan las pruebas conjuntas del nuevo helicóptero Gray Wolf, el reemplazo del Huey

La Fuerza Aérea completó su primer vuelo de prueba combinado del MH-139A Grey Wolf con el fabricante Boeing el 11 de febrero, según ha informado el servicio en un comunicado ayer 19 de febrero .

Las pruebas realizadas en la Base Aérea de Eglin, Florida, han servido para que los pilotos de la Fuerza Aérea puedan examinar el nuevo helicóptero, que reemplazará al UH-1N Huey de la era de la Guerra de Vietnam, como una aeronave de patrulla de campo que puede llevar misiles o convertirse en un avión de transporte VIP.

“Boeing realizó extensas pruebas de vuelo del Gray Wolf (Lobo Gris) para satisfacer las necesidades de la Administración Federal de Aviación antes de la introducción de tripulaciones mixtas de contratistas y de la Fuerza Aérea”, dice el comunicado. “El programa MH-139A debería completar las pruebas militares iniciales en tierra a finales de este mes”.

El Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea, que está comprando la flota de helicópteros, no proporcionó más detalles sobre lo que hizo el helicóptero durante el evento.

Un destacamento de prueba se instaló en el Campo Duke de Eglin desde el mes de diciembre para realizar el trabajo de pruebas que durarán hasta mediados de 2022. La Fuerza Aérea planea comprar hasta 84 aeronaves operativas y de prueba a un coste de 2.400 millones de dólares, comenzando con ocho helicópteros disponibles en el año fiscal 2021.

El plan de compra del servicio presentado en la solicitud de presupuesto de 2021 muestra que el servicio quiere comprar ocho unidades cada año hasta 2023, y luego aumentar a 15 al año a partir de 2024.

En Eglin, un pequeño número de aviadores están comenzando las pruebas de desarrollo del avión. Cinco pilotos, seis aviadores de misiones especiales y cuatro helicópteros continuarán las pruebas en Florida antes de trasladarse al norte a la Base Aérea de Malmstrom, Montana, para las pruebas operativas el próximo año, ha explicado la teniente coronel Mary Clark, comandante del Destacamento 7 de Eglin, que está supervisando las pruebas de desarrollo junto con el 413° Escuadrón de pruebas de vuelo de la base.

Las tripulaciones asignadas a Eglin provienen de todas las áreas y misiones a las que sirve actualmente el UH-1N.

Todavía quedan cientos de puntos de prueba que cumplir. Cada uno requiere días de trabajo entre bastidores además de las horas de vuelo, con sesiones informativas antes y después de los vuelos, desarrollo del plan de prueba y más.

Este primer plan de prueba es lineal, con requisitos claros que cumplir. A medida que los pilotos comienzan a conocer la aeronave, se centrarán en las características “realmente binarias” del avión, dijo Clark.

La Fuerza Aérea solicitó helicópteros armados y blindados que pueden transportar al menos nueve soldados y navegar a una velocidad mínima de 135 nudos (250 km/h), entre otras especificaciones.

A medida que el programa de pruebas avance, “Comenzaremos a profundizar en su contenido, sus cualidades de manejo, cómo se desempeña la aeronave con diferentes entradas, condiciones y ajustes de potencia”, dijo.

El servicio espera que el esfuerzo de prueba del MH-139 sea significativamente más corto de lo habitual porque el helicóptero está basado en el AW139 civil de Leonardo Helicopter.

“Aunque lo hemos militarizado, la plataforma básica se conoce desde hace mucho tiempo”, dijo Clark.

 Rachel S. Cohen and Brian W. Everstine

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com