Cómo la tecnología ucraniana ha impulsado el desarrollo naval de China.

La cooperación entre las industrias de defensa ucranianas y Pekín se han profundizado desde la venta del portaaviones, ahora Liaoning, construido en época soviética

En 2012, la Armada del Ejército Popular de Liberación de China lanzó su primer portaaviones, el Liaoning. El proyecto despertó gran interés en los medios de comunicación y en los expertos, ya que el Liaoning se construyó en Ucrania en el ocaso de la Guerra Fría, antes de ser vendido a China en 1999, con la condición de que no fuera reequipado para uso militar.

Sin embargo, el Liaoning, anteriormente llamado Varyag, se ha convertido en la base del ambicioso programa de China para diseñar y desplegar sus propios portaaviones. La venta y el reacondicionamiento del Varyag encajan en una importante tendencia posterior a la Guerra Fría: Ucrania, que heredó gran parte de su enorme industria de defensa y empresas de desarrollo de la antigua Unión Soviética, ha llegado a considerar cada vez más a China como su principal cliente.

20 millones de dólares por 30 años de tecnología soviética

El Varyag, originalmente llamado Riga antes de su segundo bautizo en 1990, fue construido en 1985 en el astillero del Mar Negro y botado en 1988, cuando Ucrania formaba parte de la Unión Soviética. Cuando la Unión Soviética se disolvió en 1991, el progreso en el barco sin terminar se detuvo.

Con la llegada del nuevo milenio, el Varyag fue vendido a una empresa ficticia con sede en Hong Kong por solo 20 millones de dólares, una fracción de lo que valía el potencial tecnológico y militar del buque.

El diario South China Morning Post, con sede en Hong Kong, informó que si bien un “hombre de negocios de Hong Kong” involucrado en la compra del barco había prometido que el Varyag no se usaría con fines militares, -el barco iba a ser convertido en un casino flotante- la venta se realizó con un conjunto completo de documentos técnicos de varias toneladas de peso. Los datos técnicos representaban  tres décadas de desarrollo y experiencia en la construcción de grandes buques soviéticos.

En 2005, las autoridades chinas trasladaron el Varyag a Dalian, un importante puerto en la provincia de Liaoning, en el noreste de China, para que fuera reconstruido por la Compañía de la Industria de Construcción Naval de Dalian. El buque fue nuevamente “bautizado” en 2012 con el nombre de Liaoning.

Un caza chino despega del Liaoning.
Alistando talento ucraniano

La venta del Varyag solo representó el inicio de una importante cooperación entre las firmas de defensa ucranianas y el Partido Comunista Chino (PCCh). Para lograr nuevos avances en la tecnología de portaaviones, el PCCh también hizo todo lo posible por atraer a expertos ucranianos a China.

Según un artículo de China.com, publicado en septiembre de 2017, el ingeniero marítimo ucraniano Valery Babich se trasladó a China para trabajar en una empresa de construcción naval china. El artículo se refería a Babich como el “padre” de la primera generación de portaaviones de China, representado por el “Liaoning”, ya que había participado en el diseño de todos los portaaviones de la Unión Soviética, incluido el Varyag, y era considerado como el arquitecto principal de portaaviones en el Astillero del Mar Negro durante muchos años.

Aunque los medios estatales chinos nunca han revelado si Babich comenzó a participar en la construcción de portaaviones chinos y cuándo lo hizo, una declaración emitida por el Gobierno Provincial de Shandong en 2014 proporciona una pista.

En febrero de 2014, el gobierno de la provincia de Shandong, situada en el norte de China, incluyó a Babich en su “Lista de expertos en el Plan de la industria del Monte Tai”.

Lo más probable es que también estén involucrados otros expertos ucranianos, ya que el PCCh está dispuesto a gastar grandes sumas de dinero para atraer talentos navales. 

Tras el lanzamiento del Liaoning, la marina china comenzó a trabajar en un barco similar, el Type 001A. Con un diseño y tecnología mejorados, la construcción del Tipo 001A comenzó a finales de 2013 y se botó menos de cuatro años después, el 26 de abril de 2017. El plazo coincide con el período en el que Babich y posiblemente otros expertos ucranianos, según informó Phoenix News de Hong Kong, probablemente fueron reclutados por el régimen chino para ayudar en el desarrollo naval.

Según el informe de China.com, la empresa china a la que se unió Babich era la Academia Especial de Investigación y Diseño de Buques China-Ucrania (CUSA) en Qingdao, un puerto en Shandong. 

Las noticias de que Babich podría haber estado trabajando para la industria naval china suscitó polémica tras las noticias aparecidas en los medios de comunicación rusos y ucranianos. 

El segundo portaaviones el Type 001A
Profundizando la cooperación

Aparte de los portaaviones, la Armada del Ejército Popular de Liberación ha mostrado gran interés en el desarrollo de destructores avanzados con radares y sistemas de armas modernos, que se utilizan en la propaganda controlada por el PCCh como un “Destructor Aegis chino”. Sin embargo, como muchas otras tecnologías de vanguardia, el régimen chino se ha basado en las importaciones y en las copias para realizar sus últimos diseños.

Según el medio Kanwa Defense Review, el radar de ultrasonidos phased-array, que sirve como “ojos” del destructor y es la parte más crucial del “Aegis chino”, fue desarrollado sobre la  base de los planos proporcionados por el Instituto de Investigación del Sistema Radar ucraniano. En la década de 2000, el desarrollo chino de las turbinas de gas utilizadas en los grandes buques de guerra también procedía de Ucrania, según un artículo publicado en marzo de 2011 por la empresa estatal China Youth Online.

Otras tecnologías militares que China ha adquirido de Ucrania incluyen motores de aviación, aerodeslizadores “Bison”, misiles de crucero de lanzamiento nuclear Kh-55 y el simulador de entrenamiento de aeronaves NITKA basado en portaaviones. En septiembre de 2017, los informes de noticias de circulación interna del régimen chino, conocidos como “referencia interna”, dijeron que a partir de 2012, China había iniciado una cooperación con Ucrania en más de 30 categorías de desarrollos militares.

Olivia Li

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.