¿Cómo serán los próximos aviones de combate de la Fuerza Aérea y la Marina de EE.UU.?

Ambos cuerpos tienen en proceso aviones de combate de sexta generación, y están tratando de no repetir los errores del programa F-35.

El anuncio del nuevo proyecto de avión de combate Tempest del Reino Unido marca otro inicio de los nuevos programas de combate que se pondrán en práctica en la década de 2030. Además del Tempest, está en desarrollo un futuro caza japonés, otro proyecto franco-alemán, y cualquier cosa en la que estén trabajando China y Rusia; Estados Unidos de momento va por delante con no uno, sino dos aviones de combate.

Estos dos programas probablemente permanecerán separados y se convertirán en aviones separados gracias a la lamentable experiencia del F-35 con sus tres variantes. Un nuevo artículo de Defense News analiza lo que se conoce y lo que se desconoce sobre los dos nuevos cazas futuros.

El primero es el Contra-Aire Penetrante de la Fuerza Aérea. El PCA es un caza de largo alcance destinado a penetrar en las redes de defensa aérea enemiga junto con bombarderos pesados, proporcionando escolta sobre territorio enemigo. Esta es una misión para la que el F-35, concebido solo una década después del final de la Guerra Fría, nunca fue diseñado para hacer. Se necesitará una aeronave con dos motores y muy largo alcance.

Como señala Defense News, el avión que nace de PCA puede que ni siquiera sea un avión de combate en el sentido convencional. El avión podría ser caza o una nave nodriza para aviones no tripulados. Podría estar diseñado para peleas cuerpo a cuerpo o podría confiar en el sigilo y los sensores para detectar al enemigo primero y maniobrar para un disparo de misiles de larga distancia. La Fuerza Aérea está tratando de mantener una mente abierta y dejar que los requisitos dicten el diseño.

La Fuerza Aérea solicitó 147 millones de dólares para el PCA en 2018, 504 millones en 2019, y según Defense News, ese total aumentará a 3.100 millones en 2022. Se espera que el PCA esté en funcionamiento en la década de 2030. La preocupación es que la Fuerza Aérea comprará varias plataformas de defensa importantes en esos años, incluyendo el F-35, el entrenador TX, el bombardero pesado B-21 y el misil balístico de disuasión estratégico basado en tierra. Para la década de 2030, la Fuerza Aérea comprará 60 F-35 al año, lo que suma unos 5.100 millones de dólares sólo para el F-35. Cómo encaja el PCA en el presupuesto es una buena pregunta.

Mientras tanto, la Marina está buscando un caza para reemplazar el F/A-18 Super Hornet en el futuro. A cada portaaviones de la Armada se le asignan cuatro escuadrones de cazas, y para el año 2030, los portaviones se desplegarán con dos escuadrones de Super Hornets F/A-18E/F y dos escuadrones de F-35Cs. La esperanza es que para la década 2030, un nuevo combatiente, el F/A-XX, reemplazará a los Súper Hornets.

Existe muy poca información sobre el F/A-XX, lo cual es sorprendente si se tiene en cuenta que la Marina originalmente quería una fecha de entrada en servicio para el año 2030. Esa fecha de entrega ahora parece poco probable. El F/A-XX podría ser un avión tripulado, no tripulado u opcionalmente tripulado. La Marina también querrá un caza bimotor de largo alcance que pueda operar más allá del alcance de las armas terrestres, como los misiles balísticos anti-buque de largo alcance DF-21 y DF-26. Mientras que el PCA de la Fuerza Aérea probablemente irá más en la dirección de un caza de superioridad aérea con alguna capacidad aire-tierra, el F/A-XX probablemente será igualmente capaz contra amenazas aéreas, terrestres y marítimas. Al igual que la Fuerza Aérea, la Marina mantiene abiertas sus opciones.

¿Podrían los dos servicios militares colaborar en un avión de combate común para ahorrar costes? Es extremadamente poco probable. Los dos servicios seguramente establecerán prioridades diferentes que exigen aviones separados. Y lo que es más importante, los dos departamentos deben evitar repetir los errores del F-35, donde el deseo de simplificar el proceso haciendo que un solo caza pueda reemplazar a los F-16, A-10, F/A-18C Hornet y Harrier en realidad complicó el programa, aumentó los costes y retrasó la fecha de entrega. El PCA y el F/A-XX pueden utilizar algunas de las mismas tecnologías, incluyendo el mismo motor, pero casi con toda seguridad serán aviones diferentes.

5 comentarios sobre “¿Cómo serán los próximos aviones de combate de la Fuerza Aérea y la Marina de EE.UU.?

  • el 19 julio, 2018 a las 10:57
    Permalink

    ¡¡¡A saber!!!!….. lo que esta claro, es que conjunto no vuelven a tener un avion de combate, los requisitos lo hacen inviable, si no hubiera sido por la versión B, el Lighting seguramente habría terminado bimotor como preferia la armada y para la USAF como avión de ataque aún mejor, dado la escasez de F22

    Respuesta
  • el 19 julio, 2018 a las 12:49
    Permalink

    Todo esta bien, pero cuando empiezan a producir los aviones furtivos que superen la velocidad de la luz. Están en proyecto o solo en la imahinacion

    Respuesta
    • el 19 julio, 2018 a las 15:33
      Permalink

      Que superen!! la velocidad luz?? O sea que vamos a pasar de aviones que en vez de a 3.000 kms/hora vayan a 300.000 km/SEGUNDO jajaja Para cuando quieran seleccionar objetivo y pulsar el botón de disparo ya están en Marte compadre….
      Creo que todavía estamos lejos de esa tecnología

      Respuesta
  • el 19 julio, 2018 a las 16:28
    Permalink

    Y España que?? Debe apostar ya x algún proyecto pues tanto los F-18 como los Harrier están llegando al final d su vida útil. El proyecto franco-aleman no nos deja a Italia, España, G.Bret.y Suecia meter baza x lo cual el proyecto inglés es el que mejor colaboración dejaría e Italia G.Bret. y España necesitan un modelo a su vez embarcado. El resto es compromiso!!

    Respuesta
  • el 19 julio, 2018 a las 18:02
    Permalink

    Gran Bretaña a Italia (si los políticos no lo echan a perder) no precisan nuevos aviones embarcados (ambos STOVL) ni ahora ni en próximas décadas, ya que aún ni siquiera han incorporado sus esperados F35B a sus buques portaaeronaves.
    Y si España quiere mantener la aviación embarcada, también tendrá que optar a medio plazo por el F35B.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com