Con la compra de los F-16V estadounidenses, Eslovaquia se aleja de los sistemas de armas rusos.

Eslovaquia, como miembro de la OTAN, está en camino de comprar 14 aviones de combate Lockheed Martin F-16V para reemplazar sus aviones MiG-29 en un esfuerzo amplio para romper con Rusia, informó ayer lunes un funcionario del Ministerio de Defensa de Eslovaquia.

En una entrevista al margen del Foro de Seguridad Internacional de Halifax, el secretario de estado eslovaco Róbert Ondrejcsák, dijo sobre la relación industrial de  defensa rusa: “Estamos cortando tan rápido como podemos”.

“La conexión más importante con Rusia sigue siendo el MiG-29, de fabricación rusa, y es lo que estamos cortando con la decisión de comprar los F-16V”, añadió.

Dos MiG-29 de Eslovaquia

En esta misma línea, Eslovaquia también espera recibir otros cinco helicópteros Sikorsky UH-60M Black Hawk, lo que completa la compra a nueve aparatos. (Los planes a largo plazo prevén al menos 18 helicópteros multifunción para sustituir al Mi-17 de diseño soviético, aunque todavía no se ha seleccionado ninguna plataforma).

Eslovaquia volará los helicópteros UH-60 y Mi-17 durante varios años, hasta que el UH-60 que se incrementa sea la única plataforma.

Helicóptero UH-60M Black Hawk

Eslovaquia formó parte del bloque soviético durante la Guerra Fría, pero más tarde, se unió a la Unión Europea y a la alianza militar de la OTAN en 2004.

Los funcionarios eslovacos entienden que la compra de hardware estadounidense refuerza su relación estratégica.

Helicóptero de fabricación rusa MI-17 de Eslovaquia

Más allá de Estados Unidos, los líderes de Eslovaquia y la República Checa anunciaron en septiembre que ambos países se unirán en la compra conjunta de armas y equipo militar. Los dos países centro europeos, han aumentado sus respectivos presupuestos de defensa tras la intervención militar rusa en la parte oriental de Ucrania y su anexión de la península de Crimea en 2014.

Respecto a la compra de los aviones F-16V, se espera que el gobierno eslovaco agilice los trámites legislativos y el contrato en los próximos meses para garantizar la entrega oportuna de los primeros F-16 en 2022 o 2023.

Eslovaquia impulsada por los costes de mantenimiento, decidió hacer un cambio del MiG-29 Fulcrum por aviones más modernos y finalmente eligió el F-16V en lugar  del Saab Gripen basándose en el precio y el análisis interno, según Ondrejcsák.

El anuncio se produjo en el mes de julio después de que el Departamento de Estado aprobara en abril la posible venta de 14 F-16V del bloque 70/72 para Eslovaquia.

Así mismo, también se están llevando a cabo negociaciones para que Estados Unidos mejore los aeródromos eslovacos en Sliač y Malcky  que se encuentra en el centro y al oeste de Eslovaquia.

“Lo tomamos como una situación en la que todos salimos ganando porque están invirtiendo en infraestructura, que también es crucial para nosotros”. Porque en caso de posibles operaciones, están disponibles para los países Aliados”.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos ha aumentado las inversiones que le permitirían desplegarse en bases aliadas en Europa del Este y operar cerca del flanco occidental de Rusia. Las mejoras en los campos aéreos ya han incluido bases aéreas asociadas en Hungría, Estonia y otros lugares.

A medida que Eslovaquia actualiza sus pesadas unidades mecanizadas, también está explorando la modernización de su flota de carros de combate principales T-72, agregó Ondrejcsák, en lugar de esperar a que se desarrolle la próxima generación de MBT. Por el momento no se ha seleccionado ninguna plataforma.

Tanque T-72 eslovaco

“Los actualizaremos a los estándares más altos posibles, lo que les permitirán operar en el marco de la brigada mecanizada”, señaló.

Defense News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.