Con su programa de F-35 en el aire, los pilotos turcos comienzan a entrenar en EE.UU.

Pilotos y mecánicos turcos han llegado a la Base Luke de la Fuerza Aérea en Arizona para comenzar a entrenar en sus dos primeros aviones de combate F-35, pero se han encontrado con una sorpresa: los aviones permanecerán bajo custodia estadounidense al menos durante el próximo año, dijo el Pentágono ayer lunes.

Los aviones fueron llevados a la Base de Arizona por pilotos de Lockheed Martin la semana pasada, lugar que alberga el programa de entrenamiento para socios internacionales del F-35. Es probable que los pilotos de Turquía realicen en ellos su primer vuelo en aproximadamente un mes, después de que completen un entrenamiento inicial en aulas y simuladores, dijo el teniente coronel de la Fuerza Aérea, Mike Andrews, portavoz del Pentágono. La finalización del entrenamiento completo de pilotos, que es una condición para que Turquía asuma la custodia de los aviones, requiere entre uno y dos años, dijo Andrews.

Sin embargo, es posible que Turquía no reciba los aviones ni siquiera después de que se haya completado el entrenamiento. El Senado aprobó el texto del proyecto de ley de autorización de defensa de 2019 que bloquearía la venta de los aviones a Turquía basándose en las preocupaciones de Estados Unidos sobre la compra por parte de Turquía de un sistema ruso de defensa aérea y de misiles de largo alcance S-400. La Cámara aún tendría que estar de acuerdo con el texto en la versión final del proyecto de ley.

Ambas opciones, transferir los aviones o bloquearlos, tienen posibles consecuencias negativas. Si Turquía obtiene la custodia, podría llevar a Rusia a obtener información técnica sensible sobre la aeronave a través del sistema S-400. Si se bloquea la transferencia del F-35, podría provocar una agitación del aliado de la OTAN hasta el punto de restringir y cerrar el uso de la base aérea turca de Incirlik. Estados Unidos ha dependido de esta base para llevar a cabo su campaña aérea contra el Estado Islámico en Siria.

“Siguiendo los acuerdos establecidos, el gobierno de Estados Unidos mantiene la custodia del avión hasta que la propiedad sea transferida al socio”, dijo el coronel del Ejército Rob Manning, portavoz del Pentágono. “El gobierno no ha tomado una decisión sobre la futura participación de Turquía en el programa F-35 Joint Strike Fighter”.

Turquía ha sido un socio en el programa desde el año 2002 y tiene planes de adquirir 100 aviones.

Hasta que la Casa Blanca o el Congreso den instrucciones claras, el programa continuará, dijo Andrews.

“El departamento no va a hacer comentarios sobre la legislación propuesta. Hasta que algo cambie, los pilotos turcos continuarán sus estudios de vuelo en Luke”.

Air Force Times

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com