Concluye la “Semana de Entrenamiento Multinacional contra Artefactos Explosivos Improvisados”

La iniciativa ha reunido a los máximos expertos en neutralización de artefactos explosivos de la Task Force Besmayah y también a desactivadores iraquíes.

Con el ánimo de poner en común técnicas, conocimientos y procedimientos relativos a la desactivación de artefactos explosivos, así como al reconocimiento de zonas urbanas, varios equipos de los contingentes español, británico y portugués, acompañados por militares iraquíes de la Escuela contra Artefactos Explosivos y por personal norteamericano de la organización JIDO (Joint Improvised-Threat Defeat Organization) han desarrollado, durante los últimos días, numerosas jornadas conjuntas en las instalaciones del campo de maniobras de Besmayah.

El pasado sábado día 25 de marzo los equipos participantes se reunieron para desarrollar un taller de trabajo en el que el objeto de estudio fue la resolución de un incidente cuyo origen se cifraba en un ataque con diversos tipos de munición. Durante las horas que duró el encuentro tanto los militares españoles y británicos, especialistas en desactivación de explosivos (EOD) como los asesores norteamericanos de la JIDO tuvieron ocasión de confrontar soluciones diversas y de explorar cuáles son las afinidades y las diferencias que existen entre los procedimientos que suelen emplear para resolver este tipo de situaciones.

Durante la jornada del lunes, los equipos EOD británico y español, en el que se integró un TEDAX de la Guardia Civil, llevaron a cabo un reconocimiento del área R6 del campo de maniobras de Besmayah con el objetivo de preparar las actividades que tendrían lugar en los días siguientes con la participación de personal militar iraquí. Ya en presencia de los EOD iraquíes y con la colaboración, así mismo, de diversos miembros del contingente portugués, los ingenieros británicos comenzaron el ejercicio programado con la inspección de una zona urbana en la cual se encuentra un artefacto explosivo improvisado que deberá ser neutralizado por el equipo EOD español. Durante la práctica, los militares iraquíes han podido interactuar con los equipos aportados por el contingente español, es decir, con el robot TEODOR y con el cañón disruptor AVL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *