Corea del Norte prueba con éxito un nuevo misil balístico lanzado desde un submarino

Corea del Norte ha confirmado haber probado con éxito un nuevo misil balístico lanzado desde un submarino (SLBM) desde el mar para contener las amenazas externas y reforzar la autodefensa, antes de las nuevas conversaciones nucleares con Estados Unidos.

El lanzamiento del miércoles fue el más provocativo por parte de Corea del Norte desde que reanudó el diálogo con Estados Unidos en 2018 y un recordatorio por parte de Pyongyang de la capacidad armamentística que ha estado desarrollando agresivamente, incluyendo los misiles balísticos intercontinentales, dijeron analistas.

El líder norcoreano Kim Jong Un “envió una calurosa felicitación” a los científicos de defensa que realizaron la prueba, dijo la agencia estatal de noticias KCNA, indicando que no asistió al lanzamiento como lo ha hecho en pruebas anteriores de nuevos sistemas de armas.

El nuevo tipo de SLBM, llamado Pukguksong-3, fue “disparado en modo vertical” en las aguas de la ciudad oriental de Wonsan, dijo KCNA, confirmando una evaluación de los militares de Corea del Sur el miércoles de que el misil fue lanzado en una trayectoria elevada.

“El nuevo y exitoso sistema de pruebas de fuego de SLBM viene a ser de gran importancia, ya que marcó el comienzo de una nueva fase para contener la amenaza de las fuerzas externas a la RPDC y reforzar aún más su fuerza militar para la autodefensa”, dijo KCNA.

La prueba “no tuvo un impacto adverso en la seguridad de los países vecinos”, aseguró la KCNA, pero no dio otros detalles sobre el lanzamiento.

Las fotos publicadas en el periódico oficial Rodong Sinmun del Norte, cuyas dos primeras páginas presentaban la prueba, mostraban un misil pintado en blanco y negro que despejaba la superficie del agua, y luego el motor del cohete se encendía para impulsarlo hacia el cielo.

Una portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos hizo un llamamiento a Pyongyang para que “se abstenga de provocaciones” y  mantenga su compromiso con las negociaciones nucleares.

Corea del Sur ha expresado su gran preocupación y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha condenado el lanzamiento diciendo que era una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Corea del Norte rechaza las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que prohíben a Pyongyang el uso de tecnología de misiles balísticos, diciendo que son una violación de su derecho a la legítima defensa.

Las conversaciones destinadas a desmantelar los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte se han estancado desde que una segunda cumbre entre Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Vietnam, en febrero, se rompió en desacuerdo sobre el desarme nuclear.

Corea del Norte disparó el misil horas después de anunciar que reanudaría las conversaciones con Estados Unidos mediante la celebración de negociaciones a nivel de trabajo el 5 de octubre.

El principal negociador nuclear de Corea del Norte, Kim Myong Gil, llegó el jueves al aeropuerto de Pekín con otros funcionarios norcoreanos y reservó vuelos a Estocolmo, Suecia, informó la agencia Yonhap, citando a un funcionario del aeropuerto.

“Vamos a las negociaciones a nivel de trabajo entre la RPDC y Estados Unidos”, dijo el negociador Kim a periodistas en Pekín, según Yonhap. “Ha habido una nueva señal del lado estadounidense, por lo que vamos con grandes expectativas y optimismo sobre el resultado”.

‘CON CAPACIDAD NUCLEAR’

El Pukguksong-3 parece ser un nuevo diseño que ha mejorado el alcance y la estabilidad en comparación con una versión probada en 2016, dijeron los analistas.

Probablemente fue lanzado desde una plataforma de prueba y no desde un submarino, que sería la etapa final de la prueba, dijo Kim Dong-yub, experto militar del Instituto de Estudios del Lejano Oriente en la Universidad de Kyungnam en Seúl.

La agencia estatal de noticias KCNA publicó fotos y un informe en julio del líder Kim Jong Un inspeccionando un gran submarino de nueva construcción, pero una fuente militar surcoreana no identificada dijo el jueves que el submarino parece estar todavía incompleto.

La ausencia del líder Kim Jong Un en la prueba es “extremadamente inusual”, dijo Kim, de la Universidad de Kyungnam, probablemente destinada a contener las consecuencias políticas que podrían dar lugar a que las próximas conversaciones se desmoronen antes incluso de que comiencen.

El miércoles, el ejército de Corea del Sur dijo que el misil voló 450 km (280 millas) y alcanzó una altitud de 910 km (565 millas). Probablemente era un arma de clase Pukguksong, como se conocían a los primeros misiles balísticos lanzados por submarinos (SLBM) que se estaban desarrollando en el Norte.

El ministro de Defensa de Corea del Sur, Jeong Kyeong-doo, comentó que el Pukguksong, o Estrella Polar en coreano, habría tenido un alcance de unos 1.300 km (910 millas) en una trayectoria estándar.

La última versión del Pukguksong podría ser el misil norcoreano de mayor alcance que utiliza combustible sólido y el primer misil con capacidad nuclear que se ha probado desde noviembre de 2017.

Corea del Norte ha estado desarrollando motores para cohetes que queman combustible sólido, lo que tiene ventajas en el uso militar en comparación con el combustible líquido porque es estable y versátil, lo que permite almacenarlo en misiles hasta que estén listos para su lanzamiento.

Reuters

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com