Corea del Sur confía en un acuerdo con Indonesia sobre los cazas a pesar del incumplimiento.

Indonesia está incumpliendo el acuerdo con Corea del Sur para la construcción de aviones de combate, y está aplazando su contribución al proyecto entre ambos países por un valor de al menos 8 billones de wones (7.100 millones de dólares), no obstante, Seúl confía en poder gestionar el proyecto sin el país del sudeste asiático.

El programa KF-X, en el que Corea tiene el 80 por ciento de las acciones mientras Indonesia aspira al 20 por ciento y a los conocimientos tecnológicos, está previsto que presente su prototipo de avión el viernes, pero Indonesia sólo ha pagado hasta ahora 22 millones de dólares, aproximadamente el 13 por ciento de lo que le corresponde.

Al parecer, Indonesia ha pedido a Corea que reduzca su carga a la mitad o que apruebe un préstamo, y que ayude a construir líneas de producción locales, aunque el gobierno coreano niega haber recibido tal petición.

Se espera que el ministro de Defensa indonesio, que asistirá a la ceremonia de presentación del prototipo en Corea, aborde la disputa con su homólogo coreano. Indonesia no ha dado detalles sobre el recorte. Se dice que la economía local, que ahora se tambalea por las repercusiones del COVID-19, es una de las razones.

“Todavía no hay nada, ningún cambio material en el contrato entre los dos países. Todavía estamos estudiando qué podemos hacer al respecto”, ha declarado un alto funcionario de Seúl.

El director general a cargo del programa en la agencia de adquisición de armas ha sido más claro sobre la posible retirada de Indonesia del proyecto.

“Incluso si llegamos a cesar la colaboración, el programa seguirá adelante”, dijo el director general en febrero, cuando informaba a los periodistas en el centro de producción del KF-X para mostrar los preparativos de última hora para la ceremonia de presentación del viernes, que tendrá lugar en el mismo lugar en Sacheon, provincia de Gyeongsang del Sur.

Avión de combate KF-X.

La confianza de Corea radica en que puede construir prototipos de aviones, sin ayuda de Indonesia, para probarlos antes de iniciar la producción en masa, que podría comenzar como muy pronto en 2026. Corea espera fabricar 120 cazas. Indonesia, que recibirá un prototipo junto con los conocimientos tecnológicos, es responsable de 48.

Además, Corea no tendría que hacer frente a un aumento de los costes de la producción en masa incluso si Indonesia se retira del compromiso, según un alto funcionario de Seúl familiarizado con el proyecto.

“Supongamos que Indonesia se retira -aunque eso no es lo que creemos que sucederá o debería suceder-, los costes totales de toda la flota no se verán tan afectados como algunos dicen”, afirmó.

Un funcionario de la agencia de adquisición de armas dijo que Corea tampoco tendría que devolver lo que Indonesia ha pagado, ya que su contrato impide tal acción en caso de incumplimientos recurrentes. Pero se trata de un mero detalle técnico sobre el que la agencia consultará con Indonesia, dijo el funcionario.

Sin embargo, el gobierno de Seúl está tratando de resolver la situación con Indonesia, dijo la agencia.

Seúl está tratando de acoger a Indonesia, el mayor comprador de armas de Corea. Supuso el 17 por ciento de las exportaciones de armas de Corea entre 2014 y 2018, según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo.

“Romper la asociación -que es esencialmente darle la espalda a Indonesia- no es un movimiento inteligente”, dijo un funcionario de Seúl, y agregó que también afectaría la iniciativa a largo plazo de Corea para tallar su presencia en el mercado aeroespacial.

Choi Si-young

3 thoughts on “Corea del Sur confía en un acuerdo con Indonesia sobre los cazas a pesar del incumplimiento.

    • el 6 abril, 2021 a las 21:03
      Permalink

      Es que el programa KF-X es de un caza 4,5 no tiene nada que ver con el FCAS que sera un 6ª generación. Y si el FCAS no sale lo tiene mal la industria europea seria el fin de Airbus military y tendria en el caso de España que mirar cazas rusos o chinos y es mal negocio. Porque si el FCAS no sale el Tempest con menos fondos lo lleva peor. Y Francia no veo alargando la vida de los Rafales 40 años más y lo que esta claro es que no piensan compara nada fuera, seria el fin de la industria aeronautica de Francia. Tambien lo tienen facil una de las cosas más complicadas el motor es el de los F-18E

      Respuesta
  • el 7 abril, 2021 a las 00:41
    Permalink

    Este tipo de caza es lo que todo el mundo debería buscar sin complicarse más la vida con un exceso de tecnología stealth.
    Un caza bimotor lo más avanzado posible en potencia y consumo y maniobrabilidad. Con capacidad de supercrucero.
    Aplicar las mejores tecnologías actuales en motores, diseño, aerodinámica y avionica sobre la base de un cuarta generación sin exceso de complicaciones como en el F35 y al menor coste posible.
    Creo que en un caza principal de superioridad aérea se puede prescindir del furtivismo. Complica mucho menos el diseño y los costes. Para esas tareas ya están otro tipo de bombarderos y aviones.
    Además los misiles tienen cada vez mayor alcance y tecnología.
    La mayoría de naciones usarán sus cazas principales para patrulla y defensa del territorio. No para atacar a nadie por sorpresa.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com