Corea del Sur construirá un nuevo barco LPH para aviones de despegue corto y aterrizaje vertical.

Corea del Sur lanzará una nueva versión de un buque de desembarco de cubierta grande desde el que podrá operar aviones de despegue corto y aterrizaje vertical a finales de la década de 2020, en medio de las construcciones navales de China y Japón.

La decisión se tomó durante una reunión el 12 de julio en la que participaron los principales miembros de la junta directiva presidida por el General Park Han-ki, presidente del Estado Mayor Conjunto. El sentimiento antijaponés en Corea del Sur está ganando terreno ante las restricciones de Tokio a la exportación de materiales de alta tecnología a Corea del Sur.

“El plan de construcción de la nave LPH-II ha sido incluida en un plan de aumento de fuerzas a largo plazo”, dijo un portavoz de la Junta de Jefes de Estado Mayor.

“Una vez que se complete una investigación preliminar dentro de un par de años, se espera que el plan de construcción naval se incluya en la lista de adquisiciones a medio plazo”, agregó.

El nuevo LPH se debe reacondicionar para desplazar 30.000 toneladas, el doble de la capacidad de los dos LPH (Landing Platform Helicopter) actuales, el Dokdo y el Marado, con 14.500 toneladas de desplazamiento cada uno. El buque de transporte será también más grande que las 27.000 toneladas de desplazamiento asociadas a los destructores portahelicópteros de clase Izumo de Japón.

“Es la primera vez que un portaaviones ligero es perseguido bajo los planes de mejora de la fuerza de Corea del Sur”, dijo Kim Dae-young, analista del Instituto de Investigación de Corea para la Estrategia Nacional de Corea. “También es un paso simbólico y significativo para mejorar la capacidad naval del país frente a las amenazas potenciales planteadas por Japón y China”.

LPH Dokdo

Japón tiene previsto para 2023 convertir sus dos destructores de helicópteros de la clase Izumo en portaaviones ligeros desde los cuales puedan operar los aviones F-35B de despegue corto y aterrizaje vertical (STOVL).

China está construyendo dos portaaviones más, además del Liaoning, un antiguo crucero soviético renovado. Una versión modificada del Liaoning se está equipando actualmente en el norte de China, mientras que el otro buque más grande está construyendo sus módulos en un astillero de la ciudad de Shanghai. China también está construyendo un barco de asalto de helicópteros tipo 075 en otro astillero en la misma ciudad, mientras continúa fabricando una variedad de submarinos convencionales y de propulsión nuclear.

Corea del Sur compró 40 aviones avanzados F-35A para su Fuerza Aérea en 2014 por 6.750 millones de dólares, y podría comprar 20 más como parte de los planes a medio plazo para la fabricación de armas. Junto con el plan del portaaviones ligero, el ejército está considerando la compra de 20 F-35B más, señaló una fuente de adquisiciones de defensa.

“Un instituto de investigación financiado por el estado está llevando a cabo un estudio piloto sobre la compra de los F-35Bs. Los resultados del estudio se darán a conocer en septiembre. El estudio analiza dos opciones para reemplazar el orden de compra de los F-35A por F-35B,  y comprar 20 F-35 más adicionalmente”.

Se espera que el nuevo portaaviones tenga capacidad para 16 aviones STOVL, 3.000 infantes de marina y 20 vehículos blindados, según la fuente. Se espera que el LPH-II tenga una rampa de lanzamiento estilo salto de esquí.

La Armada de Corea del Sur ya ha lanzado dos LPH de clase Dokdo en un esfuerzo por desarrollar su capacidad operativa en aguas azules, así como para contrarrestar las amenazas de Corea del Norte.

En mayo de 2018, se lanzó el segundo LPH de clase Dokdo con algunas modificaciones respecto a la nave líder. El LPH de 199 metros de eslora, 31 metros de manga y 7 de calado, está equipado con un radar de vigilancia 3D de panel fijo construido por Elta Systems, una subsidiaria de Israel Aerospace Industries, en lugar del radar SMART 3D de Thales a bordo del Dokdo.

En cuanto al segundo LPDH el Marado, su cubierta de vuelo fue adaptada para acomodar dos aviones V-22 Osprey de rotor basculante, mientras que el Dokdo solo podía transportar un V-22.  El Marado también está equipado con dos sistemas de armas de aproximación Phalanx, en lugar del CIWS instalado en el Dokdo.

El LPH de clase Dokdo puede transportar hasta 720 marines completamente equipados, 10 tanques, 10 camiones, siete vehículos anfibios de asalto y tres sistemas de artillería. Puede navegar a una velocidad máxima de 23 nudos (43 km/h) con una tripulación de 300 personas a bordo.

La cubierta tiene también capacidad para dos aerodeslizadores de desembarco tipo LCAC o RSA-II. Bajo la cubierta de vuelo cuenta con un hangar con capacidad para 15 helicópteros (15 UH-60 Black Hawk o 10 SH-60F Ocean Hawk), incluidos dos V-22, mientras que la cubierta principal puede acomodar simultáneamente hasta cinco helicópteros de todos los tipos.

Defense News

4 thoughts on “Corea del Sur construirá un nuevo barco LPH para aviones de despegue corto y aterrizaje vertical.

  • el 23 marzo, 2020 a las 01:03
    Permalink

    Los nuevos buques de guerra anfibia con capacidad de desplegar no sólo helicópteros sino también aviones de combate de ala fija STOVL, resultan desde todo punto de vista la solución operativa a numerosas marinas de presupuestos medios que, por su elevado coste no pueden pretender poseer un portaaviones clásico. Por supuesto estos buques no son portaaviones, es decir su función no consiste en transportar, desplegar y sostener las operaciones de una pequeña fuerza aérea (dependiente del tamaño y capacidad portante del buque) tanto en alta mar como allende los mares. Pero su alta polivalencia los capacita para poder desplegar apoyo aéreo propio para las operaciones anfibias. Asimismo, si se incrementa la cantidad de aviones de ala fija respecto de los helicópteros, pueden actuar limitadamente como portaaviones ligeros y realizar misiones de control marítimo, ataque naval, protección de convoyes, desplegar ataques a costas enemigas y otras operaciones aeronavales.

    Respuesta
  • el 23 marzo, 2020 a las 01:21
    Permalink

    Portaaviones ligeros como los HMS Hermes y HMS Invincible proveyeron eficazmente protección aérea a la flota británica y estableciewron una zona de exclusión aérea alrededor de las islas durante la guerra de la Malvinas (1982). Sus PAC de Sea Harrier lograron establecer superioridad aérea sobre las islas derribando numerosos aviones de combate argentinos, además de realizar ataques a las instalaciones terrestres enemigas, ataque naval con fuego de cañón y apoyo a las operaciones de desembarco en el estrecho de San Carlos, que permitieron el desenlace favorable de la guerra para los británicos. Queda claro la importancia de los portaaviones británicos que, aunque en origen buques especializados en la lucha ASW y con una dotación estándar de escasos 5 aviones y 15 helicópteros, durante la guerra operaron una media de 15-18 Sea Harrier, además de 10 Harrier GR.3 de la RAF en el caso del HMS Hermes. Sin estos buques es muy improbable que Gran Bretaña hubiera recuperado las islas de manos argentinas, aún cuando sus submarinos nucleares de ataque hubieran asegurado una zona de exclusión marítima.

    Respuesta
  • el 23 marzo, 2020 a las 11:33
    Permalink

    Los portaaviones británicos no eran buques muy grandes. El HMS Invencible medía 194 m de eslora y 20500 t de desplazamiento. Por su parte el HMS Hermes era un buque de 236 m de eslora y 23000 t estándar y 28000 t a pc. Corea del Sur cuenta con un LPH (con muchas características que lo asemejan a un LHD) de 199 m de eslora y 14500 t de desplazamiento, capaz de transportar hasta 15 helicópteros medios en hangar, el “Dokdo”, entrado en servicio en 2007. Un segundo buque de la clase, el “Marado” entrará en servicio en 2020, pero presenta algunas modificaciones en sus sistemas de sensores y sistemas de combate que lo hacen más eficaz. A diferencia de su gemelo puede operar hasta dos tilt-rotor Osprey. Además, se ha tomado la decisión de ptoteger su cubierta para la posible operación de cazas F-35B, y podría ser dotado de una rampa de lanzamiento en la proa si fuese necesario. Está previsto un tercer buque.

    Respuesta
  • el 23 marzo, 2020 a las 12:06
    Permalink

    Este nuevo proyecto (LHD-II) es un buque mucho más grande. Con más de 250 m de eslora, desplazará unas 30000 t y quizá en su etapa de diseño sean incorporadas característica especificas para operar aeronaves STOVL, como depósitos de combustible más grandes, pañoles de armas para los aviones y talleres de mantenimiento. Estas características internas posibilitará que pueda operar como portaaviones ligero. Si fuese asimismo dotado de buena velocidad, digamos unos 28/30 nudos, Corea del Sur poseería un buque altamente polivalente, capaz de actuar como buque de guerra anfibia y portaaviones ligero, y realizar operaciones no sólo en aguas circundantes respecto de una estrategia ofensiva con Corea del Norte, sino también asumir responsabilidades defensivas y ofensivas en aguas más lejanas, como el mar de la China Oriental, mar de Filipinas y océano Pacífico Norte en conjunción con otras fuerzas aliadas, como Japón o EEUU.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com